Inicio/Zona gamers/Noticias/PS5 Digital y Xbox Series S, ¿el fin de lo analógico?

PS5 Digital y Xbox Series S, ¿el fin de lo analógico?

4 minutos | Las consolas de nueva generación sorprendieron al anunciar su salida junto con una hermana pequeña, PS5 Digital y Xbox Series S, centradas en lo digital.

Varias fuentes habían insinuado que las consolas de nueva generación podrían no venir solas, pero no fue hasta el anuncio oficial cuando todos comprendimos que no se refería a versiones mejoradas sino a una solo digital, donde los juegos en físico no tenían cabida. PlayStation 5 Digital y Xbox Series S se presentaron como la alternativa barata a la edición que ya conocíamos, pero lo cierto es que pone de manifiesto una estrategia que la industria llevaba mucho sopesando, sobre todo tras el largo confinamiento a causa del coronavirus.

Lo digital se va haciendo poco a poco la alternativa principal en el mercado. Los costes de producción de carátulas y discos, de almacenaje, de transporte y de intermediarios se reducen en pos de hacer llevar el producto a los consumidores a golpe de clic.

Las desarrolladoras pequeñas y medianas pueden introducir sus creaciones sin tener que arriesgar demasiado capital económico. Y en ese contexto han nacido PS5 Digital y Xbox Series S, que por un precio de venta menor que la otra edición prometen ofrecer prácticamente lo mismo.

Y Sony es la que más evidente ha hecho que el futuro de la compañía pasa por potenciar lo digital, con la promesa de que van a mejorar los servicios de suscripción y de streaming en la nueva PS5.

PS5 Digital, mejor que Xbox Series S

Donde menos diferencia se acusa entre ediciones es en la consola de Sony. Hay una distancia de 100€ entre ambas, y el único cambio sustancial es que una cuenta con una ranura para discos y la otra, no.

En el resto de apartados son idénticas: estética, hardware, software, catálogo, periféricos… Desde luego, es una estrategia bastante oportuna para que el público pueda ir asimilando cuál es el devenir de las videoconsolas.

Al otro lado encontramos Xbox Series X y Series S. Ambas no solo tiene precios distintos (200€ exactos de diferencia), sino que la segunda, además, tiene prestaciones más bajas y sus aspectos no tienen nada que ver: la ‘X’ es mucho más vertical y oscura, mientras que la ‘S’ es blanca, tiene un tamaño más reducido, es más delgada y cuenta en su parte frontal una rejilla de ventilación.

En lo que respecta a las especificaciones técnicas, también hay una disparidad sustancial: la ‘X’ será mucho más potente que la ‘S’. El procesador de las dos es de 8 núcleos, pero la primera funcionará a un pico de 3.8 GHz y la segunda lo hará a 3.4.

En el apartado gráfico la distancia es aún mayor, ya que la consola principal cuenta con 12 Tflops mientras la segunda, solo 4. Y eso es algo que se notará en la resolución de los juegos, aspecto donde Xbox Series ‘S’ no podrá presumir demasiado ya que su límite será de 1440p cuando su hermano mayor alcanzará los 4K, algo que para disfrutarlo al completo tenemos que complementar con una televisión que pueda soportarla.

Las diferencias expuestas hasta el momento son notorias, pero donde más incógnitas hay es en el apartado de almacenamiento: ‘X’ llegará con un SSD interno de 1TB que permitirá cargar juegos a gran velocidad y la ‘S’, con la mitad de espacio disponible, 512 gb, algo que preocupa si tenemos en cuenta que los juegos tendrán un tamaño medio de 100gb.

Para solventar este problema, Microsoft lanzará al mercado tarjetas de expansión que ampliarán la capacidad de la consola y permitirá insertar unidades USB 3.0, aunque estas no aumentarán la velocidad de carga.

Los accesorios de ambas consolas

Como viene siendo habitual, la compra de ambas consolas vendrá acompañada de sus mandos, pero estos no serán los únicos complementos que estarán disponibles de salida. La Xbox Series tendrán auriculares específicos (aunque también funcionarán otros de terceros) y una batería externa recargable que llenará la energía del mando en 4 horas y nos evitará jugar por cable.

La PlayStation 5 sí que se lanzará con más gadgets. A los habituales auriculares le acompañará una estación de recarga que te dejará cargar a la vez dos mandos, un mando a distancia para las aplicaciones y una cámara HD. Con todo, no serán los únicos que se podrán usar, y con el paso del tiempo irán incorporándose más.

Hay servicios que han sido habituales en ambas consolas que, de entrada, no estarán disponibles. El mejor ejemplo es el de Xbox Design Lab, el servicio que te permitía personalizar al máximo tu mando, que cerrará el 14 de octubre y volverá a trabajar a mediados de 2021.

Las consolas de nueva generación han levantado una expectación enorme. Solo quedan unas cuantas semanas para comprobar de primera mano si las promesas de la revolución gráfica y lúdica que prometían.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE

13 octubre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.