4 Min de lectura | Las cámaras son imprescindibles para cualquier persona que teletrabaje, por eso los monitores con webcam integrada se han popularizado en los últimos años.

Antes de la irrupción del coronavirus, los empleados que trabajaban desde su casa eran muy minoritarios. Tras el Covid-19, la modalidad de teletrabajo se disparó, obligando a muchas de las personas que se acogieron a ella de hacerse con las herramientas necesarias para que su forma de trabajar no cambiara mucho. Uno de los dispositivos que se volvió principal fueron las cámaras, de forma que se pudieran hacer entrevistas y reuniones pudiendo ver a los compañeros como si estuvieran en la oficina. Si todavía no tienes una y no te convence las que has visto, una alternativa ideal podrían ser los monitores con webcam.

 

Al contrario que en los portátiles, los ordenadores de sobremesa y sus monitores no suelen tener una cámara integrada, sino que es un complemento que hay que comprar aparte. Quizá esta opción sea más cómoda para los que van cambiando de pc a menudo o que se mueve entre diferentes espacios de trabajo, pero hoy en día hay en el mercado monitores muy potentes con buenas cámaras que te ahorrarán el esfuerzo de buscarlo y comprarlo por separado.

Para elegir un buen monitor y cámara, has de tener en cuenta la resolución (píxeles por pulgada), la óptica (tipo de lente, ángulo, calidad…), velocidad de fotogramas (fluidez) e iluminación. A continuación, te dejamos un listado con las mejores.

Monitores con webcam: mejores y más baratos

Philips 346P1CRH

Su precio ronda los 700€. Este monitor curvo de 34 pulgadas alcanza la resolución 4K, tiene 100hz de tasa de refresco y 4 milisegundos de tiempo de respuesta, lo que tiene una fluidez envidiable que lo hace ideal para sesiones de videojuegos. Tiene una peana que le permite subirle y bajarle la altura y adaptarla a diferentes ángulos, además de que cuenta con varios puertos de conectividad USB-C, Displayport y HDMI. Es cierto que es caro, pero es probablemente la mejor opción.

Dos monitores de diferente tamaño en un mismo escritorio

https://bit.ly/3WYSQgT
Fuente: PxHere

HP EliteDisplay E243

Su precio ronda los 200€ y destaca principalmente por su versatilidad, ya que te permite colocarlo tanto vertical como horizontalmente. No es muy grande, 24 pulgadas, pero permite una resolución 2K y tiene una tasa de refresco bastante aceptable, de 60 Hz, y su tiempo de respuesta es de 5 milisegundos, por lo que su fluidez es ideal. Para gaming quizá no luzca tanto, pero para trabajar es ideal, sobre todo por la comodidad para cambiar su disposición, por su pantalla antireflejos y porque permite varias entradas para conectarlo, como VGA, HDMI y DisplayPort. Una opción ideal para los que no tienen un presupuesto elevado.

ASUS BE24EQK

Su diseño es muy ergonómico, tiene varios tamaños y su precio no suele superar los 250€. Su resolución es full hd, tiene varias alternativas de conectividad, cuenta con eye care para no dañar los ojos y con tecnología antiparpadeo, para que estar frente a él durante mucho tiempo no cause demasiada fatiga, lo que lo hace ideal tanto para trabajar como para largas experiencias de juego.

ASUS VK228H

Otra alternativa ideal para los que buscan calidad sin un presupuesto elevado. Tiene 3 series de pulgadas diferentes, su frecuencia de actualización es de 85 hz y su tiempo de respuesta es de tan solo 2 milisegundos. Incorpora una tecnología que adapta el brillo de la pantalla a la luz del entorno, puede reproducir dos señales diferentes al mismo tiempo y su cámara integrada tiene bastante calidad.

Un monitor con una webcam acompañado de una caja y un teclado gaming

https://bit.ly/3GRYrA3
Fuente: Pexels

PHILIPS 329P9H/00

Es el más caro de esta lista, superando los 900€ de precio habitual, aunque también es de los que mejores características tiene, como sus 32 pulgadas, su resolución 4K, cuenta con la tecnología DisplayHDR40 que multiplica y mejora la gama de colores percibida. Para trabajar es magnífica ya que puedes programar el modo ‘low blue’, que adapta su brillo para que la vista no se canse tanto.

Pero la cosa no acaba ahí: la pantalla tiene KVM, por lo que puedes conectar directamente a ella todos los periféricos que quieras, de modo que, si usas varios ordenadores, no tengas que estar quitándolos en uno y poniéndolos en otros. Tiene también altavoces integrados que, sin tener una calidad sobresaliente, son más que aceptables. Su webcam es emergente y puede sincronizarse para el reconocimiento facial de Windows Hello, lo que potencia la seguridad de tus datos y contraseñas.

Lenovo ThinkVision T24v-20

Es un todo en uno: pantalla, altavoces, micrófono y cámara de vídeo… ¡y sin cables de por medio! Es de gama media alta y su precio es bastante asequible, alrededor de 300€. Puedes regular su altura e inclinación de forma sencilla y tiene varios modos para regular el brillo y no cansar demasiado los ojos. Es de 24 pulgadas, su resolución es Full HD, la tasa de refresco es de 60 hz y el tiempo de respuesta es de 4 milisegundos. Puede conectarse por VGA, DP y HDMI.

Logo generaciónYOUNG
generacionYOUNG

El equipo de redacción de generaciónYOUNG lleva más de 10 años publicando artículos relacionados con el mundo gamer. Todo lo que gira en torno a este estilo de vida lo encuentras aquí: noticias de videojuegos, competiciones de eSports, equipamiento gaming pero también información sobre streamers, los animes del momento y mucho más.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para que nuestros lectores estén al día de todo lo que está pasando en el sector.