4 Min de lectura | G2 Esport vuelve a alzarse como dueño y señor de la LEC de League of Legends y Rogue se cuela como única alternativa a los samuráis empatado a victorias.

Habría que remontarse, primero a 2018 y luego a 2015 para ver un campeonato de LEC (antiguamente LCS) en el que G2 no quedase como campeón de Europa. Sin contar con la excepción de 2018, en el que Fnatic logró arrancarle el trofeo en primavera a los mismísimos samuráis y en verano al Schalke 04, el equipo comandado por el español Carlos Rodríguez Ocelote habría conseguido 8 títulos consecutivos… ¡e iría camino del noveno!

Este 2021 empezaba interesante en el continente antiguo. Los seguidores del League of Legends competitivo tenían ganas de comprobar si, tras el fichaje de Rekkles por G2, estos ampliarían aún más la brecha respecto a sus competidores. Y a pesar de que su impacto se ha notado en el vigente campeón — 5 MVP, el jugador con más kills en una partida, el que mayor KDA tiene, el cuarto que más farmea— y ha podido reforzar su botlane, lo cierto es que su impacto ha quedado eclipsado por el brillante y regular nivel de Rogue, que empata a victorias en la primera plaza.

Lejos queda ya aquel marzo de 2019 en el que el club polaco debutaba en la máxima competición europea con un desastroso resultado: 2 victorias y 16 derrotas. Su evolución en las últimas campañas ha sido meteórica, hasta convertirse en campeón de la liga regular el verano pasado y el tercer representante del continente en Worlds. Pero la ambición del equipo no se ha agotado y sueñan con algo más: arrebatarle el trono a G2.

Elyoya, un debut espectacular

Uno de los grandes atractivos para el público español en esta LEC de primavera era la participación de otro jugador más salido de la cantera de nuestro país: ‘Elyoya’ firmaba por el conjunto madrileño MAD Lions para convertirse en el segundo jugador patrio que compite actualmente en el torneo junto a ‘Razork’. Y como ya ocurrió con este último, todo apunta a que el jungla recibirá el premio a mejor rookie del año.

El vigente campeón de Superliga ha irrumpido por la puerta grande. Y no solo hablamos en cuanto a sensaciones, los datos también están de su lado: ha participado en el 75,6% de las muertes de su equipo y su KDA es más que aceptable: 4.4. Y si ha destacado por algo, ha sido por la champion pool: ha utilizado un total de 11 campeones, aportando versatilidad al draft de su equipo y acentuando el factor sorpresa.

Muy comentada fue la jugada del último enfrentamiento contra G2, al que consiguieron sacarle los colores: el español fue capaz de hacerle frente al experimentado Jankos en una pelea en Elder, robándoselo y dejando sobre la lona a los primeros de la tabla.

Menos brillo ha conseguido proyectar ‘Razork’, a pesar de su fulgurante comienzo de 2021 que recordaba al del año pasado. Su equipo se quedó fuera de los playoffs a pesar de que dependían de ellos mismos y en el último mapa se enfrentaban a Team Vitality, último clasificado. Los datos del exjugador de Giants no son tan espectaculares, pero sí que demuestran que ha cumplido con un buen papel: 2,9 de KA y un 70% de participación en las kills de su equipo.

Habría sido espectacular poder vivir el duelo hispano en playoffs, pero ese sueño tendrá que posponerse para la temporada de verano. Nadie duda del talento de ambos y, en un entorno adecuado y rodeado de compañeros que sepan sacarles el máximo partido, podrían ser los mejores junglas junto a los ya contrastados ‘Selfmade’ —que también dio el salto a LEC desde Superliga— y ‘Jankos’.

Fnatic se descompone, Fnatic sobrevive

Perder de la forma que lo hizo en Worlds (le remontaron un 2-0 en cuartos de final) fue dolorosa, pero desprenderse del que había sido su jugador franquicia en la última década después de ‘xPeke’ fue aún peor. El conjunto británico se encomendó a ‘Upset’ para sustituirlo y, aunque el jugador alemán ha cuajado a buen nivel, el equipo no ha conseguido encontrar la regularidad necesaria para volver a ocupar el podio.

Las dudas que suscitaba el equipo y su rendimiento itinerante se juntaron con otro problema: dos miembros de la organización —uno de ellos, su support— dieron positivos por Covid-19, un hecho que podría explicar por qué Fnatic terminó la competición regular con una racha de 3 derrotas consecutivas.

Los otros dos equipos que completan el playoff son SK Gaming, que se enfrentará en primer lugar con el equipo naranja en uno de los clásicos de la competición; y Schalke 04, que podría vivir una de sus últimas campañas en la máxima competición continental debido a que el club está buscando liquidez en el mercado para evitar que su plantilla de fútbol descienda de división y han encontrado la venta de su plaza en LEC como una solución viable.

Esta temporada de primavera servirá para comprobar si, efectivamente, G2 tiene algún rival a nivel continental que le haga frente o su dominio es ya irrevocable. El único que había conseguido hacerle sombra hasta ahora, Fnatic, no parece vivir su mejor momento, pero el resto de equipos, comandados por Rogue, no han dicho aún su última palabra.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE