5 Min de lectura | Si estás pensando en renovar tu equipamiento gaming quizá te hayas planteado que una pantalla de 144 hz puede ser una buena inversión. Aquí te contamos las principales características de este tipo de pantallas y te ofrecemos algunos modelos entre los que poder elegir.

Los amantes de los videojuegos están siempre a la última en cuanto a equipamiento gaming se refiere, pero una de las dudas que más se plantea con respecto a la adquisición de un nuevo monitor es: ¿merece la pena pasarse a una pantalla de 144 hz? No existe una respuesta única porque depende de muchos factores. Eso sí, si sigues leyendo podrás despejar muchas dudas.

Las pantallas son uno de los elementos del equipamiento gaming que más interés suscita junto con los teclados y los auriculares. Si, en tu caso, estás pensando en hacerte con una pantalla de 144 hz, te conviene saber algunas cosas.

¿Qué significa 144 hz?

La cantidad de fotogramas por segundo que muestra un monitor se mide en hercios (hz). Esto es la frecuencia de refresco. Y en el caso de las pantallas de 144 hz, se ofrecen 144 imágenes por segundo. Muchos jugadores que han pasado de los 60 hz (el valor estándar tradicional) a los 144 hz han descubierto un nuevo mundo. Y es que aquí, sí importa la velocidad, que hace que todo vaya más suave y responda mejor. Además de la frecuencia de refresco también hay que tener en cuenta el tiempo de respuesta, que es la velocidad a la que se procesa cada uno de los fotogramas que componen un videojuego. Las pantallas más veloces suelen tener un tiempo de respuesta de 1 milisegundo, mientras que otras pueden llegar hasta los 5 o 6 ms. Es decir, que debemos tener en cuenta de forma conjunta la frecuencia de refresco y el tiempo de respuesta.

¿Merece la pena una pantalla de 144 hz?

Como hemos comentado, en las pantallas de 144 hz la imagen se actualiza 144 veces por segundo. En muchos juegos no supone una gran diferencia con respecto a otro tipo de pantallas con menos hz, sobre todo, en los de aventuras o los basados en una historia.

Si estás disfrutando del mundo de los esports y tus juegos favoritos son principalmente los de disparos, luchas y carreras, entonces una pantalla de 144 hz sí sería recomendable, ya que una fracción de segundo es suficiente para hacerte con la victoria en cierto tipo de juegos.

Este tipo de monitores te ayudarán, sin duda, a aumentar la fluidez del juego y tu respuesta como jugador.

Algunos monitores interesantes de 144 hz

Actualmente podemos encontrar monitores de 144 hz a un precio asequible. Ya no son tan caros como hace algunos años y aunque el precio depende también, en gran medida, del tamaño de la pantalla, así como de otros parámetros, se pueden encontrar en el mercado pantallas de 144 hz por menos de 300 €. Aquí te mostramos tres modelos muy interesantes.

BenQ ZOWIE XL2411K

BenQ tiene a la venta este modelo de monitor por 179 €, un precio muy competitivo para las prestaciones que ofrece. Entre ellas:

  • Frecuencia de actualización de 144 hz
  • Tecnología DyAc™, diseñada por ZOWIE para reducir el desenfoque de movimiento que se ve en la tecnología LCD.
  • XL Setting to Share™, software gratuito para compartir la configuración de tu pantalla XL.
  • Black eQualizer & Color Vibrance

Este modelo de monitor también destaca por su ajuste y su inclinación independiente, que permiten una configuración rápida y cómoda para crear un entorno de juego mucho más confortable.

 

Modelo BenQ ZOWIE XL2411K

https://bit.ly/3PytJ1h

Gigabyte G27Q

Otra opción muy interesante pero que sube un poco más de precio y se sitúa en torno a los 300 es el monitor Gigabyte G27Q. Destaca por:

  • Tiempo de respuesta de 1 ms para que consigas una experiencia de juego de lo más fluida.
  • QHD y 144 hz: Su alta resolución y la frecuencia de actualización rápida ofrecen una calidad de visualización detallada.
  • Pantalla a color y 92 % de color DCI-P3 de gama súper amplia.
  • Características de sus funciones de juego: Punto de mira, tablero, ecualizador negro o autoactualización.
Gigabyte G27Q

https://bit.ly/3hD8Sxg

Samsung C24RG52

En esta selección de pantallas no podía faltar este monitor gaming curvo de 24” con tasa de refresco de 144 hz de Samsung que puede ser tuyo a partir de los 270 €.

La característica más llamativa de este monitor de 144 hz es su curvatura; y es que Samsung ha liderado el mercado de los monitores curvos desde que en 2015 introdujo el primero, convirtiéndose en el número uno en cuota de mercado.

Sus características lo hacen perfecto para gamers:

  • El modo juego ajusta de manera óptima los niveles gamma de negros, el contraste, la nitidez y el color para todo tipo de juegos.
  • Su modo de baja latencia de entrada minimiza el retardo entre el mando o teclado y la pantalla.
  • Modo Eye Saber: Minimiza la emisión de luz azul.
  • Tecnología Flicker Free: Elimina el parpadeo de pantalla para evitar la fatiga visual.
  • Su punto de mira virtual centra el objetivo en pantalla para poder atacar al enemigo con mayor precisión.
Pantalla Samsung C24RG52

https://bit.ly/3V6THds

Ahora que ya sabes las características de las pantallas de 144 hz llega el momento de decidir si te compensa incorporar una a tu equipamiento gaming. Como te hemos comentado, la decisión, debería ir en función del tipo de videojuegos a los que más juegues.

Y, para que nada perturbe tus horas de entretenimiento, también sería interesante contar con un buen seguro. YIP YOP de MAPFRE te ofrece la cobertura de hasta tres dispositivos electrónicos diferentes y se puede contratar de forma online.

Logo generaciónYOUNG
generacionYOUNG

El equipo de redacción de generaciónYOUNG lleva más de 10 años publicando artículos relacionados con el mundo gamer. Todo lo que gira en torno a este estilo de vida lo encuentras aquí: noticias de videojuegos, competiciones de eSports, equipamiento gaming pero también información sobre streamers, los animes del momento y mucho más.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para que nuestros lectores estén al día de todo lo que está pasando en el sector.