Inicio/Zona gamers/Noticias/Doom Eternal: un regreso mejorado a los orígenes

Doom Eternal: un regreso mejorado a los orígenes

4 minutos | ID Software ha conseguido mantener la esencia y ampliarla hasta límites insospechados. Doom Eternal es uno de esos ‘shooter’ que marcan época y tendencia.

El pasado mes de marzo será de los que se queden en nuestra retina para siempre. En una situación internacional inédita, ID Software no cambió sus planes y lanzó el esperado Doom Eternal tal y como tenían programado. Y gracias a ello, los seguidores de la franquicia pueden disfrutar de una excelsa obra que hará más llevadera la época.

Y la casualidad quiso que saliera a la par que otro juego muy ansiado y totalmente contrario a lo que ofrece este: la tranquilidad y el sosiego que brinda las aventuras en la isla de Animal Crossing: New Horizons contrasta al máximo con la crueldad, la violencia y el frenetismo de Doom Eternal.

Precisamente la rudeza siempre ha caracterizado a la saga, solo que en este título consigue llevarse al máximo posible. Y no solo es gore por la presencia explícita de la violencia en sí, sino en la forma de manifestarse, de enfrentar y derribar a los enemigos… Pero no se trata de disparar al tuntún por el mero placer de erradicar a los rivales: es necesaria inteligencia y capacidad de adaptación para cada escenario. Porque gastar una bala de más, efectuar una habilidad en un mal momento o elegir un arma incorrecta puede resultar el fin de la partida.

Pero antes de sumergirnos en el gameplay de la obra, hemos de referirnos a una corrección respecto al título de 2016: la narrativa ha dejado de ser tan tosca y se ha introducido mejor en la jugabilidad. Ya no es necesario acudir a los códices para comprender qué sucede a nuestro alrededor, sino que se desarrolla bien conforme vamos avanzando.

Se nota que se pusieron manos a la obra porque ahora la historia no es una excusa para pegar tiros… ahora es algo más: audios de radio, los clásicos códices, escenas cinemáticas y flashbacks nos presentan elementos que nos ayudarán a contextualizar la trama.

Cronológicamente, Doom Eternal nos lleva a lo sucedido tras Doom II: Hell of Earth. Terminada nuestra misión de liberar Marte de las malignas criaturas, es turno de volver a nuestro planeta, donde los demonios campan a sus anchas amenazando la vida en la tierra.

Elementos RPG en Doom Eternal

Una de las esencias que se mantienen son las recompensas de eliminar a los enemigos. Si ejecutamos a los rivales que están al borde de la muerte podremos recuperar salud, en caso de que utilicemos el lanzallamas adquiriremos armadura y si recurrimos a la motosierra, conseguiremos munición extra.

Tendremos que jugar con esto en función del mapa y de la situación que afrontemos, porque estas criaturas actuarán como carnada, serán nuestro principal sustento en el campo de batalla.

También hemos de saber encajar el uso de las 9 armas —y dos tipos de granadas— que se nos ofrece: cada una es más fuerte ante un tipo específico de enemigos. Y conforme vamos avanzando, podremos elegir determinadas modificaciones para mejorarla, incluso se pueden incluir habilidades.

Estas mecánicas de RPG no se limitan al arsenal. Slayer tendrá a su disposición tres ramas diferentes de habilidades que podremos adaptar a nuestro estilo de juego, algo que debemos pulir y que sin duda cambiará conforme se vaya desarrollando la historia: te auguramos que tu estilo de juego cambiará radicalmente.

Nuestro traje y personaje pueden mejorarse a través de puntos y runas o cristales de centinela, respectivamente. Los puntos de salud, la armadura o el depósito de municiones puede incrementarse para hacernos la vida más fácil, ya que algunas mazmorras son un auténtico quebradero de cabeza.

Ahí reside uno de los puntos fuertes de Doom Eternal, la dificultad: si eres de los que le fascinan los desafíos, te pondrá en apuros serios. Cada nivel que superes te dejará una extraña sensación de alivio. Los modos pesadilla, ultrapesadilla y ultraviolencia están reservados solo a los jugadores más duchos y expertos.

La evolución gráfica también es un elemento a destacar. Si bien es cierto que el salto no ha sido excesivamente grande, disfrutar de los entornos durante las pequeñas licencias que nos dan los enemigos es un auténtico goce: un horizonte apocalíptico ante nuestras retinas que nos hará disfrutar y nos embeberá.

Y precisamente en estos entornos podremos disfrutar de los elementos de plataforma que nos expone el juego: habrá niveles que nos invitará a escalar, a cruzar arrastrándonos o a saltar para conseguir determinados objetos para mejorar nuestras habilidades o explorar el lore del juego. No es el aspecto central del juego, pero le aporta un ritmo diferente que rompe con la mecánica de combates duros.

Doom Eternal es el mejor ejemplo de cómo traer de vuelta a un clásico. Dejar reposar una saga que tantos buenos momentos dio a finales del siglo XX y recuperarla con una estrategia definida que mantenga su esencia es posible.

El verdadero reto es adaptarla a nuevos formatos y exprimirlos al máximo sin romper con la magia clásica. Sin duda, el título tiene todas las papeletas de convertirse en uno de los shooters de la década.

 

Periodista especializado

MAPFRE

14 abril, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.