4 Min de lectura | 2020 ha sido un año complejo, pero estos personajes de videojuegos nos han ayudado a superarlo dándonos momentos de tranquilidad y entretenimiento.

Si hay un año en el calendario de nuestra vida en el que los videojuegos se han convertido en algo imprescindible, ese es 2020: la limitación de las relaciones sociales y la imposibilidad de hacer planes en el exterior han acotado aún más nuestras alternativas de ocio, acentuando la importancia que tienen estos en nuestra vida.

Y con todo, a lo largo de los últimos 12 meses se han lanzado títulos que nos han permitido relajarnos y disfrutar de nuestro tiempo libre.

Te dejamos una lista con los protagonistas que nos han ayudado a superar con más fuerza y calma este año gracias a su carisma, a su personalidad y a sus historias entretenidas y que nos han atrapado durante horas y horas.

Tom Nook

La llegada de Animal Crossing: New Horizons no pudo ser más idónea: en pleno marzo, cuando nos empezamos a acostumbrar a quedarnos en casa, el juego nos brindó la tranquilidad, la calma y el buen rollo que justo necesitábamos.

Tener que gestionar nuestra propia isla construyendo las instalaciones, cuidando los árboles y las plantas, ayudar fielmente a nuestros vecinos, ser testigo del progreso de nuestro pueblo… fue algo inspirador. Y si alguien brilló por encima de todos fue Tom Nook.

El famoso mapache emprendedor volvía a nuestra vida de la única forma que sabía hacerlo como personaje de videojuego: dándonos una casa e hipotecándonos casi de por vida, obligándonos a trabajar cada vez más y a atender a nuestras obligaciones, eso sí, con la mejor de las intenciones. Y al final, se agradece que sus planes de convertirse en un hombre cada día más rico nos hayan hecho tanto bien.

Cloud

23 años desde que saliera el original, la remasterización de Final Fantasy VII tenía una intención bien clara: homenajear al que para muchos es el videojuego que más le marcó en su infancia. Y a pesar de la dificultad de adaptar un juego tan antiguo a la tecnología moderna con una jugabilidad sensiblemente diferente, el objetivo se logró.

Y pudimos ver a un Cloud más brillante que nunca: su lealtad, su empatía y su sentido de la justicia volvieron a hacernos sentir aquello de cuando éramos casi unos niños. Y la invasión del sentimiento de nostalgia llegaba cuando más se requería.

Ellie

La última vez que estuvimos con ella, era una niña que estaba madurando, y en su regreso volvió ya hecha una mujer total.

La historia de superación de Ellie de The Last of Us 2 es magnífica, y la narrativa del juego volvía lucir como ya hizo en su entrega anterior. En un universo apocalíptico con los humanos matándose entre ellos, la humanidad de la protagonista —que no dudaba en acudir al terror si lo necesitaba— nos dio esperanza e ilusión.

El dolor que entrañan las circunstancias que le rodean en el título y el hecho de haberlas superado la convierten en un verdadero ejemplo a seguir, en un personaje icónico que ha contribuido a hacer más pasajero este difícil 2020.

Óliver Atom

Hacía mucho tiempo que los futbolistas más famosos de la historia del anime japonés no tenían un videojuego. Y este 2020 nos daba la oportunidad de revivir, una vez más, la pasión y la entrega que Tsubasa Ōzora (Óliver Atom, para los seguidores hispanos) ponía en todos sus partidos de fútbol.

El título de fútbol homónimo, más en clave arcade que de simulación, nos da la opción tanto de jugar partidos amistosos como de crear nuestro propio personaje, de modo que siempre podremos cumplir nuestros sueños de la infancia de vestirnos con la elástica del Newpi y compartir vestuarios con Óliver, Bruce Harper, Benji Price y cía.

Doom Slayer

El Unchained Predator volvía a tener protagonismo y esta vez venía con un traje de pretor con mejores prestaciones (hoja ejecutora, equipo lanzador, más armas). Y en Doom Eternal es más violento, desgarrador y vehemente que nunca.

El mayor aliado de la humanidad en su batalla contra el infierno permitió desahogarnos a base de violencia descarnada y una jugabilidad más completa que en entregas anteriores.

Además, pudimos seguir ahondando en su personalidad, un apartado que siempre se había dejado de lado para centrarse en la acción y la jugabilidad.

Jin Sakai

El protagonista de Ghost of Tsushima es frío, reservado, calmado y bastante estoico, algo normal teniendo en cuenta que se crió desde joven para ser un samurái: sus emociones no podían salirse de los límites que él impusiera y la arrogancia debía arrojarla desde el primer momento en que la sintiera.

Aun así, su cruzada contra los mongoles le obligó a ser versátil y abandonar esa rectitud para darle la paz a su pueblo.

A pesar de tener un código de honor bastante rígido y parecer bastante estable, hay momentos de la historia donde los acontecimientos más tristes sacan a la luz lo que realmente es: un humano que conquistó los corazones de todos los que revivieron su historia de guerra, sufrimiento y traición.

Ichiban Kasuga

Ya había sido uno de los personajes centrales en Yakuza Online, pero la verdadera oportunidad le llegaría en la última entrega, en Yakuza: Like a Dragon, título en honor al tatuaje que lleva en la espalda.

Este corpulento japonés es capaz de dominar cualquier estilo de lucha, tiene una personalidad férrea y es fuertemente leal a los suyos.

Por eso, cuando descubre que el hombre que se lo dio todo y por el que fue la cárcel resulta haber traicionado a su clan, hace todo lo posible por reparar sus daños y devolver al Tojo al lugar al que le pertenece. Su confianza en sí mismo y su constancia para conseguir todo lo que se propone ha sido una inspiración para todos los que disfrutaron del último Yakuza.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE