5 Min de lectura | Repasamos todos los títulos de Tekken, una de las franquicias más reputadas del género de lucha y de las más influyentes de la industria del videojuego.

El género de lucha es uno de los más longevos y prolíficos de la industria del videojuego. La fórmula del combate uno contra uno obtuvo gran popularidad en las décadas de los 80 y 90, pero aún hoy sigue gozando de buena salud.

Una de las franquicias más representativas es Street Fighter, el gigante de Capcom, que lideró este género hasta los 2000. Pero cuando empezaron a surgir los primeros juegos en tres dimensiones, Namco con Tekken consiguió alzarse a los primeros puestos. A pesar se sus discretos inicios como un juego de arcade más, ha conseguido convertirse uno de los máximos exponentes de su género con más de 50 millones de juegos vendidos en toda su historia. Unas cifras a las que han llegado muy pocas franquicias. Hoy analizamos la saga Tekken al completo.

Tekken

  • Lanzamiento: 1994 (arcade) y 1995 (PlayStation)

Aquí comenzaba la historia de la familia Mishima y su lucha por el control del grupo financiero Mishima Zaibatsu en manos de Heihachi Mishima, un maestro de artes marciales despiadado y excesivamente potente. A pesar de ser modesto, la crítica lo señaló como un buen comienzo para la saga, y fue el primer título de PlayStation en vender más de un millón de copias.

Tekken 2

  • Lanzamiento: 1995 (arcade) y 1996 (PlayStation)

La segunda entrega dio un giro radical a la trama presentando a Heihachi Mishima, el antagonista, como personaje principal. La historia ahondaba más en el conflicto familiar, y aparecía por primera vez el “gen diabólico”. Aparecieron nuevos jugadores tan carismáticos como Jun Kazama, que se convertiría en madre de Jin Kazama. Se mejoró mucho el apartado visual y la jugabilidad. Obtuvo muy buena crítica y vendió 3 millones de copias en todo el mundo, lo que supuso un empujón para hacer la siguiente entrega.

Tekken 3

  • Lanzamiento: 1997 (arcade) y 1998 (PlayStation)

La trama se situaba 15 años después de Tekken 2. Tras la desaparición de Kazuya Mishima, su hijo Jin decide acudir a su abuelo Heihachi para que lo entrene y luchar en el Tercer Torneo del Puño de Hierro.

La música, la galería de personajes, la velocidad de las animaciones, la inclusión de nuevos modos de juego… todo ello hizo que Tekken 3 se convirtiera en uno de los juegos de peleas más vendidos de todos los tiempos, con más de 8,3 millones de copias.

Tekken Tag Tournament

  • Lanzamiento: 1999 (arcade) y 2000 (PlayStation 2)

Fue un experimento interesante. Tekken Tag Tournament no seguía la trama lineal de Tekken, ni tampoco tenía hilo argumental alguno, pero permitía jugar con todos los personajes de la franquicia aparecidos hasta el momento, es decir, con un total de 37, más otros 3 nuevos.

Tekken 4

  • Lanzamiento: 2001 (arcade) y 2002 (PlayStation2)

Fue un juego muy experimental que introdujo importantes novedades en jugabilidad: podíamos movernos en escenarios completos y en tres dimensiones, e interactuar en la arena con paredes y otros objetos para hacer daño al adversario. También mejoró el apartado gráfico, los detalles, y por primera vez el escenario era aleatorio. Sin embargo, era muy lento y solo incluía 6 personajes nuevos. A día de hoy, muchos lo consideran como el peor de toda la saga.

Tekken 5

  • Lanzamiento: 2004 (arcade) y 2005 (PlayStation 2)

Tekken 5 fue un punto de inflexión en la franquicia por varios motivos: los gráficos eran impecables; los escenarios, sumamente detallados para su época; el sistema de lucha era más ágil y rápido; el estilo de combate de cada luchador estaba exprimido al máximo; regresaron algunos de los luchadores más míticos de la serie que se sumaron a un gigantesco plantel de 30 personajes; y la historia se sumergió por completo en el planteamiento anime. Fue un éxito crítico y comercial, con más de 6 millones de copias vendidas.

Death by Degrees: Seducción Letal

  • Lanzamiento: 2005 (PlayStation 2)

Este spin-off tenía a Nina Williams, una de las más míticas luchadoras de Tekken, como protagonista absoluta. Fue un juego que dejó un sabor amargo a sus seguidores y que obtuvo una muy mala crítica, sobre todo por algunos aspectos desconcertantes en su jugabilidad, por los eternos tiempos de carga, y por un apartado gráfico un tanto desfasado.

Tekken: Dark Resurrection

  • Lanzamiento: 2005 (arcade), 2006 (PlayStation Portable) y 2007 (PlayStation 3)

Esta remasterización de Tekken 5 mejoró el apartado gráfico y rediseñó los personajes y los escenarios. Pero no se quedó ahí: además introdujo algunas novedades, como la posibilidad de usar a Jinpachi Mishima (padre de Heihachi) como personaje jugable; que todos los personajes jugables estaban desbloqueados de forma predeterminada; o la adición de un nuevo modo de juego en línea.

Tekken 6

  • Lanzamiento: 2007 (arcade) y 2009 (PlayStation 3, PlayStation Portable y Xbox 360)

Tekken 6 presenta un escenario casi postapocalíptico en el que Jin Kazama acaba sucumbiendo a los genes perversos de su padre. Es la entrega con mayor número de luchadores disponibles, hasta 41. Pero las grandes novedades fueron la inclusión de un modo campaña cooperativo que incluía el clásico juego de peleas y una especie de beat ’em up en tercera persona protagonizado por Lars; y el fin de la exclusividad en PlayStation.

Tekken Tag Tournament 2

  • Lanzamiento: 2011 (arcade) y 2012 (PlayStation 3, Xbox 360 y Wii U)

Tras la sexta entrega de la saga principal, se decidió dar continuidad a la subserie Tekken Tag Tournament con este juego en el que se reunían casi todos los luchadores que habían aparecido hasta el momento. Al ser un videojuego no-canónico, pudimos disfrutar de nuevo con personajes como Jun Kazama, Ogre, o Jinpachi Mishima.

Tekken 7

  • Lanzamiento: 2015 (arcade) y 2017 (PlayStation 4, Xbox One y Microsoft Windows)

A nivel narrativo, es el título más importante de la saga, con el que se cierra el eterno enfrentamiento entre Kazuya y Heihachi.

Lo mejor: una plantilla bastante nutrida de 37 luchadores, de los cuales 8 eran nuevos; un modo historia diferente al de sus predecesores, donde cada combate era decisivo en la historia; y una serie de movimientos nuevos que, sin romper con su esencia, consiguieron darle más vistosidad a las peleas: los Rage Arts, Rage Drives y Power Crushes. Además, con esta entrega, Tekken dio el gran paso a los esports, lo que ha favorecido su longevidad respecto a otras entregas anteriores.

Si has disfrutado con los juegos de Tekken y aún los conservas, te interesa conocer las ventajas que te ofrece la cobertura “Todo riesgo tecnológico” que incluye el Seguro de Hogar MAPFRE. Infórmate aquí de todos los detalles.