3 Min de lectura | El DPI es uno de los aspectos en los que debemos fijarnos a la hora de comprar un ratón gamer. Te contamos cuáles son los recomendables en función del tipo de juego, y cómo configurarlos.

A la hora de comprar un ratón gaming, solemos fijarnos en los modos de iluminación, la ergonomía, el tipo de sensor, las opciones de configuración, etc., y muchas veces dejamos de lado los DPI del ratón, sin embargo, es un factor importante a tener en cuenta, pues marcará nuestra experiencia de juego.

¿Qué son los DPI del ratón?

Los DPI (Dots Per Inch o puntos por pulgada) es una medida que indica cuán sensible es un ratón. Hace referencia a la cantidad de puntos por pulgada en línea recta que puede detectar el sensor e indican la velocidad máxima a la que puede desplazarse el puntero por la pantalla.

Cuantos más DPI, más puntos reconoce el ratón por medio del cursor, acortando la distancia entre ellos. Dicho de otro modo: tendremos que mover menos el ratón para que el cursor se desplace por la pantalla.

¿Cuántos DPI debe tener un ratón gamer?

Un ratón básico suele venir con un límite de 800 DPI (lo justo y necesario para navegar por Internet o hacer un uso normal del ordenador), mientras que los ratones gamer pueden ir hasta los 2000 e incluso los 6000 DPI. Éstos últimos sólo son útiles si el monitor tiene una gran densidad de píxeles por pulgada, porque un DPI tan alto puede hacer que con solo tocar el ratón el cursor vuele por la pantalla.

Entonces, ¿cuál elegir? Todo depende del tipo de juego. Cuanto más baja sea la configuración, mayor control tendremos sobre el ratón. Por eso, para los juegos shooting en los que se exige mayor control y precisión, como Fornite, Valorant, o Call of Duty, es más conveniente elegir DPI bajos, lo que nos permitirá apuntar y disparar con un alto índice de éxito. La cifra depende mucho de los gustos de cada jugador, pero según los expertos lo aconsejable sería situarse entre 400 y 800 DPI.

En cambio, si vamos a jugar a un MOBA (Multiplayer Online Battle Arena), como Call of Duty Warzone, Counter-Strike, o League of Legends, en los que todo se mide en milisegundos, los DPI altos pueden marcar la diferencia, ya que ofrecen mayor velocidad. Según los expertos, lo ideal sería 2600 DPI, o un máximo de 4000.

¿Cómo configurar los DPI de mi ratón?

Es importante encontrar el equilibrio entre el tipo de juego, el monitor, el tamaño de la alfombrilla del ratón y los gustos de cada uno. Para ello, habrá que ir probando, sin agobios, ya que muchos ratones gaming son configurables, lo que nos permitirá personalizar los DPI según lo que necesitemos o los títulos a los que estemos jugando.

Desde Windows

  • Accede al “Panel de Control” de Windows.
  • Selecciona la opción “Puntero”.
  • En la nueva ventana, haz clic en «Opciones de Puntero».
  • En «Movimiento», elige la velocidad que prefieras.
  • Haz clic en «Aplicar».

En MacOS

  • Entra en «Preferencias sel sistema».
  • Pulsa en «Accesibilidad».
  • En el menú izquierdo selecciona «Ratón & Trackpad».
  • Pulsa «Opciones del ratón» y elige la velocidad de desplazamiento que quieras.

Y si quieres disfrutar de tu pasión con las mejores garantías, con el seguro Yip Yop de MAPFRE puedes asegurar tu ordenador o los objetos que quieras, cuando quieras y durante el tiempo que quieras. Infórmate aquí de todas las ventajas.