3 Min de lectura | Capcom lanza Ghosts n’ Goblins Resurrection, un homenaje a dos clásicos que llegarán a Switch con gráficos renovados pero con la jugabilidad de siempre.

Si hay un videojuego que se recuerda de la época de las máquinas arcade, ese posiblemente es Ghosts n’ Goblins o su secuela Ghouls n’ Souls, que lograron atrapar durante horas y horas a los jóvenes en niveles repletos de enemigos que, poniéndonos en manos del Rey Arturo, había que superar a costa de sudor y sangre.

33 años después de la segunda entrega, Capcom nos dará la oportunidad de revivir esas sensaciones gracias a Ghosts ‘n Goblins Resurrection.

El título salío, en principio solo de forma digital, a mediados de febrero únicamente para la Switch. Y aunque los cambios son grandes, la esencia sigue presente. El objetivo no es otro que apelar a la nostalgia de todos aquellos que se criaron con las míticas aventuras del Rey Arturo, renovando parcialmente el estilo gráfico pero manteniendo las sensaciones de juego.

Cambios respecto a la versión original

La intención de Capcom era que no fuera un remake al uso, sino que el juego pudiera adaptarse a un dibujo diferente al clásico, pero que no se sintiera demasiado lejano.

El nivel de detalle es mayor, el color es más claro y con una mayor cantidad de tonos y cada personaje parece más refinado que en los títulos originales. Se asimila mucho a una estética cartoon que conjuga a la perfección con la idea de Nintendo y parecen asemejarse a marionetas por la forma en la que se mueve cada personaje.

Por lo demás, el resto será prácticamente lo mismo: el caballero contará a su favor con las mismas armas (dagas, lanzas, antorchas, hachas) y su mítica armadura que se deshará conforme vaya recibiendo daño hasta dejarle en calzoncillos. Además, esta entrega contará con nuevos héroes que se irán desbloqueando conforme vamos superando los diferentes escenarios.

Seguirán poblando los niveles monstruos como el esqueleto, el zombi, el cerdo y las plantas carnívoras, que nos harán la vida imposible para que no podamos llegar hasta el final. Muchos de los jefes finales del Reino de los Demonios se mantendrán, por lo que cada paso que demos nos será muy familiar.

Con la banda sonora ocurre un poco lo mismo: las melodías en 8-bits se dejan en el cajón de los recuerdos para pasar a una más sinfónica, aunque con los cimientos del clásico.

Pero el título no solo irá destinado a los más veteranos. Será un título de plataformas que por su estética y sus mecánicas tendrá un gran atractivo para el público, sobre todo para los amantes de la dificultad: el timing del salto, los obstáculos en cada nivel, los diferentes ataques de los rivales y el hecho de no contar con demasiados puntos de vida pondrán a prueba a todos los que se adentren en esta magnífica obra.

El objetivo seguirá siendo el mismo: superar a todos los desafíos que se interponen en nuestro camino para llegar al trono de Astaroth y rescatar a Prin Prin, para lo que tendremos que derribar a un rival que obligará a dar lo mejor de nosotros.

Los dos clásicos, en el catálogo de Switch Online

Muchas han sido las críticas que han caído sobre Capcom, principalmente porque el estilo visual no casa con la idea del juego original. Lo cierto es que se trata del primer juego de la franquicia —amén de sus adaptaciones para móviles de 2009 y 2010— desde Ultimate Ghosts n’ Goblins, que salió en 2006 para PSP, por lo que sus seguidores tienen ganas de volver a ponerse en la piel de King Arthur.

Ghosts n’ Goblins y Ghouls n’ Souls pueden jugarse desde hace un tiempo en la consola de Nintendo. Todos aquellos que estén suscritos a Nintendo Switch Online tendrán a su disposición un catálogo muy completo de los títulos de las consolas más antiguas de la consola japonesa, por lo que podría ser una excelente idea retomarlos para, una vez superados, disfrutar de su remasterización.

Tras las arcade, las Commodore, la ZX Spectrum, Sega, Xbox, PlayStation 1, 2 y PSP, Gameboy Color y Advance y los móviles, la saga Ghost ‘n Goblins sumará una plataforma más al currículum el próximo febrero: la Nintendo Switch. 36 años después de que se lanzara, el juego sigue igual de vivo que en sus inicios, solo que hoy en día no se necesitan monedas para seguir la partida.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE