3 Min de lectura | ‘The Mandalorian’ no solo ha cosechado grandes éxitos como serie de televisión: en los videojuegos y esports puede percibirse la gran acogida del público.

Hablar de The Mandalorian es hacerlo de uno de los grandes éxitos de los últimos años. La popular serie de Disney+ ha conquistado los corazones incluso de los más escépticos que criticaron con dureza la última trilogía del universo de Star Wars.

El cazarrecompensas junto al enternecedor Baby Yoda, se ha convertido en uno de los iconos del universo geek más prestigiosos de la multinacional, cuyo eco no solo se queda en su propia serie.

De hecho, Disney ha apostado por el formato serie para sus nuevos productos audiovisuales: Obi-Wan Kenobi, Rangers of the New Republic, Ahsoka, Andor, The Bad Batch, Visions, Lando Calrissian, The Acolyte y A Droid Story son el “daño colateral” que ha provocado El Mandaloriano.

Pero más allá de incitar a los directivos de la compañía a apostar por el género, el cazarrecompensas ha conseguido hilar narrativamente nuevas historias que aparecían ocultas entre varios videojuegos y traspasar las fronteras de los productos de su compañía.

El rico universo narrativo de Star Wars

En noviembre de 1977 se estrenaba en España la primera película de La Guerra de las Galaxias, Una nueva esperanza. Casi medio siglo después, el universo narrativo es bastante amplio y cada vez se rellenan más agujeros argumentativos sobre aspectos que solo se mencionan superficialmente en las películas.

Los videojuegos son una de las alternativas principales a las películas donde se expandió la trama: y solo de The Mandalorian pueden extraerse 6 acontecimientos que ya vivimos en alguno de los videojuegos.

Por ejemplo, en Caballeros de la Antigua República, un título de 2003 que salió para Xbox y ordenador, durante uno de los niveles teníamos que pelear en Tatooine contra un dragón krayt, algo que se ha repetido en la serie.

Aún más antiguo es el videojuego para ordenador Dark Forces, cuyos protagonistas eran relativamente desconocidos en el lore y que gracias a la serie de televisión hemos podido descubrir más al respecto.

En la serie también descubrimos más acerca de la Operación Ceniza, la que iba a emprender Palpatine en caso de que el imperio se desmoronara, algo que solo sabemos gracias a Star Wars Battlefront 2 y a un excepcional capítulo de la serie.

También en este mismo juego ahondamos en una faceta de Luke Skywalker que aparece en The Mandalorian: la fundación de una academia para formar a futuros Jedi.

El Mandaloriano fuera de la marca Star Wars

Pero sería injusto destacar únicamente las bondades narrativas que El Mandaloriano ha aportado al universo de la saga. Como premio de su éxito, Epic Games, tras varias temporadas teniendo a los superhéroes de Marvel como principales protagonistas, ha decidido dar un pequeño giro de guion y rescatar de nuevo a Star Wars para la temporada 5: tanto el cazarrecompensas como Baby Yoda son dos de los principales soldados que tratarán de rescatar el Punto Cero de las manos de los malos de Fortnite.

De hecho, el aspecto del Mandaloriano se consigue en el nivel 100 del pase de batalla del juego, una muestra de la importancia que el battle royale ha querido darle al último fenómeno salido de la marca Star Wars.

En el plano de los esports, Movistar Riders, el equipo español con sede en Madrid, decidió lanzar una edición especial de su equipación con el logo de la serie de televisión. Para celebrar el fin de su segunda temporada, el conjunto madrileño presentó una camiseta conmemorativa que se agotó con rapidez.

De hecho, en las conexiones de la Superliga con el lugar donde disputa sus partidos el equipo de League of Legends cuenta con un pequeño peluche de Baby Yoda en la mesa.

Una de las mayores contribuciones de The Mandalorian a los esports la encontramos en la mayor competición del sector: los Worlds. Riot Games tuvo que organizar su torneo por excelencia sin la presencia del público.

Para compensar la ausencia en las gradas, la compañía dispuso de un stage con tecnología punta que lo igualaba a un universo con cientos de efectos visuales, cuya base era la misma que la de la serie de Star Wars.

Mediante el uso de Unreal Engine lograron crear ambientes sorprendentes que rápidamente cautivaron a la audiencia: y todo, gracias a la inspiración de El Mandaloriano y el pequeño Yoda, cuyo impacto va más allá de su serie de televisión e incluso de todo lo que envuelve a su marca.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE