4 Min de lectura | Cris Tales es un fabuloso RPG que destaca por su estilo gráfico cargado de colores y un gameplay que juega a la perfección con el pasado, presente y futuro.

Los viajes en el tiempo es una temática muy habitual en los títulos de ficción, ya sean literarias, cinematográficas o de videojuegos. Todo el mundo conoce una obra que esté relacionada con esta. Por eso, para sobresalir por encima de otras apuestas similares se necesita algo que permita diferenciarlo del resto, un ‘algo’ que Cris Tales, videojuego desarrollado por el estudio colombiano Dreams Uncorporated, ha conseguido alcanzar.

La forma en la que aborda los viajes temporales es muy ingeniosa y creativa. En pantalla, veremos un pequeño triángulo que dividirá la zona en tres partes: la que está más a la izquierda es el pasado, en el centro aparece el presente y a la derecha, el futuro.

De esta manera, cada vez que avanzamos por los escenarios podremos ver la diferencia en las personas, edificios o entornos y cómo ha afectado el paso del tiempo. Incluso es posible que, en ocasiones, tengamos que jugar con esto para obtener objetos, iniciar diálogos, resolver rompecabezas u obtener pistas para misiones.

No es lo único que se destaca del RPG. Su estilo gráfico, que combina 2D y 3D, es muy colorido, recordando incluso a los rosetones de las grandes catedrales europeas, y consigue generar esa sensación de unicidad que acaba volviéndose la idiosincrasia del juego mismo. La paleta de colores que utilizan no es muy amplia, aunque cada nivel cuenta con gamas exclusivas en las que se acentúa un color u otro. Para hacerlo más particular aún, los escenarios están ambientados en puntos clave de Colombia, un guiño de los desarrolladores a su país.

El título cuenta además con influencias de los RPG de los 90, época en la que sus desarrolladores comenzaron a aventurarse en el mundo del videojuego. Hay guiños a títulos como Final Fantasy, Mario Paper, Chrono Trigger o Persona, a los que pretende rendir un homenaje.

La historia de Cris Tales: cada decisión cuenta

Crisbell es la protagonista de Cris Tales, una muchacha que pronto perdió a sus padres y se vio obligada a vivir en el orfanato de Narim. Un día, una rana la engaña para visitar la catedral de la ciudad, en donde adquiere todos sus poderes para manipular el tiempo. Gracias a su maestro aprende a dominar dichos poderes y a usarlos para el bien: concretamente, para combatir frente a la Emperatriz de las Eras.

Para ello, Crisbell recurre a la espada sagrada, que se convierte en su principal arma. Conforme avanza la trama, la protagonista va desarrollando sus poderes y volviéndose aún más fuerte, con un mayor control del tiempo.

Bajo una narrativa aparentemente sencilla y manida como los viajes en el tiempo y el crecimiento del héroe que se fortalece frente a las injusticias, el videojuego trata temas serios como la desigualdad entre ricos y pobres, el uso desmedido de los recursos naturales o la automatización de los trabajos y su respectivo impacto en los humanos.

Además, cada decisión, por pequeña que pensemos, cuenta en la trama, que tiene una serie de finales que se desencadenan dependiendo de las acciones que realicemos. El impacto puede percibirse fácilmente gracias a nuestra posibilidad de conocer el futuro. Y esto puede verse tanto en pequeños detalles, como NPC que aparentemente no tienen nada que ofrecernos, hasta en el argumento central del juego.

Sistema de combate

Los dos principales personajes de la obra se enfrentan al primer jefe final de Cris Tales

Dreams Uncorporated

Cris Tales nos obligará a afrontar una serie de mazmorras, cada una con características únicas, tanto gráficas como jugables. En ellas hemos de desafiar en combate a los monstruos que deambulan por la zona y resolver los puzles que nos impiden avanzar.

Los combates son por turnos y estaremos acompañados por personajes que iremos conociendo a lo largo de la historia, cada uno con diferentes ataques. En todos los enfrentamientos nuestro equipo podrá tener a rivales a su izquierda y derecha, dependiendo de la cantidad de gente a batir y del mapa.

La influencia del tiempo llega incluso aquí: podemos elegir desplazar en el tiempo a nuestros aliados y rivales, lo que tendrá un impacto directo en la batalla. Es más, es posible que activemos efectos o que solo podamos atacar a monstruos en un determinado espacio temporal, lo que lo complejiza aún más y lo relaciona directamente con la temática principal de la obra.

Las estrategias de combate pueden llegar a hacerse muy intrincadas. Los ataques, los cambios de estado y las habilidades se combinan con los viajes en el tiempo, dotando a cada batalla de cientos de posibilidades.

Los enemigos no se ven a simple vista cuando recorremos las mazmorras, sino que ocurre como con algunos Final Fantasy o Pokémon: estos aparecen por sorpresa.

Cris Tales es una obra que embauca fácilmente a todos aquellos que lo prueban. El estudio indie Dreams Uncorporated ha logrado marcar un sello de identidad en los diferentes aspectos del juego: narrativa, gameplay, estilo artístico… La apuesta innovadora ha salido a la perfección, convirtiéndose en una de las principales apuestas a llevarse el premio de mejor juego independiente del año.

 

Periodista especializado

Colaborador de MAPFRE