Inicio/Zona gamers/Noticias/Los finales más bizarros de la historia de los videojuegos

Los finales más bizarros de la historia de los videojuegos

4 minutos | Hay títulos que tienen una trama magnífica, buenos personajes y una jugabilidad que enamora, pero que su final es un verdadero jarro de agua fría.

Alguna vez te ha pasado que, estás inmerso en el último videojuego que te has comprado, lo estás disfrutando al máximo y, de pronto, en su final, te desinflas totalmente y sientes que no está a la altura del resto de la obra o que te impacta tanto que no paras de darle vueltas buscándole sentido.

Aunque parezca que no, es algo tan común en los libros, películas y cómics como en los videojuegos, que el cierre de la historia no haya conseguido mantener el clímax de su cuerpo o que presentara un plot twist que nadie aguardaba que pasase, ya sea porque nos alejaba de la atmósfera en la que nos conseguía sumergir o por el giro de guion.

A continuación, te ofrecemos un recopilatorio con los juegos cuyo final han pasado a la historia por el shock que provocaron en el público.

Finales raros de los videojuegos

Assassin’s Creed 2

Assassin’s Creed 2 no solo será recordado por un personaje tan carismático como Ezio Auditore, unos entornos tan inmersivos que te hacían pensar que de verdad estabas paseando por Roma o Florencia o una historia de superación de la pérdida familiar. Hay un motivo más: una pelea un tanto extraña con el jefe final, el Papa Rodrigo Borgia.

En el juego tenemos acceso a una variedad amplia de armas, pero lejos de eso, ambos personajes deciden desprenderse de todas ellas y emprender una batalla utilizando solo sus puños. Y no deja de ser extraño ver a alguien ataviado con ropajes celestiales y con un físico descuidado, moverse como un boxeador por el ring. Pelearse a puñetazos con el Papa era algo impensable fuera del género de la comedia.

Silent Hill 2

De la segunda entrega de la franquicia Silent Hill nos cuesta elegir cuál es el final más extraño: sería como elegir entre papá y mamá. Pero al final, nos decantamos por el final del perro. Sí, después de pasar miedo durante todo el juego, resulta que el desenlace es todo lo contrario a lo que habíamos experimentado con anterioridad.

Lo cierto es que parece que el origen de todos los males del protagonista James parece ser un perro que ha manejado los hilos de su vida como las parcas griegas. La música, el diálogo y la forma de presentar el final es, simplemente incomprensible, casi tanto como el otro final alternativo (de los cuatro que hay), en el que llegan unos alienígenas a llevarse al personaje principal.

Limbo

Es un final extraño, deprimente y precioso a la vez y deja secuelas inolvidables a todos los que lo han visto. Tras haber sobrevivido a cientos y cientos de trampas y peligros que nos intentaban separar del objetivo de recuperar a nuestra hermana, resulta que el final del juego está explicado en el mismo menú de inicio.

Resulta que el nombre del juego no es nada casual y hace gala de donde verdaderamente discurre toda la trama: el limbo, la nada, aquel lugar reservado para los jóvenes que mueren antes de haberse bautizado según la cultura cristiana.

Un final imposible de olvidar y que te impacta por ser difícilmente comprensible sin reflexionarlo.

True Crime: Streets of LA

Aquí encarnábamos a un detective de policía que tenía que resolver una serie de crímenes y casos de la ciudad. Este título se lanzó en 2003, cuando el género sandbox todavía no había llegado a su punto álgido y era bastante desconocido entre el público. Pero lo que más sorprendió de él no fueron las mecánicas de conducción y disparos, sino la historia

Esta obra es, en principio, lo que prometía ser: un juego policíaco con acción, tiroteos, frenetismo… Pero acercándonos al final, de pronto, y cuando tratábamos de resolver un caso en el barrio chino, el realismo se esfuma y lejos de lidiar con criminales, hemos de enfrentarnos a zombis que saben kung fu, fantasmas y monstruos fantásticos.

Braid

En principio, este título indie plataformero nos narraba las aventuras de Tim, un varón con poderes para controlar el tiempo que, por motivos desconocidos, está buscando a una princesa.

Conforme vamos avanzando, el título poco a poco se va desembarazando de ese aspecto superficialmente inocente y va tocando temas más profundos, hasta que llegamos al final.

El último mapa ha sido objeto constante de críticas por ser aparentemente ambiguo, y es que lo que parece ser un hombre rescatando a su amada da un giro de 180 grados y resulta ser una mujer escapando de alguien que intenta atraparla.

De hecho, este nivel juega bastante bien con la música y las mecánicas del juego para esa vuelta de tuercas que nadie esperaría de un título así. Nada es como parecía ser.

 

Periodista especializado

Colaborador MAPFRE

26 julio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.