3 Min de lectura | La compañía promete que la próxima generación vendrá con mejores servicios de juego en la nube y plataformas de transmisión para otros dispositivos.

La nueva generación de Sony no acabará con PS5, o al menos esa es la intención de la compañía. La multinacional buscará reinar en el mercado de los videojuegos a través de la potenciación de los servicios de suscripción de juegos como Remote Play o de streaming en otras plataformas como PlayStation Now, donde puedes jugar a cualquier título de la consola en ordenador.

Más allá de los enormes cambios en los gráficos, en la optimización de los juegos, y en la nueva tecnología háptica que promete una inmersión mucho mayor, la empresa tiene claro que para reinar en el sector no solo necesitas un hardware y software potente además de títulos exclusivos, sino un servicio que dé un añadido extra y que permita diferenciarte de tus competidores. Y tras notar un incremento en 2019 de más de un 250% en los diferentes servicios anteriormente mencionados, tienen claro que son la mejor herramienta para lograrlo.

PlayStation 5 será el baluarte de la nueva generación, pero tras él llegarán nuevos y renovados servicios para fidelizar al público de Sony y poder mirar de tú a tú a los ordenadores, reyes del mercado, algo que hasta el momento es casi imposible. ¿Te imaginas poder disfrutar de uno exclusivo a través de un móvil o una smart tv? Esta meta forma es probablemente una de las muchas de la nueva hoja de ruta de la compañía con sede en Tokyo.

Jugar a la play sin la play


El director ejecutivo de Sony Kenichiro Yoshida es consciente de que el público gamer demanda cada vez más servicios que faciliten la experiencia de juego más allá de las plataformas habituales, pero que por el momento no han terminado de consolidarse debido a los problemas de fluidez y el in put lag, esto es, el tiempo que pasa entre que pulsas un botón y se realiza dicha acción. “Hemos recopilado tecnologías y patentes que permiten minimizar la latencia, explicaba en una entrevista.

Otro de los problemas que quieren atajar, es resolver las escasas diferencias entre comprar un juego físico y digital. Según Yoshida, quieren implantar que la compra de los discos de juego te permita disfrutarlos en otras plataformas sin tener que volver a pasar por caja, algo que Microsoft ya permite en Xbox One y ordenadores con Windows 10 gracias a Play Anywhere.

Para que estas circunstancias puedan llevarse a cabo será imprescindible la llegada del 5G, que hará mucho más cómoda la vida y las rutinas de consumo de los gamers. Además, poco a poco, las bibliotecas de estos servicios se están nutriendo de los grandes blockbusters solo disponibles para PlayStation.

Lo digital, primer orden para PS5

La importancia que Sony quiere imprimirle a lo digital se puso oficialmente de manifiesto cuando anunciaron los modelos de PlayStation 5, una campaña con la que consiguieron adelantarse a su principal competidor, la Xbox Series X.

Por el momento, solo hay dos: el mismo modelo con la salvedad de que una tiene lector de discos y la otra, no. Los directivos han confirmado que se trata del mismo dispositivo y que esa será la única diferencia, ya que respecto al resto de componentes serán idénticas.

Una vez más, Microsoft ya se había adelantado a esto al lanzar el año pasado la Xbox One S Digital, que costaba 50 dólares menos que la versión con lector óptico.

“Estamos conociendo que, conforme pasa el tiempo, nuestra comunidad se está orientando cada vez más hacia lo digital”, explicó en una entrevista a CNET Jim Ryan, presidente de Sony Interactive, para justificar la existencia de ese modelo.

Por el momento, se desconoce si habrá alguna diferencia de precio, aunque lo más sensato sería pensar que así fuera.

No es de extrañar que sigan un camino donde se potencie lo digital: en el último año fiscal, el 66% de las ganancias de Sony procedieron de este mercado, principalmente de su tienda PS Store. Aun así, cabe la duda todavía de cómo podrán pasar los juegos de PS4 a las consolas sin lector de disco.

Solo los nostálgicos y los coleccionistas continuarán apostando por lo analógico. Tener una biblioteca de carátulas de juegos continúa siendo uno de los motivos por los que la venta de físicos no ha caído estrepitosamente. Aun así, lo digital terminará por copar por completo la oferta de videojuegos en los próximos años.

 

Periodista especializado

MAPFRE