4 Min de lectura | Los juegos de rol son uno de los principales nichos de mercado de los videojuegos: esta lista recopila los juegos RPG que deberías probar en algún momento.

El rol es uno de los géneros más pródigos en la industria del videojuego. Es muy popular gracias a su potencial a la hora de desarrollar personajes e historias y a su libertad a la hora de desarrollar su gameplay. Si estás buscando uno que pueda apasionarte, vamos a repasar los mejores RPG de los últimos tiempos.

Estos videojuegos están históricamente influidos por el éxito de los juegos de rol de mesa como el clásico Dungeons & Dragons (que en su versión videojuego tiene uno de los mapas más extensos). Cada año, salen decenas de juegos de rol, haciendo complicado que podamos conocerlos todos. Hemos recopilado las mejores obras y las que deberías tener sí o sí en tu catálogo.

Ultima Underworld: The Stygian Abyss

Lanzado al mercado en 1992 para PC y 1997 para PlayStation, el título desarrollado por Blue Sky Productions es una de las grandes obras del siglo XX, destacando por la inclusión de una cámara en primera persona y un modelado en 3D muy revolucionario para la época.

El juego se desarrollaba por diferentes mazmorras en las que utilizábamos el click del ratón para interactuar con el entorno. Nuestro personaje podía equiparse con diferentes materiales y armas para superar el laberinto y teníamos que elegir sabiamente cómo llevábamos la conversación con los NPC de cada zona si queríamos llegar vivos hasta el final.

Ultima Underworld: The Stygian Abyss ha sido la principal influencia de otras magníficas obras como Deux Ex o Bioshock Infinite.

Chrono Trigger

Otro clásico del siglo pasado: salió en 1995 en Super Nintendo y en 1999 para PlayStation. La combinación de artistas como Hirobonu Sakaguchi y Nobuo Uematsu (Final Fantasy) junto con Akira Toriyama (Dragon Quest y Dragon Ball) contribuyó notablemente a popularizarlo. Aun así, no ha pasado a la historia precisamente por esto: el hecho de incluir diferentes finales, la interacción con los enemigos en el mapa o el sistema de combate fueron las auténticas razones de su éxito.

Los personajes eran muy complejos, ya que tenían diferentes ataques físicos y especiales que hicieron más completas las batallas. Las peleas eran ATB (active time battle), esto es, que cada jugador que manejes podía atacar siempre y cuando su contador llegara a 0, sin tener que esperar a organizar la ofensiva de todo el grupo. Para colmo, había ataques que podías maximizar si los hacías conjuntamente con otros enemigos.

Chrono Trigger cuenta con una narrativa muy original y perfectamente entrelazada: en un modo de juego podías viajar a 7 épocas diferentes. Lo que hagas en cada mundo puede afectar a los demás, por lo que supieron sacarle el máximo partido a su historia.

Divinity: Original Sin II

Es el más moderno de la lista, pero el único que te permite jugar en party con amigos y sacarle el máximo partido. Salió al mercado en 2014 para casi todas las plataformas, y su punto fuerte es una narrativa muy interactiva y un sistema de combate intrincado y con infinitos resultados, recordando a la esencia de los juegos de rol de mesa.

El mundo abierto en el que nos movemos nos ofrece una libertad para avanzar por las zonas que prefiramos y los personajes contarán con muchas variables como raza, género, profesión y clase social, elementos que influyen notablemente en la construcción de la historia.

El sistema de combate es por turnos: tenemos una serie de puntos que podemos gastar en movernos, atacar o usar objetos. La complejidad reside precisamente en la naturaleza diferente de cada jugador, ya que cada uno puede realizar acciones que afecten al entorno, que cambien el estado, que reduzcan las estadísticas… No es de extrañar que, para muchos, sea el mejor juego de rol del siglo XX.

Diablo II

Fue la primera gran obra que publicó Blizzard en el siglo XXI. Al principio salió con varios problemas que impedían disfrutarlo al máximo en línea, pero fueron capaces de solventarlos rápidamente con más servidores en Europa.

No tenía un amplio elenco de personajes diferentes, pero estos sí que tenían muchas alternativas para elegir el estilo de combate que queríamos, A pesar de que era corto (4 mundos con 6 misiones principales en cada uno), estaba repleto de contenido. Su sistema de combate era muy simple, pero adictivo: la amplia variedad de enemigos, la posibilidad de rejugarlo para desarrollar a otros personajes, su estética clásica… ¡Tienes que probarlo!

Final Fantasy Tactics Advance

Se trata de uno de los pocos videojuegos de Final Fantasy que se lanzó para la consola portátil de Nintendo. Este título secundaria de la franquicia logró hacerse un nombre por sí mismo gracias a su estética fantástica del medievo además de un sistema de combate que difería mucho con el que habíamos visto hasta ahora: en lugar de ser solo por turnos, la acción se sucedía por un escenario dividida en recuadros en los que teníamos que mover a los personajes.

En el juego nos encargábamos de manejar un clan, conformado por personajes que podían unirse a nuestro equipo tras cualquier misión. Cada uno tenía un oficio diferente que podíamos cambiar al conseguir una serie de requisitos, como nivel, habilidades o manejo de armas.

La historia también era muy llamativa: unos jóvenes descubren un libro mágico que, al día siguiente, los lleva a un mundo mágico homónimo. Estos se encontrarán posteriormente con diferentes motivaciones: unos ansiaban volver y otros no querían irse de allí, modelando una narrativa que se volverá más adictiva cuanto más se desarrolle.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE