4 Min de lectura | La industria de los videojuegos también ha caído rendida ante aquellas mujeres que se han convertido en un referente, superando todo tipo de obstáculos. Te mostramos algunas de las más destacadas.

Son mujeres que cada vez han ido ganando más terreno en un mundo que parecía dominado por los hombres, pero que con el paso del tiempo, y gracias al trabajo constante de una serie de profesionales incansables, que han ido superando muchos obstáculos, ha conseguido llegar a lo más alto.

A continuación, te dejamos una lista de algunas de las mujeres que han conseguido el éxito en el mundo gamer gracias a su esfuerzo y tu tesón.

Indiana Black ‘Froskurinn’

‘Froskurinn’ es, sin lugar a dudas, una de las mujeres más influyentes de los esports, sobre todo de League of Legends. La estadounidense se convirtió en la primera mujer en ser comentarista en la liga norteamericana y en la retransmisión en inglés de la LPL, la máxima competición china.

Después, llegó a ser entrenadora de equipos como Roar o Team Dignitas, trabajo que dejó para convertirse en una de las imágenes de la LEC, la competición regional europea.

Actualmente se ha hecho público que ha dejado la LEC, y aunque ha estado como comentarista en la liga europea hasta 2020 (incluido), cabe destacar que este 2021 sigue evolucionando en el sector, y ha fichado por la cadena norteamericana de contenido especializado en esports y videojuegos G4 TV.

Carol Shaw

El imaginario popular le ha designado como la primera desarrolladora de la historia. Esta californiana fue pionera al matricularse en 1977 en Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación, interés que le vino gracias a su padre, que desde muy pequeña le acercó a los ordenadores y los videojuegos. Era tan buena que antes de terminar sus estudios, Atari le ofreció un puesto en el departamento encargado de desarrollar Polo.

En 2017 obtuvo el galardón Industry Icon Award por su contribución contra el techo de cristal. Ha participado en la creación de videojuegos como 3-D Tic-Tac-Toe, River Raid  o Happy Trails, además de trabajar para consolas como la ya mencionada Atari o Activision.

Valeria Castro

Los derroteros de su carrera profesional le han llevado a trabajar tanto en España como en Alemania y China, donde fue jefa de departamento de una empresa de desarrollo de videojuegos.

Al terminar su etapa en el extranjero regresó a España, donde fundó Platonic Games, un estudio encargado de realizar juegos con estética colorida japonesa y cuyos grandes éxitos son Summetry y Sailor Cats.

En 2019 se convirtió en la presidenta de la patronal Desarrollo de Videojuegos en Español, siendo la primera mujer en alcanzar dicho puesto y convirtiendo la situación de la mujer en una de las políticas más importantes a resolver de la industria a nivel nacional.

Jade Raymond

Puede que no te suene su nombre, pero ha tomado un papel central en videojuegos a los que alguna vez habrás jugado, como Assassin’s Creed I y II, los últimos Star Wars o Los Sim’s Online. Nada más llegar a Ubisoft ayudó a confeccionar la saga de juegos de la hermandad de los asesinos, a la que le impregnó una identidad que todavía perdura hoy en día.

Con mucha dificultad, consiguió el éxito gracias a su sacrificio y trabajo. Con todo, fue capaz de ir ascendiendo en Ubisoft Canadá hasta convertirse en su presidenta. En 2015 la abandonó para fichar por Electronic Arts y liderar el proyecto de Visceral Games para hacer juegos sobre Star Wars. En 2019, Google la incorporó a su plantilla como vicepresidenta encargada de llevar a cabo el proyecto de Stadia.

Mujeres jugando a videojuegos

Mary Ann Buckles

Los videojuegos no atañen únicamente a la acción de diseñarlos y jugarlos. La parte académica también resulta esencial para que su concepción como objeto únicamente mercantil se elimine para hacerle sitio a su aspecto cultural.

Y la pionera en llevar a las universidades la epistemología de los videojuegos fue Mary Ann Buckles, que en 1985, cuando estos eran todavía marginales, escribió Interactive Fiction: The Computer Storygame ‘Adventure’, una investigación que versa sobre los significados que los jugadores dan a las historias en las que se adentran y cómo les afecta.

Ella fue la principal influencia de Espen Aarseth, el académico que inició los games studies, la rama científica encargada de estudiar los videojuegos.

Rhianna Pratchett

De su padre, el novelista Terry Pratchett, heredó la capacidad de crear increíbles historias con protagonistas icónicos y complejos. La principal diferencia es que ella no escribía libros, sino guiones para videojuegos.

Ha sido encargada de las historias de Beyond Divinity, Overlord, Mirror’s Edge o Tomb Raider 2013, además de participar activamente en algunas joyas modernas como Bioshock Infinity o Prince of Persia.

Comenzó siendo analista de videojuegos en varias publicaciones digitales hasta acabar colaborando con The Guardian, uno de los principales periódicos británicos. De ahí, dio el salto a los departamentos de narrativa de varios de los estudios más importantes del mundo.

Roberta Williams

Para muchos, es la madre fundadora de las aventuras gráficas. En 1980, junto a su marido, creó el primer título del género: Mystery House, un juego exclusivo para el Apple II, en el que nos obligaban a investigar los crímenes en una mansión. Fue un auténtico éxito y sentó un precedente en futuras obras.

Desde 1980 hasta 1998 no dejó de publicar videojuegos, la mayoría centrados en el género que ella misma contribuyó a crear. Desde entonces, no ha vuelto a trabajar en el sector, que actualmente ha sabido sacarle el máximo partido a su creación.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE