Yoshi’s Crafted World: lo último del dinosaurio de Mario

Inicio/Zona gamers/Yoshi’s Crafted World: lo último del dinosaurio de Mario

Yoshi’s Crafted World: lo último del dinosaurio de Mario

El nuevo título de Yoshi es uno de los mejores que ha protagonizado el ayudante de Super Mario. El diseño, la diversidad y la calidad artística lo convierten en un magnífico plataformero de Nintendo Switch.

Vivir a la sombra de Mario Bros, uno de los personajes más famosos de la historia de los videojuegos, puede ser un lastre. O puede ocurrir justo lo contrario: a veces es un motivo más para acercarse a sus títulos. Sea como fuere, cualquier razón es suficiente para jugar a Yoshi’s Crafted World, el último título protagonizado por el encantador y cariñoso ayudante de Mario.

Ambientado en una estética de escenarios hechos con materiales de manualidades (cartón, papel, plastilina…), Yoshi luce el doble de bien. Más que un desarrollo ultra moderno a la altura de los últimos avances tecnológicos, el juego parece insertado en una clase de plástica de primaria. Y no es nada negativo, justo lo contrario: está tan bien cuidado que la obra ofrece unos bellos grabados de fondo, con los que en ocasiones deberemos interactuar.

Y, además, el juego nos da la posibilidad de completar la historia con un segundo jugador, de modo que todo se hace más ameno y social y le da un añadido de jugabilidad.

Yoshi y el diseño de niveles

El estilo gráfico papercraft conjuga perfectamente con un diseño de niveles magnífico. El juego no tiene nada que envidiar a otros de la franquicia como Super Mario Odyssey.

Aunque es eminentemente vertical, la perspectiva de la cámara cambia y se hace más honda cuando hay algunos cruces de caminos. Y no es algo puramente anecdótico, no. Habrá misiones en las que tendremos que encontrar objetos esenciales para avanzar en la historia, de manera que esos cambios de cámara se vuelven imprescindibles.

Es por ello que Yoshi’s Crafted World juega muy bien con la profundidad. Coleccionables y objetos de diversa índole se alojan en unos fondos con los que tendremos que interactuar para completar el juego al 100%. Esto lo convierte en un juego lento, centrado en explorar escenarios y disfrutar de su estética. La investigación de los mapas no es aburrida, monótona ni pesada.

Incluso habrá ocasiones en las que tendremos que recorrer el nivel al revés para completar minijuegos y conseguir otros items, como los tres Poochie cachorros repartidos por el escenario.

http://bit.ly/2V3Wf17

Multitud de niveles y escenarios

El título cuenta con más de 45 niveles divididos en hasta 17 mundos especiales, muy diferentes, inspiradores y envolventes, que van desde el espacial, el playero y el ninja hasta el floral, entre otros muchos.

Todos están muy detallados y conforman un sinfín de posibilidades que rompen con la rutina. Porque no solo cambian los escenarios, muchas mecánicas también varían en función del mapa. Por ejemplo, tendremos que entrar en una fábrica y evitar la luz que enciende las alarmas para completar una misión. Es uno de los variadísimos componentes —como el uso de los diferentes vehículos— con los que juega Yoshi’s Crafted World.

Muchos de los niveles cuentan en su haber con diversos retos que otorgan al jugador, en caso de cumplirlo, una recompensa de flores, el homólogo de las monedas en los juegos de Mario Bros. Estas son esenciales para descubrir nuevas regiones en el mapa. Tendremos diversas opciones para llegar al mínimo de flores para avanzar en la historia: completar satisfactoriamente los retos que el juego nos propone o volver a jugar varias veces los niveles.

Con las flores no solo avanzaremos la historia, también podremos cambiar la skin de nuestro protagonista: en todas las regiones hay una especie de máquinas, que cumplen la función de tiendas, en las que podremos comprar utensilios que varían la apariencia de Yoshi.

Hay personajes que, además, nos encomiendan misiones una vez completemos los niveles que consisten en volver a pasar por el mapa y encontrar una serie de objetos del decorado, por lo que tendremos que afinar la vista para visualizarlos.

Unos boss finales muy elaborados

Los jefes finales no son en este juego de Yoshi un enemigo común más. Dan la sensación de estar muy trabajados y, para superarlos, tendremos que hacer uso de diferentes estrategias. Todos los boss finales tienen un catálogo de ataques variado que hacen aún más divertidas y distintas las mecánicas de los diferentes mundos. El único pero: su dificultad no es elevada, por lo que raramente perderemos ante ellos, restándole el componente de desafío.

Yoshi’s Crafted World puede reportarnos de una media de 12 horas para completar la historia principal. Eso sí, si tu ambición es pasarte el juego al 100% —algo recomendado ya que se te bonifica con otro final— la duración puede incluso duplicarse. Esto a su vez choca con la aparente baja dificultad: terminar los niveles y eliminar a los malos finales no es complicado, pero completarlo, sí.

Una aventura adorable

La palabra que mejor describe el lore del juego es adorable. Porque su ambientación es espectacular. Aunque a priori sencilla, la estética papercraft encierra un minucioso trabajo para adaptarlo al gameplay. La enorme variedad de mundos con sus correspondientes elementos característicos lo convierten en un juego imprescindible en tu biblioteca.

La profundidad conjuga muy bien con el sistema de juego. El único apunte negativo en este aspecto lo encontramos en algunos fondos difuminados, algo incomprensible viendo el nivel de detalle del resto de la pantalla.

Yoshi, sus aliados y enemigos acaban encandilando a todos los jugadores y cada uno de los personajes tienen sus movimientos y ataques característicos, no son una amalgama de recopilaciones de solo unos pocos protagonistas.

Uno de sus mayores peros: el apartado musical. No termina de sorprender y de compenetrarse bien con la ambientación y los niveles. Es cierto que forma parte de la idiosincrasia de los juegos de Yoshi, pero la estética de esta entrega ha roto con la de los anteriores, hecho que no ha ocurrido con la música.

Yoshi’s Crafted World es de esos juegos que te hace reír y que conseguirá sacarte una sonrisa cada vez que te acuerdes de él.

22 abril, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar