El éxito del género battle royal

Inicio/Zona gamers/El éxito del género battle royal

El éxito del género battle royal

Decenas y decenas de jugadores entre los que solo puede quedar uno, un mapa acotado y que con el paso del tiempo se va empequeñeciendo. Además, armas y otros objetos de utilidad desperdigados por el escenario. Esta es la sencilla fórmula que, amén de las diferentes peculiaridades de cada título, está haciendo que los battle royal estén triunfando.

Todo comenzó con el lanzamiento de las películas de la saga Los Juegos del Hambre. El título de Mojang Minecraft, que por aquel entonces incluía numerosos mods de juego, incorporó una modalidad homónima a esas películas y con un objetivo similar: recolectar todo tipo de objetos para sobrevivir a los enemigos y a las adversidades del tiempo. Su popularización no fue a la par de su rentabilidad, aunque sí dejó un reguero de ideas que posteriormente recogerían otras obras.

Bastó solo eso para que el género naciera: una casualidad, una sucesión de hechos inesperados como pudo ser el atractivo de una película, y la fácil adaptación de un juego masivo por parte de sus fans.

Los comienzos del género battle royal

Las primeras modificaciones son las de DayZ y Arma2. Sus bastos escenarios, el gameplay y la temática hizo que la adaptación funcionara muy bien. El mod que triunfó por encima del resto lo realizó un por aquel entonces desconocido fotógrafo y diseñador web y gráfico, Brendan Greene, conocido en las redes como Player Unknown. Su buen trabajo le catapultó a la fama y a trabajar como consultor con H1Z1, con donde ayudó a desarrollar otro battle royal. Una vez acabado su contrato, se lanzó a trabajar con su propio juego, lo que hoy conocemos como Player Unknown Battle Ground.

Antes del PUGB, también hubo entregas de este incipiente género. El popular juego de supervivencia en ambientes neandertales y con dinosaurios, ARK, también sufrió diversas modificaciones por parte del público que posteriormente Studio Wildcard decidió incorporar al juego oficial. Antes de PUBG también salió a la luz The Culling, un título en el que solo había 16 jugadores que se enfrentaban entre ellos a melee.

PUBG marca el camino

escena de uno de los videojuegos pertenecientes al género battle royal

Desde que se pudiera empezar a probar allá por marzo de 2017, PUBG ha albergado de media a más de un millón de jugadores mensuales en Steam, con un pico de 3,1 millones en enero del año pasado, el récord máximo en la plataforma. A esto habría que sumarles también los jugadores de las consolas y de los dispositivos móviles, cifras nada desdeñables.

El principal motivo de que PUBG haya sido un éxito para todos los públicos está en su capacidad de adaptación. Salió primero en ordenador, luego en Xbox y posteriormente en PS4. Viendo que hay muchos jugadores a los que no podían alcanzar si se mantenían en las plataformas tradicionales, decidieron dar el salto a móviles, estrategia que les salió de perlas, superando las 50 millones de descargas en apenas 60 días.

PUBG marcó el principio de todo. Su versatilidad, competitividad y facilidad para adaptarse al estilo de juego lo hizo muy popular para jugar con amigos. Los streamers y youtubers los recibieron con los brazos abiertos, lo que provocó que el juego además llegara a muchos y diferentes públicos.

Fortnite, el ‘boom’ definitivo

El que verdaderamente quebró todas las herramientas de análisis fue Fortnite. Si PUBG entró con una patada en la puerta en el mundo de los éxitos, Fortnite directamente tiró la casa abajo. Un par de meses después de salir, a mediados de julio, consiguió reunir a 10 millones de jugadores a la vez. Un éxito sin precedentes.

Su principal diferencia: era gratis. Esto hizo que mucha gente, arrastrada por la ola de la popularidad, se animara a probarlo. Con PUBG esto no pasaba, tenías que pasar por caja. Y cuanta más gente lo jugaba, más público se congregaba. También tuvo mucha influencia el hecho de que fuera uno de los juegos que más retransmisiones tuviera en las principales plataformas de streaming como Twitch.

Fortnite también incorporaba otras mecánicas interesantes, como la construcción. Los jugadores podían recoger materiales por el mapa para edificar plataformas y elaborar estrategias de defensa o ataque. El pase de batalla, con una serie de misiones diarias, también enganchó al público a jugar un mínimo de partidas para avanzar y conseguir más regalos, como skins, bailes o imágenes.

El torneo de youtubers que organizó El Rubius facilitó que, aunque pareciera imposible, el juego llegara a más público todavía. Las 19 millones de visitas —solo en el perfil del organizador, sin contar a los otros participantes— le vino como anillo al dedo a Epic Games, que veía en esto una estrategia de marketing excelente sin haber invertido un solo euro.

Según datos de la revista tecnológica Tech Crunch,  la empresa ingresó más de 3.000 millones de dólares en 2018

Los que llegaron después: Apex, Blackout…

PUBG lo puso en el mapa y Fortnite lo llevó a lo alto de la cima. El género vivía su máximo apogeo y no fueron pocos los que intentaron aprovecharse del tirón.

Ring of Elysium quiso repetir la fórmula freemium. Al contrario que el resto, no se trataba de ser el último personaje en pie, sino de sobrevivir hasta el momento en el que un helicóptero recogiera a los supervivientes, lo que le da un toque diferenciador. Además, hay una variedad de personajes en el que cada uno tenía distintas habilidades. Su pico máximo de jugadores simultáneos lo consiguió en diciembre de 2018 con 63.435 miembros.

Call of Duty no quiso ser menos y también se animó a incorporar un modo de juego de battle royal a su último título, Black Ops 4. Conocido como Blackout, es muy frenético, adaptándose a la franquicia que lo ha creado. Tiene un diseño muy cuidado, los entornos son muy diferentes entre sí y además el mapa es más pequeño. Por el momento, el público lo ha recibido bien, pero tendrá que actualizar el mapa e incorporar novedades si no quieren quedarse atrás.

Apex Legends ha sido el último en salir. Es una mezcla entre Fortnite y Overwatch, tanto por sus gráficos como por su estilo de juego. 20 equipos de tres miembros se reparten por un pequeño mapa ambientado en un mundo futurista y en el que cada jugador puede elegir entre ocho diferentes personajes: cada uno de ellos con sus diversas habilidades —dos activas y una pasiva—.

La gran diferencia es que aquí los compañeros muertos en combate sí pueden ser resucitados. Ya han conseguido superar los 25 millones de jugadores, hasta dos millones de forma simultánea.

El género del battle royal ha tenido una acogida excepcional en los últimos años y por el momento su popularidad parece no haber alcanzado límites. Si no quieres perderte los próximos títulos que están al venir, asegúrate que tus consolas y tu ordenador están en buen estado.

15 marzo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar