4 Min de lectura | Los mundos de Super Mario Bros. 3 integran diferentes grados de dificultad con el fin de contentar tanto a los más novatos como a los jugadores más experimentados. Sus dos últimos mundos son todo un reto, a veces frustrante. Descubre los detalles de cada mundo de este clásico atemporal.

El juego constaba de ocho mundos que tardaban en superarse una media de cinco o seis horas, aunque el récord actual de speedrun está en 3 minutos, 2 segundos y 383 milésimas. Lo cierto es que era un juego muy largo para la época, donde debíamos superar hasta 90 niveles diferentes.

MUNDONIVELES
1.- Tierra verdeNormales: 6
Castillos: 1
Jefe final: Iggy Koopa
2.- Colina desiertaNormales: 7
Castillos: 1
Jefe final: Morton Koppa
3.- Costa marinaNormales: 9
Castillos: 2
Jefe final: Wendy O. Koppa
4.- Gran IslaNormales: 6
Castillos: 2
Jefe final: Larry Koopa
5.- El CieloNormales: 9
Castillos: 2
Jefe final: Roy Koopa
Misc: 1
6.- Tierra congeladaNormales: 10
Castillos: 3
Jefe final: Lemmy Koopa
7.- Tierra de tuberíasNormales: 9
Castillos: 2
Jefe final: Ludwig von Koopa
Misc: 2
8.- Tierra oscuraNormales: 2
Castillos: 1
Jefe final: King Bowser Koopa
Misc: 7

Tierra Verde

Es el más sencillo, concebido como una primera toma de contacto para practicar las nuevas habilidades del fontanero, como la de volar o la de deslizarse, te llevará de nuevo a los juegos de tu infancia. En él, Mario debe rescatar al rey de Larry Koopa y devolverlo a la normalidad. Casi todos sus niveles están ambientados en praderas de hierba donde abundan los Koopa y los Goombas. También hay un pequeño castillo y la posibilidad de encontrar dos flautas mágicas, objetos cruciales sobre todo para los spreedruns, ya que permite viajar hacia mundos más adelantados.

Colina Desierta

En este mundo, Mario se enfrenta a más trampas y secretos, y los niveles son más complicados. El entorno es un árido desierto, donde encontraremos arenas movedizas, una pirámide y el castillo en el que Morton Koopa Jr. ha convertido al rey en una araña. Además, hay que estar preparado para las cadenas de fuego, los Bloques Saltadores, o a los ataques del Sol Furioso.

Costa Marina

Después del paseo por el desierto Mario se adentra en Costa Marina, un entorno plagado de pirañas, medusas y otros peligros, donde tendrá que atravesar nadando la mayoría de los niveles. Aquí es donde encontramos otra de las novedades de esta tercera entrega: el disfraz de rana, que será de gran ayuda para Mario. En el castillo, nuestro fontanero tendrá que luchar contra Wendy O. Koopa lanzándole anillos de energía para devolver al rey a la normalidad.

Gran Isla

En la Gran Isla todo es descomunal, desde los enemigos (menos las Venus lanza fuego) hasta los bloques y tortugas. Mario es como un liliputiense en este mundo de exageradas dimensiones. Por si fuera poco, los Hermanos Martillo han evolucionado en los Hermanos Trineo, mucho más grandes y con la capacidad de ocasionar terremotos. Debemos superar seis niveles, una fortaleza y el castillo en el que Iggy Koopa ha convertido al rey en dinosaurio.

El Cielo

Antes de llegar al cielo, Mario tendrá que atravesar tres niveles y una torre, donde Roy Koopa ha convertido al rey en un pterosaurio pequeño. Es un nivel con mucho encanto, en la segunda parte puedes ver el pequeño mundo desde arriba, pero también hay muchos peligros y desafíos. El fontanero tiene que lidiar con los Hermanos Boomerang y los Hermanos Martillo o correr por las pantallas sin caer al vacío. Aquí entra en juego por primera vez Mario Mapache, que será crucial en algunos niveles llenos de saltos imposibles.

Tierra Congelada

En la Tierra Congelada todo es hielo resbaladizo, lo que, sumado a los Spike, que lanzan bolas con púas, y los demás desafíos hacen que este nivel sea todo un reto y un preludio de lo que está por llegar. Lemmy Koopa ha convertido al rey en foca, para volverlo a la normalidad Mario tendrá que llegar a su barco, sortear los cañonazos y vencer a Lemmy, cuyo método de batalla es mantenerse en un balón y lanzar otros más pequeños a Mario.

Tierra de Tuberías

Llegamos al que, para la inmensa mayoría, es el mundo más difícil de Super Mario Bros. 3. Un mundo laberíntico repleto de tuberías, emboscadas y plantas piraña escondidas en cada esquina. Una pesadilla con sus nueve niveles que vuelven una y otra vez sobre sí mismos, una fortaleza y el castillo donde espera Ludwig von Koopa. Una vez derrotado, Bowser envía una carta explicando que ha secuestrado a la princesa Peach y el fontanero tendrá que ir a la Tierra Oscura para rescatarla.

Tierra Oscura

Finalmente llegamos a Tierra Oscura, el mundo más corto, pero con los niveles más difíciles -como el de los tanques y el de los barcos, consistentes en una flota de vehículos enemigos- y también el castillo más difícil, pudiendo llegar a ser algo frustrante. Mario tendrá que esquivar el fuego cruzado sin poder huir hacia adelante o hacia atrás, ya que el scroll de la pantalla se mueve solo. Tras superar las trampas y emboscadas, Mario llegará al castillo para liberar a la princesa Peach, pero antes tendrá que pelear contra Bowser, que le espera en la puerta.

Seguro que, después de este repaso, te han entrado ganas de disfrutar frente a tu pantalla del mítico fontanero, pero recuerda proteger todos tus dispositivos electrónicos con el seguro Yip Yop para que no haya nada que entorpezca tus partidas.