Inicio/Zona gamers/Noticias/Age of Empires 3 vuelve a escena con su fiel remasterización

Age of Empires 3 vuelve a escena con su fiel remasterización

4 minutos | Age of Empires III Definitive Edition nos devuelve 15 años después uno de los RTS más laureados por el público con una remasterización muy leal al original.

La saga Age of Empires lleva 3 años bastante activa tras una década casi de vacío: primero fue el lanzamiento del cuarto juego, después llegó la remasterización de Age of Empires I y posteriormente, del segundo, probablemente el RTS más conocido de la historia.

Este 2020 le tocaba el turno a la tercera entrega. Age of Empires III: Definitive Edition aterrizó este otoño casi dos décadas después de su original, aunque las sensaciones son prácticamente las mismas.

Y, al contrario de lo que pueda parecer, no es nada reprochable. Lo mejor que se puede decir de una remasterización es que mantiene la esencia que catapultó a la obra que trata de reeditar.

Forgotten Realms, uno de los estudios encargados de desarrollarlo, ha cumplido con creces el cometido de remodelar el que probablemente fue el título de la franquicia que menos deslumbró, algo comprensible teniendo en cuenta el listón que le habían dejado sus predecesores.

Todas las novedades de Age of Empires III: Definitive Edition

La remasterización no solo cuenta con mejoras gráficas que hacen mucho más atractivo visualmente el título, en el que destaca la reconstrucción de los objetos en 3D, con nuevas animaciones y efectos en la sombra y el agua, y la resolución de 4K, también hay varias novedades jugables como la posibilidad de revivir batallas históricas o el modo Arte de la Guerra, en el que tendremos que afrontar una serie de desafíos con ciertos requisitos que aumentarán la dificultad de la empresa y que, en caso de jugar por primera vez a este RTS, nos ayudarán a fijar las bases y hacernos al gameplay rápidamente.

Se ha activado el modo espectador, se ha mejorado la calidad de la IA y tenemos a nuestra disposición dos nuevas civilizaciones: los incas, que ya habíamos visto en títulos anteriores, están especializados en la defensa y que cuentan con muros más fuertes y fortificaciones exclusivas.

Y los suecos, nuevos en la franquicia y todo lo contrario a los anteriores por ser exclusivamente ofensivos, contando con artillería y mercenarios únicos además de que sus cabañas recolectan los recursos que estén a su alrededor.

Asimismo, los iroqueses y los sioux se han editado parcialmente, ahora se llaman haudenosaunee y lakota y algunas de sus cualidades se han adaptado. Hay otros cambios menores relativos a los nombres de ciertos hombres, unidades de combate y edades históricas, aunque no alteran nada el gameplay.

Para facilitar la adaptación al estilo de juego, las Cartas de Metrópoli, que eran mejoras encaminadas a multiplicar el rendimiento de determinados aspectos, están desbloqueadas desde el principio y el hecho de subir de nivel solo te permitirá obtener cartas para personalizar tus ciudades, aldeanos y ejército.

La interfaz se ha maquillado para hacerla más intuitiva. Los jugadores podrán personalizar los accesos rápidos, las señales de progreso de construcción de edificios y unidades son más estéticas y sencillas y podremos conocer desde el principio todo el árbol de evolución de las tecnologías, ejército y economía.

En cuanto al apartado sonoro, hay sentimientos encontrados: en primer lugar, porque se ha renovado por completo toda la banda sonora y se han mejorado los efectos de acción, pero el doblaje sigue siendo el original, ya que Microsoft ha decidido dejarlo como está, al contrario que en inglés, que es completamente nuevo.

Multijugador para todos

La campaña sigue siendo adictiva, a pesar de que las historias relatadas en ellas no tienen protagonistas tan conocidos como en las entregas anteriores. Una de las desarrolladoras implicadas en el proceso, Tantalus Media, ha trabajado para ajustar los acontecimientos contados a la fidelidad histórica, una prueba del mimo que han puesto en mejorar el juego.

Una de las mejores noticias de este Age of Empires III: Definitive Edition es que incorpora juego cruzado, por lo que no importa en qué tienda adquieras el juego, podrás cruzarte con rivales o compañeros de cualquier plataforma, algo que se agradece bastante. Precisamente el online se ha pulido bastante, con un matchmaking más preciso y rápido e incluso ofrece la posibilidad de crear clanes para compartir recompensas y misiones.

Al contrario que en el original y sus DLC que, por cierto, vienen todos incluidos, hay bastantes más mapas que varían las opciones de victoria, así como la posibilidad de incorporar algunos mods que cambian lo que ves durante la partida, como determinados tipos de proyectiles, árboles, etc., aunque solo serán cambios visuales.

Age of Empires III: Definitive Edition vuelve a brillar con luz propia, algo bastante complicado teniendo en cuenta que era, de lejos, el peor título de la trilogía de antaño. A falta de algunas mejoras en la optimización del juego—pensado para funcionar bien en ordenadores de baja gama—, estamos ante una remasterización muy bien hecha, a la altura de las exigencias de su público nicho y que aporta una inmensa cantidad de tiempo para explotarlo al máximo.

Periodista especializado
Colaborador de MAPFRE

15 noviembre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.