3 Min de lectura | La selección española, con ‘Cone1996fc’ e ‘H1dalgo’ a los mandos, disputará la fase previa de la eNations Cup de FIFA 21, que se celebrará en Dinamarca.

España quiere afianzar su crecimiento en la escena competitiva de FIFA 21 y la mejor forma de hacerlo no es otra que en una competición del nivel y la importancia de la eNations Cup, que este año se disputará en Dinamarca, la única selección que ha confirmado su clasificación por ser el anfitrión.

Los encargados de representar al combinado nacional son ‘Cone1996fc’, que ha competido en la eLiga Santander con la elástica del CA Osasuna y juega para Guasones Team, e ‘H1dalgo’, vigente campeón de la eCopa RFEF y que juega para el Villareal. Ambos fueron los ganadores del torneo que organizaba la federación para elegir a los que vestirían la camiseta de la selección española.

El jugador de Guasones, que jugará en la categoría de Xbox, eliminó en el último partido a ‘Notalvaez7’ por un contundente 5-2, mientras que el profesional del submarino amarillo firmó una final de escándalo contra Aguilar, al que tuvo que remontarle para llegar a los penaltis, que decidieron finalmente su llamada por España.

Ambos serán los encargados de buscar la clasificación de España para la fase final de la eNations Cup, que reunirá en Copenhaguen a las mejores naciones del mundo, entre las que quiere estar España sí o sí. El listón no está precisamente bajo: en 2020 no pudo celebrarse por la pandemia, pero en 2019 la ‘eRoja’ alcanzó cuartos de final en penaltis, la barrera psicológica que durante años afectó también a la selección de fútbol.

El hecho de que este año se estén organizando de forma regular y reglada varias competiciones importantes ha ayudado a que el ecosistema competitivo sea más fuerte y el nivel de los jugadores de España aumente: si no fuera porque el sistema para elegir a los representantes es una competición pura y dura, el seleccionador tendría bastante complicado elegir quién se pondría a los mandos.

Un camino arduo hacia Copenhague

Los primeros pasos serán bastante complicados. Tras el sorteo, a la selección se le ha encuadrado en el grupo B, donde tendrá que lidiar con otros países de gran nivel como Finlandia, Italia, Rusia, Holanda, Escocia, Irlanda y Portugal, que ya nos apeó de la pasada competición de forma agónica y dolorosa. A excepción de los escoceses, los irlandeses y los italianos, el resto ya participó en la anterior edición, por lo que estamos ante el grupo de la muerte del clasificatorio.

El 20 y el 21 de mayo, la selección se enfrentará una vez contra cada miembro del grupo. Tendrá que quedar entre los 3 primeros si quiere obtener su billete a Copenhague.

Los otros grandes aspirantes se encuentran en el grupo A: Francia, la actual campeona del mundo, se medirá a Noruega, Suecia, Ucrania, Turquía, Suiza, Hungría y Eslovaquia. Noruegos, suecos y franceses ya saben lo que es participar en una eNations Cup y tienen claro que volver a disputarla es su objetivo más claro.

El grupo más sencillo es, sin duda, el D, donde la principal aspirante es Alemania, que se enfrentará a Luxemburgo, Rumania, Malta, Bulgaria, Irlanda del Norte y República Checa. Del mismo estilo es el grupo C, en el que se encuentran Polonia, Inglaterra, Islandia, Estonia, Bélgica, Israel y Croacia.

Del total de 30 equipos de Europa, solo 11 podrán pasar a la fase final. Es la región que más equipos lleva, pero también la que más selecciones oficiales alberga: Asia y Oceanía (ambas unificadas), que es la siguiente por tamaño, solo contarán con 5 representantes, pero su clasificatorio los disputan 10. Sudamérica (donde juega la todopoderosa Argentina de Nicolás Villalba), solo tendrá 3 representantes y 8 países aspiran a ser uno de esos 3. América y África y Oriente Medio llevarán, ambas, un total de 2 equipos.

El camino a la gloria mundial

Dos años después, la eNations Cup volverá a celebrarse con la atenta mirada de la audiencia de toda el planeta, que espera con ansias la competición internacional más importante de selecciones. La presión sobre nuestra selección es mayor que la de aquella de 2019: nuestros jugadores cuentan cada vez con mayor reconocimiento: jugadores como ‘JRA’, ‘Zidane10’, ‘Gravesen’, ‘AndoniiPM’ o ‘Neat’ son muy respetados en el ecosistema mundial. Estos dos últimos, de hecho, llegaron lejos en la eChampions League de FIFA 21.

El camino será farragoso, pero la recompensa bien merece la pena: alcanzar el olimpo de un deporte electrónico que cada vez está más asentado en la industria y tiene mejor reconocimiento por parte de organizaciones y marcas.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE