3 Min de lectura | Salt and Sacrifice, la secuela de Salt and Sanctuary, aterriza en PlayStation y Epic Games Store para deleite de los ‘souls lovers’. Te contamos qué es lo que vas a encontrar en este juego.

Salt and Sacrifice es un RPG de acción y desplazamiento lateral 2D ambientado en un universo fantástico y oscuro, secuela de Salt and Sanctuary, que llegará a PS4, PS5 y PC (en Epic Games Store) a partir de 2022. Una buena noticia para los souls lovers que quieren volver a disfrutar con aquello de morir una y otra vez hasta conseguir avanzar.

La secuela nos sitúa en Altarstone Kingdom, una tierra sumida en el más absoluto caos debido a los perversos magos que vagan por el reino. Aquí entran en escena los inquisidores marcados, que son criminales condenados y perdonados por la justicia, que viven errantes y se dedican a aniquilar magos, devorando sus corazones, para impedir que sigan aterrorizando al reino.

Esta es una de las grandes novedades de este título, ya que además de avanzar en la aventura y deshacernos de las malignas criaturas que nos rodean, tendremos que dar caza a estos magos.

Primer gameplay de Salt and Sacrifice

Para hacernos una idea de lo que podemos encontrarnos en esta secuela, nada mejor que visionar el gameplay de diez minutos publicado por Ska Studios y Devoured Studios, donde se revelan varios aspectos de la jugabilidad, con detalles muy similares a lo que podríamos esperar de cualquier juego de FromSoftware.

Elección de la clase

Al comenzar el juego, lo primero que tendremos que hacer es escoger entre las ocho clases iniciales (luchador, duelista, asesino, highblade, paladín, guerrero, clérigo o sabio), cada una de las cuales tendrá unas habilidades propias y determinará en gran medida lo que ocurrirá después. Y también podremos elegir el aspecto del personaje.

A esto hay que sumar la evolución del personaje basada en la asignación de puntos de experiencia (uno por nivel) a los potenciadores de su árbol de habilidades, por lo que, si queremos un personaje determinado, tendremos que tener muy claro qué ruta debemos tomar.

El entorno

Una vez en el meollo del juego, y tras la clásica introducción donde conocemos al gran jefe, veremos el Pardoner’s Vale, el lugar donde atender a nuestro personaje, actualizar el armamento, reunir suministro, convocar runas para viajar a otros emplazamientos, etc. Desde allí iniciamos el viaje a Ashbourne Vale, primer lugar donde se desarrolla la acción y por donde deambula toda la ristra de monstruos.

El entorno tiene en todo momento un aspecto lúgubre, oscuro y con la misma paleta de colores a la que estábamos acostumbrados en la primera entrega. En este sentido hay pocas novedades, salvo algunos detalles, como los obeliscos, que sustituyen a los santuarios, lugares restaurativos en los que podremos guardar el progreso realizado. Además, tendremos una bebida similar al frasco de Estus de Dark Souls: tenemos cinco y solo se cargan cuando tocamos un obelisco.

Las armas

El juego nos ofrece la posibilidad de fabricar nuestras propias armas a partir de la carne y los huesos de los magos que hayamos destruido. Además, dominaremos un arsenal de armas y artes rúnicas, una forma segura de manipular la corrupta magia de los enemigos.

Los combates

Sabemos que nuestra misión es fulminar a los magos que vayamos encontrando por el mundo, el cual se irá expandiendo a medida que avance el juego. Cuando hayamos derrotado a uno de estos hechiceros tendremos que hacernos con su preciado corazón para seguir con la misión.

Además, contaremos con una herramienta que cambia por completo el desplazamiento por el escenario: un gancho de agarre tipo Sekiro. En un mundo donde los combates son de lo más desafiantes y los enemigos pueden hacernos picadillo en un abrir y cerrar de ojos (sobre todo los jefes finales, como puede verse en el gameplay), la velocidad lo es todo, y el gancho es un gran aliado capaz de sacar de un aprieto.

La fórmula de los combates sigue la tendencia purista: tenemos que controlar la barra de Stamina y el peso y velocidad del personaje para ver si lo mejor es la defensa vía escudo o por la esquiva.

Si quieres ver más detalles, James Silva, director del juego, hace una descripción general de lo que vamos a encontrar en Salt and Sacrifice:

El modo multijugador online

Una de las opciones interesantes de Salt and Sacrifice es que nos va a permitir unirnos a otros compañeros para jugar juntos al modo cooperativo o para participar en un PvP con varias facciones. Así que, si ves que las cosas se ponen difíciles, siempre puedes pedir ayuda a un segundo jugador y derrotar juntos a los magos.

Logo generaciónYOUNG
Alexandre Serrano

El equipo de redacción de generaciónYOUNG lleva más de 10 años publicando artículos relacionados con el mundo gamer. Todo lo que gira en torno a este estilo de vida lo encuentras aquí: noticias de videojuegos, competiciones de eSports, equipamiento gaming pero también información sobre streamers, los animes del momento y mucho más.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para que nuestros lectores estén al día de todo lo que está pasando en el sector.