3 Min de lectura | Los leones tendrán ante sí a los mejores equipos del mundo. El MSI 2021 será la prueba de fuego para comprobar si su victoria en LEC ha sido casualidad.

MAD Lions levantó el pasado abril el trofeo de LEC contra todo pronóstico. El conjunto madrileño, donde triunfa el español Javier Prades ‘Elyoya’ — que consiguió el premio a mejor novato del año— tiene ante sí una magnífica oportunidad para demostrar que su primer campeonato continental no ha sido fruto del azar: La MSI 2021, que se disputará en Reikiavik, los enfrentará a los mejores equipos del mundo.

El bombo lo ha colocado en el grupo B: en la primera fase encontrarán tres duras piedras en el camino: paiN Gaming, el campeón brasileño; Ístambul Wildcats, el turco; y PSG Talon, el del Pacífico. Tendrá que enfrentarse dos veces con cada uno y los dos mejores clasificados del grupo pasarán a la siguiente fase.

Gracias a compartir bombo con los campeones chinos y coreanos, los europeos han conseguido esquivar la primera gran bala. Aun así, también han evitado a otros dos cocos: en primer lugar Cloud9, comandado por el actual campeón de la competición, el croata Luka Perković ‘PerkZ’, que se marchó de G2 y ha demostrado seguir entre los mejores del mundo.

Otro de los duros de roer es Unicorns of Love, que en el clasificatorio para Worlds 2020 ya demostró que, a pesar de ser de una región menor, podía plantar cara a los principales aspirantes. A pesar de marcharse a casa con pleno de derrotas en la fase de grupos, la imagen que dejaron fue bastante buena.

Más caras conocidas que nuevas

Este MSI 2021 ofrecerá la oportunidad de saldar varias cuentas pendientes y de dar un golpe en la mesa que coloque a varios equipos entre las grandes apuestas para llevarse los Worlds 2021.

PerkZ volverá a verse las caras con el último equipo al que se enfrentó vistiendo la elástica de los ninjas: DamWon, que le apeó de las semifinales del Mundial por un duro 3 a 1. El croata, que a pesar de marcharse de Europa sigue recibiendo el cariño de los aficionados del viejo continente, tendrá la posibilidad de vengarse de los coreanos, aunque será difícil evitar que pasen de grupo. Junto a ellos estarán el campeón japonés, DetonatioN FocusMe, y el latinoamericano, Infinity Esports.

Los coreanos son, posiblemente, el gran rival a batir. Desde aquel cuarto puesto contra DRX en primavera de 2020, han conquistado todas las competiciones de forma intratable: solo Suning pudo arrancarle un mapa en la final de Worlds. Por eso son los grandes favoritos para llevarse el trofeo, aunque primero tengan que hacer frente a un croata con sed de venganza.

Una de las gratas sorpresas es la vuelta de Royal Never Give Up a una competición internacional, tras pasar un 2020 en blanco en el que apenas pasaron del séptimo puesto en primavera y ni llegaron a clasificarse para playoffs en verano. El conjunto chino es un histórico del LoL: ha participado en 6 mundiales —2 con la denominación Royal Club—, con el resultado de stado una plata y dos semifinales, además de haber estado presente en dos MSI y haber levantado el trofeo en uno de ellos, el de 2018 frente a los coreanos de Kingzone DragonX.

MAD Lions, inexperiencia en las grandes batallas

Nadie habría firmado a comienzos de años que los leones pudieran haber alcanzado la final de LEC y, aun así, fueron capaces de superar todas y cada una de las adversidades. Aún así, la MSI es un terreno desconocido para MAD Lions, en el que además tendrán que enfrentarse a los mejores del mundo.

Al contrario que en LEC, en la que Fnatic y G2 estuvieron muy por debajo de su nivel esperado, a la Mid Season Invitational llegan equipos que han demostrado regularidad y consistencia durante la temporada. Pero si algo han demostrado los madrileños es que no titubean ante lo desconocido: Elyoya disputó la fase final de la competición con la templanza de quien lleva años al máximo nivel.

Sea cual sea el resultado, la experiencia que acumulen aquí puede ser un aliciente magnífico de cara a su verdadero objetivo: clasificarse para Worlds 2021 y no repetir la decepción del curso pasado de quedarse a las puertas del evento.

Por lo pronto, tendrán que estar entre los dos primeros de la fase 1: todo lo que venga después dependerá de cómo arranquen y del nivel de concentración con el que afronten los partidos. Ante ellos estarán los mejores de cada región, a quienes el título de campeón de Europa les impone nada o poco.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE