4 Min de lectura | League of Legends es el videojuego multijugador online más popular del mundo. Sus creadores, Riot Games, afirman que cada mes se juntan unos 100 millones de jugadores a lo largo del mundo en sus servidores. Además, ha desarrollado una escena competitiva gigante, con premios que superan el millón de dólares.

Es poco probable, pero posible, que no conozcas League of Legends (LoL), el videojuego online más popular del mundo. Con 100 millones de jugadores del LOL activos cada mes y campeonatos que consiguen cientos de miles de visitas en Youtube y Twitch, es un juego que ha llegado para quedarse. Pero, ¿por dónde empezar?

El juego toma su inspiración de una modificación que se hizo de Warcraft 3, llamada Defense of the Ancients (DOTA). Ahí, cada jugador controlaba a un personaje con habilidades únicas, en un equipo que se enfrentaba a otro, con el objetivo de destruir la base enemiga. League of Legends sigue esta premisa básica, pero adaptando los gráficos y jugabilidad a la época moderna. Blizzard, creadores de Diablo, Warcraft y Starcraft, también lanzaron su revisión del Dota clásico, Dota 2, y ahora estos dos juegos son los más importantes de este género (MOBA).

En League of Legends, el jugador asume el rol de un “Invocador”, que está en control del personaje que haya decidido jugar para una partida en concreto. Cada partida de LoL puede durar entre 20 minutos y una hora, lo que hace que cansarse jugar sea bastante difícil, y se den sesiones de juego de varias horas consecutivas.

Protagonistas y habilidades

Hay, a fecha de hoy, 136 personajes (o campeones) diferentes entre los que elegir. Cada personaje está determinado por sus habilidades: una pasiva, que da bonus perpetuos mientras avanza la partida, tres básicas, y una poderosa que se desbloquea en el seis. Esta habilidad se llama “ultimate”, y suele tener mucho más ‘enfriamiento’ (el tiempo que pasa hasta poder usarse de nuevo) que el resto.

Los personajes están basados en la cultura popular, la alta fantasía, el steampunk, el folclore y el terror de HP Lovecraft. Cada personaje está determinado por el rol que desempeña en la partida, y esto suele ir en función de su tipo de daño y habilidades. Principalmente, los personajes pueden hacer daño físico (mitigado por armadura) o daño mágico (mitigado por resistencia mágica). Existen, también, personajes híbridos que hacen ambos tipos de daño y se pueden enfocar en uno u otro, o buscar un equilibrio entre ambos.

    Además, otra distinción básica es su rango de ataque. Puede haber personajes cuerpo a cuerpo o que ataquen a distancia. Los campeones melé suelen ser más resistentes, para compensar su desventaja.

    Categorías

    Así, los personajes se clasifican en seis grandes categorías. Los tiradores (o AD Carries) son personajes a distancia que hacen mucho daño a lo largo del tiempo, empiezan débiles, pero para el final del juego, son de los más letales, pero es verdad que son de los menos resistentes. Los magos (o AP Carries) son también personajes de daño, enfocados en daño mágico y en entregarlo de forma rápida. Son, como los tiradores, débiles y fáciles de matar, pero hacen mucho daño.

    Los tanques son personajes muy resistentes que se enfocan en absorber daño y controlar la batalla para su equipo. Existen híbridos de daño y resistencia, que se llaman luchadores. No son los más resistentes ni los más dañinos, pero son útiles en las peleas.

    Las dos clases especializadas son los asesinos, personajes que se encargan de eliminar a otros de forma casi instantánea, pero son muy poco resistentes a cambio; y los de apoyo, personajes cuyas habilidades permiten ayudar a aliados y entorpecer a los enemigos. Tienen poderes de curación y escudos para sus aliados; y ralentizaciones y control del flujo del combate para sus oponentes.
    Cada personaje empieza en nivel 1 y llega a un máximo de 18. Cada nivel se puede elegir una habilidad, y se consigue a través de experiencia. Además, el sistema de oro permite comprar objetos que potencien las características de un personaje (daño, resistencia, enfriamiento…). Para conseguir experiencia y oro, se pueden matar personajes controlados por el ordenador, llamados minions, otros jugadores, o realizar objetivos por el mapa, como destruir torretas enemigas.

    Mapa y carriles

    Cada tipo de personaje determina el rol que se va a jugar en la partida, y la posición del mapa a la que se va a ir. Existen tres “carriles” o “líneas” por los que aparecerán los minions, y se suele enviar a un personaje solo a dos de ellas, arriba y medio. Allí, estos personajes podrán conseguir oro y experiencia rápidamente para volverse más fuertes. Arriba suele estar destinado a luchadores y tanques, mientras que medio suele ser reservado para magos.