4 Min de lectura | Los madrileños y Rogue firman una final de LEC excepcional: hasta el último segundo pudo ganar cualquiera. ‘Elyoya’, primer campeón español desde 2017.

Desde que en 2013 se organizara de forma regular el circuito competitivo europeo, solo ha habido 3 ganadores: G2 en 8 ocasiones, Fnatic en 7 y Alliance en 1. Tras aquel solitario campeonato de Alliance en 2014 no ha surgido ninguna alternativa a Fnatic y G2… hasta ahora. MAD Lions ha roto con la hegemonía de los dos gigantes del viejo continente levantando su primer trofeo de LEC en su tercera temporada compitiendo con su nueva marca.

El conjunto madrileño derrotó a Rogue en la final más disputada e igualada en lo que llevamos de historia en Europa. Hasta los últimos compases del quinto mapa no se decidió nada. Y eso que, al finalizar el segundo, todo apuntaba a que el equipo polaco sería quien se llevara el gato al agua.

Con los ninjas y los amarillos apeados de la competición más pronto de lo que muchos pronosticaban, las miradas solo estaban puestas en ver quién recogería su testigo, cuando lo más valioso de todo fue el espectáculo que los dos nuevos protagonistas de la escena dieron para ocupar el trono.

Todo apuntaba a un rápido 3-0 de Rogue

El primer mapa fue un auténtico engaño de lo que veríamos en el resto de la partida. Un buen draft dejó noqueado al equipo madrileño que, salvo algunos destellos de calidad de ‘Elyoya’ y ‘Armut’, el equipo no vio una salida clara en ningún momento. El marcador se ponía 1 a 0 y, a pesar del margen de remontada, el dominio aplastante de los polacos disparó el medidor de miedo de los leones.

Si la primera victoria había pillado por sorpresa al público por la enorme diferencia entre ambos conjuntos, la segunda dejó un extraño sabor amargo: la de aquellas finales que se habían resuelto con un aplastante 3-0, algo que nadie quería. Porque MAD Lions tenía atado el mapa desde los primeros compases del partido y se resolvió de forma abrupta en dos jugadas aisladas que acabaron con Rogue destrozando el nexo enemigo.

El golpe que se llevaron los leones era muy difícil de gestionar. Con el 1-1 casi atado, tener que afrontar ahora un tercer mapa que podría ser su final se sentía como escalar el Everest. Pero si algo ha demostrado el conjunto madrileño estas últimas campañas es que sabe reponerse en el momento que más lo necesitan.

El tercer y cuarto mapa era la prueba fehaciente de que lo visto al comienzo de la serie era un simple espejismo. El dominio de los sololíneas logró acentuarse, la botlane se mostró igual de sólida que hasta ese día y ‘Elyoya’ abandonó ese aura de prometedor para ponerse la capa del veterano que sabe cuál es el momento propicio para reaparecer.

Lo que ocurrió en el quinto enfrentamiento pasará a los anales de la historia del League of Legends europeo. Y ya no solo por la vehemente sucesión en el trono continental, sino por la forma en la que se dio. Los pícaros parecían tener amarrado el encuentro, con una diferencia sustancial de oro en su haber además de un matchball de alma y la sensación de superioridad de ganar todas las peleas.

Cuando la disparidad entre ambos parecía ya insostenible, MAD Lions empezó a ver huecos donde agarrarse a su sueño. Primero fue una triple para Humanoid aprovechando un mal posicionamiento de los rivales, luego la denegación del alma a su rival y, por último, una pelea apoteósica que, de haberse podido ver presencialmente, habría destrozado el contador de decibelios en las instalaciones de la LEC.

‘Elyoya’ sonríe en la entrevista postpartido tras levantar el trofeo de LEC

Riot Games

‘Elyoya’, primer campeón español desde 2017

El fin de semana no podía empezar mejor para el jungla español, que recibió el premio a novato de la temporada, un galardón que ya recibió su compatriota ‘Razork’ el año pasado. El crecimiento del canterano de Movistar Riders ha sido meteórico, teniendo en cuenta que a estas alturas de 2020 consiguió alcanzar la final de Superliga y las semifinales de European Masters en su primer intento y que en 2019 aún comenzaba a despuntar en el Circuito Tormenta.

El perfil de sus compañeros es algo similar. Salvo ‘Armut’, que ya cuenta con varios años de experiencia e incluso ha jugado un Mundial, y ‘Humanoid’, que desde su debut en Splyce ha jugado dos Worlds; el resto del equipo apenas tiene más de 1 año de experiencia al más alto nivel. La línea de abajo y la jungla eran hasta hace muy poco solo promesas de otras ligas regionales.

Javier Prades rompe también con una racha dolorosa para la comunidad española: por primera vez desde 2017, en la que Alfonso Aguirre ‘Mithy’ levantó el trofeo de LCS con G2, un jugador nacido en España vuelve a alzarse como campeón de Europa.

La ambición del español no tiene límites. Tras ganar Circuito Tormenta, Superliga y LEC en la temporada de su debut, el jungla seguirá entrenando incansablemente hasta cumplir con sus objetivos.

De momento, tendrá que viajar a Islandia para competir en el MSI que le medirá con el resto de campeones del mundo. Solo el tiempo dirá si ‘Elyoya’ está preparado para recoger el testigo de G2 y dar algún que otro susto a los todopoderosos coreanos y chinos.