Inicio/Tecnología/Móviles y tabletas/Pantallas plegables, planas y más novedades

Pantallas plegables, planas y más novedades

El Mobile World Congress 2019 ha abierto el debate sobre lo que nos espera en el futuro de la tecnología móvil. Las pantallas flexibles y los móviles sin agujeros ni conexiones son las principales apuestas de los fabricantes, pero ¿realmente son el futuro?

Los nuevos terminales móviles presentados en el MWC 2019 han abierto una nueva línea de debate: ¿son los dispositivos con pantallas plegables el futuro de la tecnología móvil? Una vez superados los dilemas que plantean los “todo pantalla”, los fabricantes buscan la fórmula para impulsar las ventas a través de otro salto tecnológico.

Uno de los mayores envites para la industria será, sin duda, la tecnología 5G, pero hace falta algo más para convencer a los clientes de la necesidad de cambiar de terminal.

El mercado está saturado de terminales muy parecidos y los usuarios no están dispuestos a gastar sus ahorros en un producto de similares características al que ya tienen. De hecho, durante el último trimestre de 2018, las ventas cayeron en un 4,9 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior (lo que supone el quinto trimestre consecutivo de descensos). Por si esto fuera poco, China, el principal mercado mundial, cerró 2018 con un batacazo del 16 por ciento.

Los fabricantes apuestan por las pantallas plegables

Estas cifras han hecho que los fabricantes se pongan las pilas y comiencen a diseñar lo que creen que será el futuro de la tecnología móvil: los móviles plegables.

El primer paso en este sentido lo ha dado Royole, una desconocida empresa especializada en componentes flexibles que se ha adelantado a las grandes marcas a la hora de presentar el primer móvil con pantalla plegable: FlexiPai.

A pesar de ser un alta gama -al menos eso parece por el procesador que incorpora (Snapdragon 855) y por su elevado precio (1.320 dólares)-, es un smartphone pesado y tosco, con algunos acabados mediocres (como la pantalla de plástico en la que se quedan todas las huellas impregnadas) y, además, cuando se abre, no es simétrico y las pantallas no son iguales. Una serie de errores que lo convierten en un burdo intento. Un producto al que aún le falta madurar para convertirse en algo serio.

Galaxy Fold y Mate X, los mejores ejemplos

Samsung y Huawei son las marcas que, actualmente, van un paso por delante en lo que al futuro de la tecnología móvil se refiere. Sus modelos presentados en el último MWC de Barcelona son el mejor ejemplo de que pantalla flexible y calidad pueden ir de la mano.

El Galaxy Fold de Samsung dispone de dos pantallas, una pequeña para ser usada como smartphone compacto, y otra grande que puede desplegarse para convertir el dispositivo en una tablet. Esta pantalla está compuesta por una novedosa capa de polímero que le permite ser flexible y resistente al mismo tiempo.

El modelo de Huawei, el Mate X, tiene la misma funcionalidad que el Fold, pero en este caso se trata de una única pantalla que se dobla hacia afuera. Cuando el dispositivo está plegado, la pantalla queda en la parte delantera y la trasera.

Cabe recordar que Samsung y Huawei no son los únicos fabricantes que hay trabajando en ello.

ZTE, por ejemplo, ha llevado la tendencia de las pantallas flexibles a su smartphone de muñeca Nubia Alpha, que llegará al mercado europeo en el tercer trimestre de 2019. Su aspecto es el de una correa metálica más ancha de lo habitual con una pantalla táctil OLED flexible de un tamaño superior al que estamos acostumbrados a ver en otros smartwatches.

Oppo, el último en unirse al baile de las pantallas flexibles

Otro de los fabricantes que han seguido la estela de Huawei o Samsung es Oppo, que también tiene un móvil flexible (aunque todavía no está listo para salir al mercado). El propio Brian Shen, vicepresidente de Oppo, ha mostrado varias imágenes de este prototipo a través de su cuenta de la red social asiática Weibo. En ellas, se aprecia un terminal muy similar al Mate X en cuanto a diseño.

Con todo, queda claro que no se trata de una tecnología que haya sido usada de forma aislada por una empresa menor, sino que son las empresas grandes las que están apostando por ella casi de forma simultánea. Tanto es así, que Android ha tenido que modificar algunos aspectos para dar respuesta a las necesidades de las pantallas flexibles.

Pantallas planas, ¿el futuro de la tecnología móvil?

¿Realmente se puede transformar un móvil en una tablet? Con los ejemplos citados anteriormente, está claro que sí, pero con ciertos límites.

Hay que tener en cuenta que, al doblarse, la versión smartphone adquiere un grosor mayor de lo habitual. Además, al desplegarse, la tablet tiene una forma cuadrada, lo que hace que, al visualizar vídeos, se vean unas bandas negras arriba y abajo del encuadre. Es decir, no varía mucho de lo que se vería con el modo móvil.

Este problema, que no se encuentra con los juegos -ya que la mayoría aprovecha mejor el tamaño cuadrado-, sigue siendo relevante en determinados títulos que necesitan una perspectiva panorámica, como es el caso de Fortnite.

Para que la pantalla del modo tablet fuera funcional, el modo smatphone debería de ser algo más cuadrado de lo habitual. Este pequeño problema es lo que lleva a muchos a descartar las pantallas plegables como el futuro de la tecnología móvil.

Sin embargo, las pantallas tienden a ser cada vez más grandes, y el tamaño de los terminales no para de crecer. Y, a no ser que se esté dispuesto a llevar el móvil en un bolso o similar, el tamaño supondrá un hándicap en el futuro por la dificultad para llevarlo en el bolsillo. Ahí es donde entran en juego las pantallas flexibles: ofrecen la solución perfecta, ya que permiten llevar un móvil pequeño con la opción de usar una pantalla grande cuando se necesite.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el elevado precio de este tipo de dispositivos. Samsung, por ejemplo, anunció que su Galaxy Fold costaría 1.980 dólares, y el modelo de Huawei superaría ese precio con creces (2.299 euros). No cabe duda de que estos precios limitan muchísimo las compras, pero hace unos años nadie hubiera imaginado que el iPhone XS Max, cuyo precio de salida superaba los 1.200 euros, se convertiría en uno de los móviles más vendidos.

Lo cierto es que no es fácil asegurar si las pantallas plegables serán el futuro de la tecnología móvil, o no. Quizá sean todo un éxito, pero encontrar el camino más adecuado será una larga carrera.

Lo último: móviles sin agujeros

Uno de los fabricantes que ha decidido dar la espalda a las pantallas flexibles para centrarse en otros aspectos es Meizu. El fabricante chino ha lanzado Meizu Zero, el primer móvil de la historia sin agujeros, lo que quiere decir que no tiene bandeja para insertar la SIM, ni puerto USB, ni siquiera botones o altavoz. Es un cuerpo cerámico de una sola pieza.

¿Cómo se usa entonces? La ausencia de botones se suple con unos controles hápticos situados en los laterales de la pantalla curvada; en lugar de la tarjeta SIM tradicional, el dispositivo cuenta con una eSIM que se programa por software; el sonido se emite a través de la propia pantalla, para lo que emplea un sistema similar al del Xiaomi Mix; y el sistema de carga se realiza mediante un protocolo de USB inalámbrico que no necesita de conexión alguna.

¿Cuál es el futuro de la tecnología móvil? Nadie puede saberlo, pero lo que sí está claro es que los fabricantes se afanan por llegar los primeros. Mientras tanto, tengas el móvil que tengas, no olvides incluirlo en tu Seguro de Hogar  para disfrutar de todas sus coberturas y prestaciones.

16 abril, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.