4 Min de lectura | Los títulos ambientados en guerras son muy comunes, pero no así aquellos cuyos protagonistas sean civiles y no soldados: ¡estos son los más interesantes!

Dentro del género de acción, los videojuegos de guerra son unos de los más comunes y de los que más presupuesto suelen contar para llevar a cabo su producción. Estos, nos llevan a pensar directamente en conflictos armados o en batallas en espacios abiertos con soldados que se enfrentan armados con su fusil de asalto, granadas y algún arma de cuerpo a cuerpo.

Sin embargo, la guerra no se limita solo a ese tipo de enfrentamientos y los que más la sufren suelen ser, por lo general, civiles. Por eso, llama la atención que una ínfima parte de estos estén protagonizados por ciudadanos corrientes. El más conocido en su momento fue This War of Mine, en el que un grupo de personas lucha por sobrevivir en una casa castigada con las penumbras de la guerra y en la que cada individuo tenía que arreglárselas para obtener materiales y recursos para sortear las penumbras de un conflicto —que está basado en el sitio de Sarajevo— al que muchos eran ajenos.

Esta obra fue uno de los grandes ejemplos de que puede llegar a desarrollarse una buena entrega de guerra donde las balas, la violencia explícita y las grandes hazañas heroicas no formen parte del punto central de la trama. A continuación, te dejamos un listado con títulos que podrían interesarte.

Videojuegos de guerra con civiles de protagonista

Child Soldier’s Uganda

Serious Game Interactive, una desarrolladora sueca centrada en desarrollar newsgame, lanzó en 2009 una nueva entrega de su serie Conflictos Globales, esta vez enmarcada en la problemática de Uganda, un país centroafricano cuya guerra civil obligó el desplazamiento de más de 1,7 millones de personas.

En el título, una aventura gráfica de rol, conoceremos la historia de varias personas que sufrieron el conflicto de primera mano y experimentamos el dolor de varias aldeas, que ven como las fuerzas rebeldes se llevaban a los jóvenes para convertirlos en soldados.

Bury Me, My Love

En esta obra conoceremos de primera mano la experiencia de dos refugiados sirios -que se separan en mitad de su travesía— a través de su viaje desde las fronteras de su país hasta el destino que les devuelva a una vida normal. Su sistema de juego es tan simple como único: conversaciones a través de un chat de WhatsApp.

Nuestro objetivo es tomar una serie de caminos y decisiones que nos pueden llevar hasta la salvación o a quedarnos por el camino, un drama que se lleva viviendo a diario en el último lustro. Es una entrega muy original que nos obliga a empatizar con los protagonistas y que en ocasiones acaba siendo bastante crudo. A pesar de su simplicidad, el estudio ha logrado hacerlo tan concienciador como entretenido.

1979 Revolution: Black Friday

La desarrolladora iNK Studio lanzó en 2016 una propuesta muy interesante para meternos de lleno en la revolución iraní de los 80. En ella, encarnamos a un fotoperiodista con el que tendremos que realizar una serie de trabajos sobre los acontecimientos que se vivieron en Teherán. Entre las mecánicas del juego encontramos eventos de acciones rápidas, conversaciones con diferentes caminos, así como la toma de fotografías sobre determinados sucesos. Todas las decisiones que tomemos variarán el desarrollo de la trama.

El título está perfectamente documentado y el director, Navid Khonsari, tomó como fuentes para realizarlo tanto entrevistas con doctores en Historia como las historias de sus padres y sus propias vivencias. Es bastante entretenido y presenta la dificultad con la que entender hechos políticos y sociales involucrándose de lleno en ellos.

Finding Home

Un título que presenta mecánicas muy similares a Bury me, my love, ya que la historia sucede a partir del móvil de una refugiada rohingya que se ve obligada a abandonar su casa de Myanmar para escapar de los peligros que allí le acechan. Con ella, viajaremos a Bangladesh, donde descubriremos que la vida allí tampoco será fácil para los refugiados.

Más que una aventura interactiva que un videojuego per se, Finding Home se desarrolló con la colaboración de la sección del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados de Malasya. No es demasiado largo y su trama es bastante interesante.

The Waiting Game

Propublica, una agencia de noticias estadounidense, contó con la colaboración del estudio Playmatics, para desarrollar un reportaje interactivo en el que viviremos la historia de 5 refugiados obligados a exiliarse por razones dispares: política, raza, nacionalidad, religión y pertenencia a un grupo social.

Sus peripecias serán narradas a través de varias viñetas: estas nos contarán el avance de nuestros protagonistas y tendremos que decidir si continuamos con el camino o finalmente nos rendimos. Aunque los nombres que se nos presentan no son reales, las historias sí: los desarrolladores entrevistaron a decenas de solicitantes de asilo para que la trama fuera real y sirviera para concienciar a los jugadores.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE