Nov10

Última tecnología para la recuperación de reliquias históricas

Publicado por

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle Bookmarks

La impresión 3D se está convirtiendo en la mejor forma de preservar el patrimonio cultural. Esta tecnología ya se está utilizando para recuperar reliquias de un gran valor histórico.

Impresora 3D en proceso

En plena cuarta revolución industrial, la tecnología es trascendental para la evolución que se está viviendo en el mundo en estos momentos. Las nuevas técnicas avanzan a pasos agigantados y están haciendo más fácil la vida de las personas. El futuro ya está aquí y poco a poco nos tenemos que ir acostumbrando a cambios que hacen años parecían una utopía. En pleno siglo XXI incluso existe la oportunidad de recuperar reliquias históricas gracias a la tecnología.

Así, como suena. Desde hace unos años, se están restaurando multitud de objetos de un valor incalculable gracias a la impresión 3D, que permite reconstruir partes de los objetos en cuestión para que sigan manteniendo la vitalidad con el paso de los años. ¿El David de Miguel Ángel podría permanecer intacto hasta dentro de 100 años? La respuesta es: sí. Con este tipo de tecnología es posible, incluso moldear figuras históricas que con los años van teniendo problemas.

Y es que, el funcionamiento de la impresión 3D es lo más simple posible. Con un buen diseño, un escáner y una impresora con capacidad para imprimir en tres dimensiones que sea eficiente se es capaz de producir todos los objetos posibles y por ello, el consumo de estas impresoras está subiendo como la espuma en los últimos años. Muchas empresas del mundo las utilizan en sus procesos de producción y cada vez son los más objetos que vemos salidos de un formato digital e impreso como imprimíamos un folio de papel. Ahora por ahí sale incluso comida. Así, como lo oyen.

Pero lo que ahora nos atañe es su uso para la conservación del patrimonio histórico, algo que tiene un valor incalculable y además no supone un coste elevado. Porque restaurar o hacer réplicas exactas de distintos objetos con esta nueva tecnología tiene un bajo coste. Y para llevar a cabo este proceso, exige un trabajo milimétrico pero para los expertos en la materia no guarda una gran dificultad. Todo es cuestión de maña y dedicación.

Para restaurar o realizar una réplica de por ejemplo, un monumento de un tamaño mediano que haya sido destrozado por una bomba, será necesario realizar una copia del modelo original, que actuará de molde o referencia y luego materializar las réplicas propiamente dichas. Después ser recogerán los puntos y medidas exactas a través de un escáner (también puede ser a través de una fotografía) y posteriormente, llevado a cabo el proceso de digitalización de la réplica o parte de la reliquia, se realizará la reproducción física del objeto en cuestión.

Y cada vez son más los museos que están realizando está práctica para preservar sus reliquias históricas. Los más importantes del mundo se han apuntado a la impresión 3D para conservar sus mejores monumentos y hacer que duren para la eternidad.

La reconstrucción del Arco del triunfo de Palmiria

Desde hace un tiempo, esta nueva tecnología aplicada a las reliquias históricas ya se viene realizando con unos resultados sobresalientes. Uno de los casos que demuestran que este método es totalmente efectivo y que será trascendental de aquí a muchos años adelante fue la reconstrucción del Arco del Triunfo de Palmiria, un monumento de construcción romana con más de 2.000 años de antigüedad.

La guerra que se vive hoy en día en Siria, aparte de las múltiples vidas que se ha saldado, también ha devorado el patrimonio histórico de uno de los países con más tradición que podemos encontrar en todo el mundo. Pues gracias a la impresión 3D, se están reconstruyendo muchos de los monumentos destruidos por las bombas.

Gracias a esta tecnología, se reconstruyeron los 6 metros y alrededor de 10 toneladas del Arco del Triunfo de Palmiria. En diferentes países, los fueron reconstruyendo bloque por bloque, se armaron y posteriormente se presentó en Trafalgar Square en Londres, en Nueva York y finalmente en Dubái para que todo el mundo pudiera ver las virtudes de la impresión 3D y lo que es capaz de hacer.

Este no ha sido el único caso en el que este sistema ha ayudado a mantener el patrimonio histórico de un país. En Perú, estas impresoras han sido trascendentales en la restauración de la Señora de Cao, la primera mujer líder de la civilización Moche. Los restos se encontraron momificados el pasado año 2006 y gracias a un escáner de gran potencia se digitalizó el cuerpo y, posteriormente, se pudo recrear una imagen que en este caso vale más que mil palabras.

Estos han sido los dos grandes monumentos restaurados a una gran escala, pero a día de hoy hay multitud de objetos más pequeños restaurados a través de esta tecnología, como lo está haciendo a día de hoy el Palacio de Versalles en Francia. 

La construcción de réplicas, una nueva moda

La impresión 3D está siendo clave a la hora de restaurar reliquias antiguas, pero las réplicas de estas también se están convirtiendo en una moda para muchas personas. Porque con las medidas exactas de estos monumentos y, con los conocimientos adecuados, cualquier persona puede tener en su casa la copia de una reliquia que tiene un valor incalculable en el mercado. Con la aparición de las nuevas tecnologías todo es posible, y gracias a este tipo de impresión nos espera un futuro lleno de sorpresas.

Si eres un gran fan de la historia y quieres ver cómo ha quedado el Arco del Triunfo de Palmiria, lo más recomendable es contratar el Seguro de Viajes MAPFRE, que se hará cargo de todos los problemas que te puedan surgir durante tu travesía.

Última tecnología para la recuperación de reliquias históricas was last modified: noviembre 20th, 2017 by GeneraciónYoung

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx