3 Min de lectura | Amnistía Internacional vuelve a confiar en los videojuegos y lanza Right Arcade, que alerta sobre la importancia de respetar los derechos humanos

Los videojuegos son un vehículo comunicativo tan potente que considerarlos simplemente un objeto de consumo para generar diversión sería infravalorar todo su potencial. Son un producto cultural muy potente, capaz de transmitir información valiosa que los jugadores retienen con mayor facilidad. Y es por eso por lo que una organización de la talla de Amnistía Internacional ha desarrollado su propia obra, Right Arcade, para educar acerca de la importancia de respetar los derechos humanos.

Los videojuegos, igual que un libro, una canción o una película, son capaces de tratar con madurez temas formales y debatir acerca de su importancia y sus límites. De hecho, hay un género específico para ello, los serious games. A él pertenecen las obras que se han diseñado concretamente para informar sobre temas concretos o para formar a la audiencia sobre temáticas o habilidades específicas, ya sean idiomas, deportes, matemáticas, etc.

Estas obras, como la mencionada Righ Arcade, son una herramienta fundamental en los planes educativos de las instituciones de todo el mundo y cada vez tienen más importancia en el currículo escolar. Según la secretaria general de la organización, precisamente el juego se ha realizado “con el fin de que todas las personas, especialmente las jóvenes, puedan adquirir conocimientos sobre los derechos humanos de una manera interesante y se animen a hacerlo».

Right Arcade y la importancia de los derechos humanos

El título, disponible tanto para Android como para iOs, es una aventura gráfica que narra los acontecimientos de tres personajes que están viviendo situaciones de privación de libertad. Durante el desarrollo de los sucesos, hemos de tomar una serie de decisiones, una de las principales mecánicas del juego, coherente con la intención de educar al jugador en el aprendizaje y reflexión de la importancia de actuar en consonancia con nuestros derechos.

Right Arcade recuerda bastante al funcionamiento de Reigs: una vez eliges la historia de qué personaje quieres vivir, se dará una baraja y la trama se desarrolla conforme deslizas a un lado u otro en función de qué respuesta quieras dar a los problemas que se te presentan. Será tu determinación y tus valores los que guíen a los personajes hasta la conclusión, con diferentes finales que te permitirán saber la situación en esos países donde ocurren los sucesos.

Las decisiones que tomemos tendrán un impacto directo en tres indicadores de los derechos humanos del país: personal, que indica la incidencia en la salud al ejercer los derechos libremente; estatal, las organizaciones que tratan de velar por los derechos humanos; y el espacio cívico, el entorno que permite a las personas y a los grupos participar en asociaciones políticas, económicas, sociales y culturales. El objetivo es mantener las tres equilibradas y lo más alto posible, para la cual se nos hará una serie de preguntas.

Las historias que narra Right Arcade

Right Arcade nos llevará a 3 países diferentes para conocer acerca de sus derechos humanos

Fuente: Amnistía Internacional

Las historias que se suceden en Right Arcade son ficticias, en cuanto que depende de nuestras decisiones cuál será su deriva. Pero la base si es auténtica, ya que habla sobre lo que le ocurrió a Ahmed Kabir Kishore, un dibujante bangladeshí que fue acusado de injurias siguiendo la Ley de Seguridad Digital del país; Zhang Zhan, una periodista que fue condenada a la cárcel por informar acerca de la evolución del Covid-19 en su país; y Panusaya Sithijirawattanakul, una joven activista encarcelada por protestas en Tailandia.

El juego aprovecha los sucesos de estos tres protagonistas para lanzarnos preguntas y debates acerca de la importancia de preservar los derechos humanos de cada país y para conocer cuáles son las leyes básicas que han de respetarse internacionalmente, sea cual sea el contexto de cada nación. Y a pesar de que las decisiones que se nos ofrecen cubren poco recorrido, el desarrollo de la trama es bastante interesante y peculiar, como así también han valorado los usuarios que lo han probado.

Los videojuegos están eliminando cada vez con mayor eficacia el estigma de que son solo obras de entretenimiento. La crudeza de la trama de Right Arcade y el objetivo de su desarrollo: concienciar y educar, son otro ejemplo más de cómo las autoridades toman en consideración a los serious games.

Borja Diez Periodista Videojuegos
Borja Díez Jiménez
Periodista Especializado en Freelance | Web

Periodista especializado en videojuegos, eSports y anime. Amante de la política, el fútbol, el voley y la filosofía. Más parecido a Shinji Ikari que a Vegeta y con la misma determinación que Viance en Imán.