Inicio/Zona gamers/Noticias/Pac-man celebra sus 40 años con un nuevo título para Twitch

Pac-man celebra sus 40 años con un nuevo título para Twitch

4 minutos | El mítico juego de Namco Pac-man sopla las velas de su 40 cumpleaños renovando una obra que se lanzará en Twitch y con la composición de una nueva canción.

Un 22 de mayo de 1980, Toru Iwatani y el estudio Namco lanzaron un título que jamás pensaron que, 40 años después, seguiría siendo uno de los míticos de la historia del videojuego. Pac-man es, para muchos, probablemente el principal icono de la industria, que casi medio siglo después lanzará un título renovado para la plataforma de streaming Twitch.

Bandai Namco ha decidido homenajear la que fue su obra cumbre renovándolo y adaptándolo a las nuevas generaciones con Pac-Man Live Studio, realizado en colaboración con Amazon Games.

La nueva obra podrá disfrutarse sin necesidad de descargarse, será un multijugador cooperativo y además cualquier usuario podrá diseñar sus propios niveles y lanzarlos a la web para que todos intenten superarlos.

Pero no serán los únicos regalos de cumpleaños del 40 aniversario del mítico comecocos, como se le conoce en los países de habla hispana. La compañía creadora ha llegado a un acuerdo con el artista japonés Ken Ishii, especializado en música electrónica, que, tomando como referencia su carismática melodía, creará una nueva banda sonora del juego además de un vídeo musical que dirigirá el galardonado creador audiovisual Yuichi Kodama.

Y sin perder de vista la plataforma donde se hizo famosa, las recreativas, Numskull lanzará una exclusiva gama de arcades originales en miniatura del juego, un producto del que solo se lanzarán 256 unidades.

Pac-man, el primer título mundial

Para los más veteranos, posiblemente es uno de los primeros títulos que disfrutaron y que les hicieron enamorarse de los videojuegos. Para los más jóvenes, un trozo de la historia de un sector que en los inicios estaba más cerca de la tecnología que de la cultura.

Toru Iwatani se catapultó a la fama como primer desarrollador cuya obra saliera en el libro Récord Guiness como el arcade más exitoso al conseguir vender casi 300.000 recreativas en la década de los 80.

Y su nacimiento, aunque fue un proceso concienzudo que buscó adaptarse a un público que en aquel momento era minoritario, sucedió a partir de algo tan banal y cotidiano como pedir pizza para cenar.

Entonces, Iwatani dio con el personaje de su futuro videojuego, que encontró rápidamente un nicho de mercado muy amplio: el de aquellos que no querían disfrutar en su tiempo libre de juegos de carácter violento, que eran los más habituales de la época.

Además, su estilo desenfadado y su música tan adictiva ayudaron a hacerlo aún más atractivo: la Pac-Man Fever sonó en millones de dispositivos electrónicos desde que se escuchó por primera vez en una recreativa.

Los beat ‘em up y los deportes eran los géneros más habituales de las máquinas arcade, por lo que Pac-man llegó para refrescar el sector, algo que sin duda logró con creces, dejando atrás éxitos como Space Invaders o Pong.

Se lanzó en un primer momento a Japón, y rápidamente cruzó el charco para triunfar en Estados Unidos, donde comenzó a expandirse por la cultura occidental e incluso a otras consolas como la Atari para convertirse en el icono que es actualmente.

El éxito del comecocos

La mecánica era, además, muy sencilla: tenías que comerte todos los puntos de cada pantalla intentando que un grupo de fantasmas no te capture. Podías conseguir puntos extra comiéndote las frutas que aparecían espontáneamente.

La facilidad con la que captar el gameplay permitió que se extendiera incluso a públicos más reacios con las novedades tecnológicas del momento. En aquellos 80, coincidía que Namco ya había desarrollado dos títulos a color, por lo que pudo impregnarlo de las famosas gamas cromáticas que han trascendido hasta nuestros días: amarillo para el protagonista, y rosa, naranja, cian y rojo para los fantasmas malos.

En un principio, tenía diseñados hasta 255 niveles, aunque había uno extra que, por el infradesarrollado hardware del momento, tenía bastantes bugs.

Aun así, por lo general era bastante común en sus orígenes no pasar del nivel 10, ya que requería tiempo y dinero y normalmente las recreativas estaban instaladas en bares o espacios públicos.

A lo largo de las últimas décadas, Pac-Man ha continuado apareciendo en los nuevos dispositivos que se han ido creando, adaptándose a las nuevas posibilidades, pero sin perder esa esencia a arcade que lo hizo tan popular.

El último fue Pac-man Champions Edition 2, para PS4 y Xbox One: la prueba de que el bichito amarillo es casi inmortal y su imagen permanecerá en la retina del sector para siempre.

El famoso comecocos ha aparecido en otras plataformas audiovisuales, como el cine o la televisión. Apareció, por ejemplo, en películas como Ready player one o Pixels o en una serie clásica homónima producida por Warner Bross.

En la actualidad, de la mano de Amazon, se está produciendo otra nueva serie, Pac-Man and the Ghostly Snack Attack, en la que los espectadores pueden decidir el rumbo de la trama a través de varias alternativas, demostrando una vez más que este icónico personaje es un auténtico multiplataformas.

 

Periodista especializado

MAPFRE

2 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.