Inicio/Zona gamers/Noticias/Los detalles de The Division 2 que no puedes perderte

Los detalles de The Division 2 que no puedes perderte

5 minutos | La secuela mantiene la esencia del original, pule sus puntos fuertes, aumenta el contenido del juego y lo eleva como uno de los mejores looter shooter cooperativos del año.

Washington D.C. sobrevive a duras penas a una pandemia que ha asolado la población. En medio del caos, tres organizaciones enemigas se aprovechan de la situación: Hienas, Hijos Verdaderos y Parias. Una serie de individuos, entrenados durante años en secreto por La División, se organiza y alza contra ellos para recuperar el control de la ciudad.

The Division 2, desarrollado y distribuido por Ubisoft para PC, Xbox y PS4, es una secuela que se desplaza de ciudad, y en la que hay pocos cambios significativos más respecto a la idea principal. La esencia del juego —la que le llevó a triunfar— se mantiene impoluta.

No deja de ser una versión muy mejorada de la primera entrega, ofreciendo horas y horas de diversión de un juego enfocado sobre todo a jugar con amigos. La gran diferencia la encontramos en el contenido: este ofrece mucho más y da la sensación de que, una vez acabada la historia principal, sigue habiendo jugo que sacar.

Segunda entrega, más y mejores recompensas

El elenco de enemigos y armas se ha visto notoriamente incrementado, con la novedad de que el nivel de personalización es mucho mayor: miras diferentes, cargadores con más capacidad, nuevos cañones y empuñaduras. Ahora existe una mayor variedad con la que podrás conformar un mejor equipo en función de tus preferencias y estrategias favoritas.

En el trayecto a cumplir una misión, el mapa, muy vivo, te invita a completar antes otros objetivos más secundarios que, aunque parezca lo contrario, te incitan a hacerlo sin la típica sensación de pesadez habitual que las atañe.

Cada paseo por el escenario nos obligará a refugiarnos en barracones y enfrentarnos a enemigos. La principal esencia del gameplay radica en la necesidad de saber utilizar las coberturas y aprovechar las alturas para superar los tiroteos satisfactoriamente.

No es un juego de disparar por disparar. Si no tienes buena sinergia con tus compañeros o no sabes posicionarte, la muerte será algo más que una posibilidad. Los NPC (Non playable character) no son floreros: esquivan tus ataques, contraprograman tus estrategias y son tan ofensivos que tu zona de resguardo puede ser un en un santiamén tu tumba.

En más de una ocasión aprovecharán que haces focus al tanque del grupo —un soldado con protecciones hasta en los dientes y que recibe el ataque de todo el mundo— para encontrar tu punto débil y eliminarte. En resumidas cuentas, los enemigos son, por lo general, un reto que en alguna ocasión te sacarán de quicio.

Washington, un escenario reconocible

La primera entrega de The Division se ambientó en New York (Seguro de negocio: seguro de Viajes), una ciudad que se había recreado a la perfección incluso para aquellos que jamás han pisado la metrópoli norteamericana. Con Washington quizá no sea tan fácil, pero es cierto que hay puntos de referencia que facilitan la recreación. Y, además, un detalle que es necesario conocer: la ciudad está diseñada a escala 1:1.

Desplazarse por diferentes áreas de la urbe, encontrarse de frente a un grupo de enemigos, asistir a ejecuciones públicas, actos propagandísticos… Si bien no son un requisito inestimable para hacer que el juego cumpla con su cometido, el skyline embellece los escenarios que recorres. Tanto los efectos climáticos —que ha aumentado su variedad— como la luz del día o de la noche consiguen lograr que el jugador se envuelva en el ambiente porque el nivel de detalles es espectacular.

No solo nos sentimos en un mundo postapocalíptico porque la narrativa así lo describa, sino porque allá donde pongas la vista verás elementos que te hagan pensar que convives en un mundo que se ha ido a la ruina: calles completamente vacías y con una arboleda que invade las carreteras, edificios cayendo en pedazos… ¡Incluso el avión presidencial destruido frente al Capitolio! El principal elemento rompedor en materia visual respecto al primer título está en el fin de la monotonía: se acabó pasear por un Nueva York repleto de nieve constantemente.

Ubisoft mejora a The Division 1

 Los asentamientos y los puntos de control se han cambiado ligeramente para potenciar sus usos. Una vez cumples el objetivo principal de llegar al nivel 30 y asaltar el capitolio para salvar la ciudad, el juego acaba… O no.

El endgame es prácticamente otra nueva historia. Llegados a este punto, podrás escoger entre tres nuevas especialidades (experto en demolición, francotirador y superviviente) que dotarán al personaje de habilidades y armas específicas.

Al contrario que en el primer título, el juego después del final no decepciona, no deja esa sensación de haberlo explotado al completo y aquí cobra vida. Cuando consigues liberar a la ciudad del yugo de esas tres bandas criminales, llega otra para volver a ponerte en aprietos: Colmillos Negros, con un armamento muy mejorado y que hacen necesario el replantear las estrategias de ataque porque la dificultad se amplía.

Y, entonces, se inicia una nueva historia. Tendrás que repetir misiones que seguramente habrás completado, pero con variedades que la hacen diferente. Los personajes contarán a partir de entonces con un nuevo árbol de mejora de habilidades que amplían la gama de ataques.

Zona oscura: PvP en acción

The Division 2 copia el concepto de zona oscura —un lugar híbrido de PvP y PvE— del primer juego y lo pule. Ahora hay tres escenarios, completamente diferentes de estilo y jugabilidad. En todos ellos tendrás que llegar a un lugar en el que hay looteo contaminado (de hecho, tendrás que llevar una máscara para protegerte de él), moverlo a otra zona, lanzar una bengala para llamar a un helicóptero y defenderte de los enemigos.

En cuanto al gameplay, puedes tirar por el tradicional, en el que te alías con otros jugadores para liberar la zona y repartir el botín; o por el renegado, donde si robas parte del loot serás marcado y tendrás que huír a un punto de control para liberarte del seguimiento del resto de usuarios.

Como opción más orientada a jugar en equipos y que menos parece asimilarse al estilo de The Division 2 está el modo conflicto: un PvP de toda la vida en el que dos equipos de cuatro combaten para conquistar un territorio.

En general, The Division 2 cumple con creces lo que se espera de un looter shooter online, muy por encima de otros que han salido este año como Anthem. Si el primero fue una grata sorpresa, este llega para mejorar más si cabe la experiencia de ese, con la promesa de Ubisoft además de añadir cada mes nuevas actualizaciones.

El juego requiere de un potente ordenador para disfrutar al máximo de todos sus escenarios y prestaciones. Si acabas de renovar tu equipo, asegúrate de que cualquier accidente que pueda sufrir el PC no te impida disfrutar de uno de los mejores juegos del año.

3 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.