3 Min de lectura | Uno de los apartados que debes tener en cuenta a la hora de comprar un monitor gaming es el tamaño. No siempre hay que guiarse por el “cuanto más grande, mejor”. Te contamos las dimensiones más recomendadas.

Hay ciertas características que distinguen los monitores gaming de los que se usan para tareas cotidianas o para trabajar. Porque de nada sirve que tengamos un ordenador con la mejor tarjeta gráfica si luego la pantalla no responde igual. Por eso, hay que estar atento a muchos detalles, y uno de ellos es el tamaño del monitor.

Y no se trata de elegir la pantalla más grande. De lo que se trata también es de buscar la comodidad y, sobre todo, no estropearnos la vista después de horas y horas frente a una partida. Por ello, vamos a darte algunas pautas para que puedas elegir bien. Una vez lo tengas en casa, recuerda protegerlo con el Seguro de Objetos Yip Yop MAPFRE, una póliza pensada para adaptarse a tus necesidades, que podrás contratar cuándo quieras y por los objetos que quieras.

Relación tamaño-distancia de la pantalla gaming

Ya sea un ordenador para gaming o no, debes tener en cuenta que el tamaño del monitor depende principalmente de a qué distancia en línea recta estén tus ojos de la pantalla.

En líneas generales, puedes guiarte por estas concordancias:

DISTANCIA (en cm)TAMAÑO DEL MONITOR (en pulgadas)
Hasta 3017
Entre 40 y 50De 19 a 21
Entre 50 y 60De 21 a 24
Entre 60 y 70De 22 a 27
Entre 70 y 80De 24 a 32
Entre 90 y 100De 27 a 35
Más de 10032 o más

 

Pero, por supuesto, también entran en juego las preferencias de cada usuario. Para jugar relativamente cerca de la pantalla lo ideal es elegir pantallas de entre 21 y 27 pulgadas, ya que te permitirán disfrutar con comodidad de una buena resolución. No obstante, estos son los tres tamaños preferidos por los gamers:

  • Monitores de 24 pulgadas: son el estándar y la mejor opción cuando se juega con resoluciones de 1080 píxeles (aunque también los hay de 4K, pero este tamaño no es el mejor para esta resolución). Estos monitores suelen ser los elegidos por los gamers profesionales ya que es el tamaño estándar que se usa en los torneos profesionales.
  • Monitores de 27 pulgadas: aunque el tamaño ideal para gaming es 24 pulgadas, si buscas una pantalla mayor sin que sea exagerada, esta es una buena alternativa, ya que ofrece una mejor experiencia inmersiva en juegos de un solo jugador y la imagen sigue siendo lo suficientemente nítida como para ver los pequeños detalles del juego. Eso sí: para ver las esquinas de la pantalla tendrás que mover la cabeza un poco más que en una de 24 pulgadas, algo que puede parecer insignificante, pero recordemos que en algunos juegos perder unos milisegundos puede ser crucial.
  • Monitores de 32 pulgadas: son muy populares entre algunos gamers, pues la experiencia de visualización es mucho mejor. Pero tienen un problema: su tasa de actualización es menor y, si lo vas a usar para jugar, querrás que tenga la mayor velocidad de actualización posible y no perder tiempo en pequeñeces.

¿Pantallas ultrawide?

Pantalla ultrawide

Fuente: https://bit.ly/3laW4he

La proporción más habitual en la mayoría de monitores es 16:9. Sin embargo, hay quien prefiere otra relación de aspecto, por ejemplo 21:9, los que se conocen como ultrawide.

Estos monitores pueden ser una excelente opción para juegos de carreras, pero no para la mayoría de los juegos de disparos en primera persona, ya que muchos de ellos no son compatibles con este campo visual tan ancho.