3 Min de lectura | Si te gustan las emociones fuertes, lo tuyo es el speedrun, una disciplina en la que la competitividad y la adrenalina están en el máximo nivel con el objetivo de pasar más rápido que nadie un determinado juego. ¿Crees que puedes conseguirlo?

El speedrun es una disciplina que podría catalogarse dentro de los esports y que tiene por finalidad acabar un determinado juego en el menor tiempo posible dejando tu nombre en lo más alto del ránking. Puede parecer fácil, pero para conseguir batir récords se necesita mucho entrenamiento y muchas horas de dedicación. Si quieres adentrarte en este apasionante mundo, toma nota de los títulos más populares.

6 títulos speedruns que no puedes perderte

Aunque para el speedrun sirve cualquier tipo de juego, normalmente se suelen usar aquellos con características y mecánicas determinadas que favorecen establecer récords, y sobre todo que permiten el uso de uso de glitches, ya que los speedrunners se sirven de trucos y errores del juego para tardar menos tiempo. Entre los más populares destacan los siguientes:

Super Mario Bros.

El popular plataformas protagonizado por el entrañable fontanero es un speedrun perfecto gracias a los numerosos glitches que los speedrunners pueden usar para rascar unas décimas del reloj.

El juego consta de ocho mundos con cuatro niveles cada uno, todos diferentes, que, en condiciones normales, suele tener una duración de dos horas y media. Pero el usuario Niftski ha conseguido batir todos los récords completándolo en tan solo 4 minutos, 54 segundos y 948 milésimas.

Super Mario 64

Lo cierto es que la saga de Mario da mucho juego en el speedrun. Otro de los títulos más populares en esta disciplina es Super Mario 64, con miles de usuarios intentando batir récords cada día. En este plataformas encontramos 15 mundos, toneladas de estrellas para recolectar (aunque para llegar al final solo hacen falta 70) y las pantallas están en todos los pisos del castillo, lo que nos puede llevar entre 13 y 20 horas completarlo.

Sin embargo, en términos speedrun, el usuario Batora puede presumir de haberlo terminado en 1 hora, 38 minutos 21 segundos.

Minecraft: Java Edition

En Minecraft hay una gran variedad de speedrun debido a las posibilidades que ofrece el juego (hay diferentes modos de juego, mapas customizados, etc). Y, aunque no tiene un final u objetivo definido, entrar en el End, encontrar al Enderdragón y matarlo es un objetivo común para los speedruns de Minecraft. Hay que tener en cuenta que, en esta versión Java, la inmensa mayoría de componentes adicionales (skins, mods…) son gratuitos, lo que facilita mucho las cosas.

El récord actual lo ostenta Brentilda, que lo ha conseguido en 11 minutos, 9 segundos y 667 milésimas.

Muck

Este juego, del que hace poco nadie había oído hablar (fue lanzado en junio de 2021), es el nuevo juego Free to Play que lo está rompiendo en Steam y que se ha convertido en uno de los más jugados por los speedrunners (con más de 500 jugadores activos, según el site Speedrun.com). Un juego de supervivencia multijugador en el que debemos buscar elementos, recolectar recursos, construir una base y mantenernos con vida ante la gran oleada de enemigos.

El récord actual es de Zephy, que lo superó en 19 minutos, 13 segundos y 600 milésimas.

Resident Evil Village

Resident Evil Village no lleva ni unos meses en las estanterías, y ya cuenta con una gran comunidad de speedrunners detrás. El juego de Capcom, que está siendo un éxito de ventas y críticas, no es el más largo del mundo, lo que le convierte en una opción natural para el speedrunning. Puede llevar unas 9 horas completarlo, aunque spiceeTV ha conseguido pasarlo en 1 hora, 26 minutos y 49 segundos.

Spelunky

Se trata de un clásico en las competiciones de speedrun. Un plataformas con un diseño sencillo, pero un complejo entramado de niveles creados al azar que lo convierten en un auténtico reto solo al alcance de los más atrevidos. Tiene una duración media de 18 horas, pero actualmente, el usuario HectiqueX ha conseguido finalizarlo en 1 minuto, 35 segundos y 500 milésimas.