3 Min de lectura | Patreon es una página web de mecenazgo en el que los usuarios pueden apoyar cualquier tipo de proyecto creativo de sus artistas favoritos de forma directa.

La figura del mecenas es tan antigua como el Imperio Romano. Precisamente de uno de sus senadores nace el nombre: Cayo Mecenas se dio a conocer por su relación con César Augusto y por su amor a la cultura, tanto que llegó a pagar directamente a varios poetas como Horacio y Virgilio para que compusieran sus poemas. Más de 2.000 años después (ahora también conocida como crowdfunding), esta práctica no está reservada solo para las grandes élites y artistas, sino que se ha democratizado más gracias a páginas como Patreon.

La página se fundó en 2013 con la misma intención que la que tenía aquel senador: hacer posible que proyectos culturales sin financiación puedan salir adelante, algo que en aquellos tiempos solo estaba reservado a las personalidades más poderosas y los artistas de su influencia pero que hoy está al alcance de cualquiera. Dibujantes, cantantes, escritores, desarrolladores de videojuegos, periodistas… Hay todo tipo de proyectos en los que colaborar.

Cómo funciona Patreon

Patreon guarda una gran diferencia respecto a otras aplicaciones similares como Kickstarter. En primer lugar, porque no donas una cantidad determinada de dinero de una vez, sino que en realidad te estás suscribiendo a esa persona, haciéndole ingresos mensuales para que continúe realizando su labor. Es decir, es un apoyo directo al artista, no necesariamente a un determinado proyecto.

Es el propio creador el que elige qué tipo de servicios y cuotas establecer. En función del dinero que esté dispuesto a dar la persona, recibirá un tipo de contenido u otro, ofreciendo ventajas exclusivas a aquellos que apoyen más decididamente a la persona. Es lo que se conoce como membresía, que clasifica a los suscriptores en rangos: generalmente, los más altos — los que más pagan— obtienen mejores recompensas.

Cómo empezar un proyecto en Patreon

Puedes recibir microfinanciación por cualquier producto cultural: ya tengas un podcast en mente, un videojuego, un juego de mesa, un libro de ilustraciones o cualquier obra artística. Lo único que necesitarás será registrar una cuenta en la página, describirte como creador, elegir los diferentes tipos de suscripción y pago y si la financiación es por obra o de forma periódica.

Diferentes tipos de membresía de un perfil de Patreon

Fuente: Patreon

El creador de contenido también tiene que elegir diferentes planes para su perfil, cada uno con permisos diferentes:

  • El básico te cuesta el 5% de tus ingresos mensuales de Patreon y te permite crear una página de proyecto, espacios de comunicación con los mecenas y las herramientas de trabajo específicas para tu trabajo de la web
  • El profesional, cuyo coste de afiliación es un 8% de tus beneficios y te ofrece más características, como las membresías, opciones de promoción, análisis de datos y servicio de apoyo al suscriptor
  • El premium, por un 12% de lo que se recibe, que te dispone de un profesional para ayudarte a gestionar la página, una cuenta de equipo y merchandising para los miembros

Cómo ser mecenas de un creador en Patreon

La página web también es un foro al que acudir como consumidor cultural buscando un nicho de productos de diferentes vertientes. Basta con elegir qué tipo de creador buscar (¡hay una opción incluso para apoyar y sostener el comercio local!) o si, entre tus contactos de Twitter o Facebook hay algún perfil.

Una vez estés dentro de su perfil, podrás seleccionar el tipo de membresía. Cada una vendrá descrita con todos los beneficios. Y de ahí, a la página de pagos, en la cual podrás elegir si la realizas a través de PayPal o con la tarjeta.

El micromecenazgo ha venido para quedarse. Y para aquellos artistas o empresas indie se ha convertido casi en la única vía de sobrevivir y con la que competir contra actores mucho más poderosos que ellos.

Borja Diez Periodista Videojuegos
Borja Díez Jiménez
Periodista Especializado en Freelance | Web

Periodista especializado en videojuegos, eSports y anime. Amante de la política, el fútbol, el voley y la filosofía. Más parecido a Shinji Ikari que a Vegeta y con la misma determinación que Viance en Imán.