4 Min de lectura | La plataforma de streaming baja la persiana y se rinde ante el poderío de Youtube y Twitch. Mixer se alía con Facebook Gaming para unificar su audiencia.

Mixer dejó de albergar directos a mediados de julio de 2020. La plataforma de streaming que compró Microsoft cerró después de una colosal inversión millonaria para atraer el talento que triunfaba en Twitch y después de varias polémicas que, lejos de catapultarlos a la fama, hicieron que el público la viera con malos ojos. Para muchos, era una ventana que estaba abocada a cerrarse.

La intención de Microsoft es que Mixer se fusione con Facebook Gaming. Hasta el 22 de julio, todo el contenido se redirigió a la aplicación del conglomerado de Mark Zuckerberg, con la que trataron de unir fuerzas para combatir a las reinas del visionado en directo de contenido de videojuegos: Twitch y Youtube.

La idea es que tanto los anunciantes como los creadores de contenido migraran a Facebook, aunque estos últimos pueden elegir volver a otras alternativas para retransmitir sus directos.

De esta forma, sigue estando en el sector, aunque con una presencia casi invisible. Aun así, sería suficiente para poder reforzar y poner en el mapa el servicio de streaming xCloud de Xbox, en el que podrás jugar a determinados videojuegos solo pulsando un botón mientras estás viendo un directo.

El vicepresidente ejecutivo de Microsoft Gaming Phil Spencer así lo aseguró al explicar que Facebook era una “oportunidad” que les permitía conectar la aplicación que están a punto de lanzar con una audiencia de más de dos mil millones de jugadores

Cifras de las plataformas de streaming

El dominio de Twitch, que pertenece a Amazon, se reforzó durante la cuarentena, tras conseguir aumentar un 24% las horas consumidas al mes y alcanzando la cifra de 1.203 millones, según datos recabados por Streamlabs. De hecho, acapara el 67,6% de la cuota de mercado del sector, un número que demuestra su enorme peso.

Por el contrario, Facebook Gaming llegó a los 822 millones, triplicando los datos del año anterior. Son cifras que demuestra que está en crecimiento, pero por el momento solo ostenta el 11% de la audiencia global.

La esperanza es que unirse a Mixer—que solo tiene un 1,4% de audiencia— le ayude a atraer a streamers de éxito y a consolidarse poco a poco. La plataforma de Zuckerberg incrementó en un 55% el número de canales únicos respecto al trimestre pasado y lo triplicó en términos interanuales. Sin duda, la unión irá encaminada a reforzar la cuota de canales únicos en el mercado: en la actualidad, Facebook Gaming solo tiene un 1,2% de exclusivos por el 31% de Mixer.

Aun así, todo parece indicar que el jugador que se dio a conocer mundialmente gracias a Fortnite se decantará por Youtube Gaming, ya que, aunque no ha habido ningún anuncio oficial, sí que se le ha visto en varias ocasiones probar la plataforma y el público lo ha recibido con los brazos abiertos.

Las razones del cierre

Los fichajes de Ninja, 30 millones, y Shroud, 10 millones, tuvieron un eco muy pronunciado en la industria. No era para menos: era la primera vez que veíamos unas cantidades ingentes de dinero por trabajar en exclusiva para un servicio de streaming en concreto.

La enorme inversión no logró ningún retorno, por lo que explicaría el cierre un año después de que los contrataran.

Según StreamMetrics, Shroud incluso llegó a perder el 85% de su audiencia cuando se cambió de plataforma, un dato que pesó mucho tras la inversión.  Aún se desconoce cuál será el destino de ambos, pero si se confirma que descartan oficialmente mudarse a Facebook Gaming, parece evidente que volverán a su antigua casa.

Otro de los elementos que subyacen sobre el fracaso de Mixer es la imposibilidad de fidelizar con el público y crear una imagen de marca con una serie de valores remarcados, al contrario de lo que pasaba con Twitch.

Quizá esto fuera imposible por el aparente clima de trabajo negativo dentro de la compañía: los antiguos creadores de Beam—como se llamaba antes— abandonaron la empresa solo unos años después de que la adquiriera Microsoft.

En un sector en el que compite una marca con un branding tan remarcado y cercano al público como Twitch, es imposible alzarse y diferenciarse si no te enfocas en recalcar los valores que te hacen distinta a la otra.

Aun así, ahora Facebook Gaming tendrá la oportunidad de aprender de los errores de su nuevo afiliado. Para ello, le han ofrecido a los canales exclusivos alojarse en ella con un contrato suculento para absorber la máxima audiencia posible, aunque es probable que no pueda retenerlos a todos.

Tampoco habría que olvidar que las competiciones esports, con una audiencia cada vez mayor y uno de los grandes focos de espectadores en estas plataformas, se retransmiten principalmente por Twitch y Youtube. Por ejemplo, es imposible ver la LEC europea de League of Legends en Mixer, mientras que esta plataforma tenía en exclusiva los torneos de Paladins o Smite, disciplinas que tienen un público bastante menor a los habituales.

Mixer buscará consuelo en Facebook Gaming, al que se escuda para que su legado no se olvide jamás.

 

Periodista especializado

Colaborador MAPFRE