Inicio/Zona gamers/Entrevistas/“Le hemos tomado el ritmo al Barcelona en los esports”

“Le hemos tomado el ritmo al Barcelona en los esports”

5 minutos | Si hay una figura reconocida dentro del Rocket League español esa es la de Marco “Isengard” Montouto, actual manager del RCD Espanyol y la voz detrás de los casteos de la ESL Masters.

Habiendo pasado por muchos clubes de Rocket League, su fichaje por el Espanyol le convierte en un especialista del desembarco de los clubes de deportes tradicionales en el ecosistema de los esports.

¿Cómo comenzó tu relación con el Espanyol?

Yo comencé con Rocket League (RL) en 2015/2016 como jugador de un equipo amateur, pero me di cuenta de que no era suficientemente bueno jugando, y que me gustaba más organizar, así que me convertí en el organizador de ese club, de todas las secciones y ya no solo de Rocket League.

Y vi que me gustó esta parte. Así que fui pasando por distintos clubes (Wizards, Assus, etc.) siempre como manager de sus secciones de RL. Un día llegó una empresa que comenzó a acercar a los clubes tradicionales de fútbol al Rocket y me contactaron para hacerme una propuesta de si quería ser el manager del Real Club Espanyol de Fútbol. Y yo tenía un equipo que no tenía club, así que nos llevaron a todos a Barcelona y surgió ahí una buena relación que lleva ya un año. Pero vamos, que ha sido así de lo más sencillo.

¿Y también eras el comentarista de la competición donde jugaba el Espanyol, verdad?

Sí, justo surgió la posibilidad de ser el comentarista de esa competición, que era la ESL Master de RL, donde comentaba a mi propio equipo, lo cual era maravilloso.

¿Qué es lo que busca un equipo como el Espanyol en el Rocket League?

El Espanyol ya tenía una sección de FIFA, donde jugaban la modalidad de 11 contra 11 y ya tenían muy buenos resultados, porque llevaban desde 2016 trabajando en los esports. Al principio no se atrevían a dar un salto a otro videojuego, pero el RL les encajó porque al final es fútbol y coches, y no tiene mayor complejidad de entendimiento que eso.

Yo les pedí un proyecto serio, que si nos íbamos a meter en esto fuera a largo plazo. Y a la vista está que llevamos ya un año y hemos ganado todo en lo que hemos participado en España. Y eso para mí es un orgullo, pero sobre todo, para la modalidad del Espanyol de esports es algo que realmente funciona, que ven que realmente está funcionando el modelo que se les presentó en su día.

Entonces lo que espera el Espanyol es, poquito a poquito, ir avanzando. Y ya no solo conseguir premios o campeonatos, sino ir generando contenidos distintos, traer lo que se genera en el deporte tradicional a los esports. Por ejemplo, hacen un torneo con fans del fútbol, que participan con videojuegos y se llevan su premio. Es muy bueno ver que el Espanyol no ha perdido la visión del deporte tradicional y lo que son los esports. Lo han mezclado tan bien que, ahora mismo, el proyecto es súper sólido.

Entrevista a Marco “Isengard” Montouto

Fuente: Marta Portela Gonzalez para la MGW19

Y también llevaron algunas rivalidades del fútbol tradicional a los esports, ¿verdad?

Pues sí, eso es algo que se dio con el primer derby de la historia de los esports, como lo pusieron en los periódicos, que fue un partido de la fase regular, en la primer season de la ESL Masters, en la que el Espanyol y el Barcelona se enfrentaban. Y eso, además de que es un titular muy importante de cara a la gente que no conoce los esports, se da la situación de que el Barça es el todopoderoso, que viene de estar en la fase Mundial del RL, y nosotros no estábamos ni en la fase europea todavía. Y primero se hizo un amistoso y luego en la Liga, y les ganamos en los dos casos. Y eso en la ciudad de Barcelona es un clásico en todas las de la ley. Pero dentro del mundo de los esports no hay esos “odios”, hay mucha deportividad y, en muchos casos, son amigos los jugadores de ambos equipos.

Este clásico se volvió a dar en la segunda temporada de la ESL Masters, donde también volvió a ganar el Espanyol, curiosamente. O sea que les tenemos tomado el pulso al Barcelona en los derbys… Pero bueno, eso es lo bonito de poder traer este tipo de clásicos a los esports donde sí hay una rivalidad, pero es una rivalidad muy sana.

Y esta situación, ¿generó que otros clubes del fútbol tradicional se acercaran a los esports?

La verdad es que ya había otros clubes que se habían acercado: el Valencia, el Getafe, incluso la Rea Sociedad hizo sus pinitos, el Sevilla también… Te podría nombrar una larga lista, pero son clubes que no están en Rocket League sino en FIFA casi siempre, porque es el paso natural y más sencillo del deporte tradicional a un videojuego de fútbol.

Pero sí es cierto que, en la actualidad, y gracias a que el RL está creciendo mucho, y se ha colocado en Tier 2, demostrando que se afianza, muchos se preguntan qué hace por ejemplo el Espanyol en la Liga Europea, qué hace el Barcelona en el Mundial… Y eso provoca un efecto llamada siempre y hace que haya otros clubes que quieran sumarse.

En España, lo bonito es que los jugadores han subido mucho el nivel y hay jugadores de fuera que se fijan en ellos y hacen equipos y se mezclan. Y eso sucede de cara a clubes como el PSG que ha estado antes en el RL, el Mónaco que está en RL u otros equipos de primer nivel… Eso puede provocar un efecto llamada en clubes como el Betis o el Getafe, que ya han estado antes, y que podrían volver a la escena del RL.

Al final, esto le hace muy bien al Rocket League y a los esports en general, porque los clubes de fútbol tienen unas estructuras y manejan un dinero que pueden invertir en este sector y que benefician a todos. Y entonces, es bueno, que se vea que con logros se puede conseguir algo y que se atrevan estos clubes a meterse en ello.

¿Qué cosas crees que faltan para que los clubes tradicionales se vuelquen de lleno en los esports?

Un sistema claro de competición. Por ejemplo, muchas veces no sabemos cómo se va a clasificar a un torneo. Esto es algo muy típico de los esports -y que nunca entenderemos- es que no hay fechas con antelación, entonces es muy complicado para un equipo organizarse, pero más aún para un club de deporte tradicional que se viene a los esports.

Un equipo tradicional sabe que se participa en su liga, que participa en una copa, las fechas que tiene, etc., con un año de anticipación. Aquí nunca lo sabemos. Y eso lo hace muy complicado para las personas del deporte tradicional, que se llevan las manos a la cabeza cuando no saben fechas a menos de un mes de un evento. Saben que fichan un equipo, pero muchas veces no saben en qué ni cuándo van a competir.

13 marzo, 2020|