3 Min de lectura | ¿Quién dijo que la competición era aburrida? Échale un vistazo a estos animes deportivos, que te divertirán y acompañarán cuando más lo necesites.

Los deportes son uno de los medios de entretenimiento más seguidos en la actualidad. Los años pasan y lo único que cambia es el formato o la fama de estos, pero su importancia sigue estando presente, hasta el punto de que incluso tienen un propio ministerio para ellos. Y en el mundo del anime también ocupan un puesto central como género, impulsados por las legendarias historias de Captain Tsubasa, Óliver Átom en España, y Chicho Terremoto. Pero no es, ni mucho menos, el único anime deportivo que ha reventado el medidor de audiencia, sino más bien el que inició el pistoletazo de salida.

No te dejes llevar por los prejuicios: no todo será ganar y ser el mejor. Muchos de estos fomentan valores que pueden ayudarnos a afrontar nuestro día a día. Y la caracterización de sus personajes no tiene nada que envidiar al shonen, a la comedia romántica o al drama.

Dales una oportunidad. Te aseguramos que te llevarás más de una sorpresa y habrá noches en las que te acuestes más tarde de la cuenta por su culpa.

Los mejores animes deportivos que no debes perderte

Haikyuu!!!

Una auténtica joya que, por encima de la acción desenfrenada de los partidos —intrínseca al voleibol, en realidad— destaca por contar con un elenco de personajes muy completo del cual cuesta quedarse con uno solo. Glorifica la derrota y resta peso a la victoria, en una serie donde los rivales no se consideran como enemigos, sino como formidables oponentes que cumplen con un importante papel en el proceso de aprendizaje de los protagonistas.

Amor, dedicación, sufrimiento, frustración, talento… Son varios temas los que toca la serie, que como buen predicador ha convertido en amantes del deporte a muchos que jamás habían sentido curiosidad al respecto. Su legado será eterno: el dúo Kageyama-Hinata es un rayo de sol del día más oscuro.

Ao Ashi

Es un anime muy reciente, pero no ha tardado en hacerse un hueco en la escena actual. No es la típica historia de joven con talento que entrena duro para ser el mejor del mundo, sino que presenta otras complejidades propias de adolescentes, como una vida problemática que llevan al protagonista, Ashito, a ser muy temperamental y perder los papeles en momentos muy señalados.

Precisamente su realismo ha llamado la atención, ya que se aleja de los excesos dramáticos del género o de la exageración de las acciones de juego para hacerlo más espectacular —algo que suena a Oliver y Benji—. La animación es impresionante y no dejará indiferente a nadie.

Yuri!!! on Ice

De la lista es el que presenta una trama más compleja y el que promueve sentimientos y formas de ver el mundo que van más allá del deporte, siendo un fiel reflejo de la aún conservadora sociedad japonesa y la difícil situación del colectivo LGTBQI, mostrando la homosexualidad sin complejos y sin caricaturizarla.

Puede que el patinaje artístico no sea, a priori, un deporte que te llame excesivamente la atención, pero la forma en la que Mappa lo presenta te mantendrá pegado a la televisión. El peso emocional del deporte se plasma a la perfección, así como la presión y el miedo a la derrota. Su banda sonora es ideal y la animación, sobresaliente.

Hajime no Ippo

Es uno de los grandes exponentes del género. Es cierto que el boxeo es lo suficientemente espectacular de por sí, pero luce a la perfección en esta serie. Es bastante largo, pero su desarrollo no se hace pesado gracias a la variedad de personajes y obstáculos que se muestran en el camino del protagonista.

Slam Dunk

La única pena de esta serie es que se dejó por terminar. Fue la gran alternativa a Óliver y Benji en su época, aunque con un tono más crudo. El equipo protagonista reúne a varios chicos conflictivos, que logran encauzar sus malas vidas a través del deporte, aunque siguen acusando varios problemas, que se narran en la historia a través de peleas bastante detalladas.

Kuroko no Basket

Tiene una ambientación muy similar a la de Haikyuu, aunque la calidad de la animación es mucho mayor. Sus personajes son muy carismáticos, pero no logran calar tan profundo como en la de voleibol. El fulgor de la acción en el partido tiene mucha adrenalina, lo que, unido a una gran historia, hacen que sea un anime muy recomendable.

Borja Diez Periodista Videojuegos
Borja Díez Jiménez
Periodista Especializado en Freelance | Web

Periodista especializado en videojuegos, eSports y anime. Amante de la política, el fútbol, el voley y la filosofía. Más parecido a Shinji Ikari que a Vegeta y con la misma determinación que Viance en Imán.