4 Min de lectura | Chivalry 2 es un multijugador masivo de batallas medievales que parte de la base de su predecesor, aunque con una mejora sustancial gráfica y jugable.

Imagina un viaje en el tiempo en pleno siglo X para unirte a un pelotón de combate que va a sitiar un castillo gigante. Esa es una de las principales apuestas de Chivalry 2, la continuación del título de simulación de batallas medievales que tan buena recepción tuvo en el público. La segunda entrega de Torn Banner Studios aterriza casi 10 años después que su predecesor se lanzara al mercado como juego original tras haber sido antes un mod de Half-Life 2.

La columna vertebral está prácticamente intacta: dos equipos compiten por conseguir sus objetivos, los cuales se definen al principio de la partida. Cada jugador elige su tipo de soldado y las armas que quiere utilizar. Ya en partida, los equipos tienen que organizar a sus soldados para cumplir diferentes tareas y balancear sus prestaciones ofensivas.

Modos de juego y clases

Hay dos modos de juego: el ataque/defensa, en el que al principio del enfrentamiento se dan una serie de objetivos —matar a un jefe, dominar una zona determinada, etc— a cada equipo y gana el que antes los cumpla; y el deathmatch, ya sea individual o por equipos, que ganará el último en quedar en pie. El primero cuenta con 5 mapas exclusivos, mientras que el segundo solo tiene 3.

Estos destacan por su espectacularidad y recreación, con motivos arquitectónicos y detalles que favorecen la inmersión dentro de la partida. En el de por equipos podremos elegir entre 64 o 40 jugadores.

A nuestra disposición tenemos 4 clases diferentes: arquero, vanguardia, caballero y lacayo. Estas tienen a su vez distintos soldados, cada uno con sus armas —hay un sinfín de espadas, mazas, hachas, garrotes, ballestas y arcos— y formas de combatir únicas. Conforme vayas progresando irás desbloqueando más opciones.

Los luchadores tendrán a su disposición un objeto de clase que le aportará alguna habilidad interesante durante la batalla, como más regeneración de vida, la posibilidad de lanzar flechas de fuego o de incendiar el terreno.

Es importante conocer las diferencias de cada arsenal, ya que todas las armas cuentan con ataques especiales exclusivos de su clase. El resto de ataques son similares entre clases: simplemente tendrás que presionar una tecla y mover el ratón dependiendo del lugar en el que quieras golpear. Si dejas pulsada la tecla, harás un ataque cargado. Cada vez que atacas o te defiendes gastas energía de la barra de resistencia, un punto a tener en cuenta si no quieres quedarte completamente a merced de tu enemigo.

Gameplay

El gameplay es tan completo que cada enfrentamiento es único: es necesario valorar el tipo de arma del enemigo, sus movimientos y el terreno en el que peleamos. La idea de combate es sencilla de comprender, pero interiorizarla nos llevará bastante tiempo, ya que son muchas las combinaciones de ataques (no hablamos solo de la combos, también de amagar antes de realizar una u otra opción) y la forma de defender: un parry puede darte media victoria, pero si te equivocas en el pacing puedes acabar muerto al dejarte totalmente vulnerable.

El gameplay es uno de sus grandes atractivos: con la posibilidad de elegir entre cámara en primera o tercera persona, contamos con una amplia gama de ataques (laterales, diagonales, rectos, frontales, etc) en la que los movimientos de cámara son casi tan importantes como el golpe que inflijamos, ya que una buena combinación entre ambos puede maximizar su efecto.

No hay demasiadas diferencias respecto al primero juego, más allá de una ambientación mucho más lograda gracias a unos gráficos más espectaculares y a leves mejoras en su sistema de juego.

Dos equipos se enfrentan en Chivalry 2 sobre un escenario con estética medieval

https://bit.ly/3hIWM1A

Todo eso conforma una compleja red de mecánicas que enriquece mucho el sistema de combate y que luce especialmente bien en los diferentes mapas, ya que estos ofrecen ventajas e inconvenientes en función de donde suceden los enfrentamientos. Además, de estos podremos recoger objetos y trampas que podremos usar contra el enemigo para dificultarles la batalla.

Características técnicas de Chivalry 2

Las mejoras respecto a la primera entrega son evidentes, máxime teniendo en cuenta que ha pasado casi una década entre uno y otro. Para PS5, Xbox Series X y PC, Chivalry 2 es capaz de correr a 4K y de estar a 60 fps de forma constante, siendo este uno de los principales atractivos del juego.

Los servidores del modo online parecen funcionar bastante bien, ya que encuentra partida de forma rápida y, por lo general, más allá de algún ataque de lag puntual, no hay ningún problema que lamentar.

La música es otra de sus grandes bazas: cada golpe e interacción con los rivales emite un sonido propio, dando a veces la sensación de que estamos ante una película y acentuando aún más si cabe la inmersión.

Torn Banner Studios ha prometido ampliar el contenido de Chivalry 2 con más clases de soldado, terrenos y modos de juego, por lo que la cosa no parece acabar aquí. A pesar de no contar con partidas clasificatorias, el título es una opción excelente para disfrutar con amigos: es lo suficientemente desafiante y divertido para tenerte enganchado durante horas.

Periodista especializado

Colaborador de MAPFRE