Inicio/Tecnología/Más tecnología/Patinete eléctrico Lime, ¿sí o no?

Patinete eléctrico Lime, ¿sí o no?

El patinete eléctrico Lime de la empresa de coches Uber ha aterrizado en España. Pero, a pesar de ser un medio de transporte ecológico, su acogida por parte de los Ayuntamientos no está siendo favorable. ¿El motivo? Te lo explicamos.

El patinete eléctrico Lime llega a España con la intención de convertirse en la alternativa ecológica y eficiente para moverse por la ciudad, aunque su aparición en las grandes urbes está llena de polémica. Para muchos, no constituyen una alternativa real de movilidad, ya que circular con ellos por la vía puede suponer un riesgo para el usuario; y por la acera pone en peligro a los peatones.

Pero el verdadero problema es que la empresa Lime, con sede en San Francisco (Estados Unidos) y constituida con capital de Alphabet –la propietaria de Google- y Uber, está operando sin licencia, lo que obliga a los ayuntamientos a requisar los patinetes que encuentran.

¿Cómo funciona el Patinete eléctrico Lime?

El modelo de negocio del patinete eléctrico Lime es similar al alquiler de bicis: desde las 5:00 hasta las 21:00 horas los ciudadanos pueden acceder a uno de sus muchos patinetes eléctricos aparcados en las aceras. Tan solo necesitan localizar uno de ellos a través de una aplicación móvil. Una vez realizado el viaje, los conductores pueden aparcan el dispositivo en cualquier acera.

Hasta aquí, todo parece perfecto. El problema es que los Ayuntamientos denuncian que la compañía no les ha pedido permiso para operar en sus calles y que están invadiendo el espacio público con sus patinetes eléctricos. Además, como la normativa de circulación estatal no los reconoce como vehículos, se encuentran en un limbo legal, por lo que la pelota está ahora en el tejado de los Ayuntamientos.

Así, diferentes ciudades han aprobado recientemente o están elaborando ordenanzas municipales que regulan de forma específica el uso en calzadas y aceras de los patinetes eléctricos.

Alquiler de patinetes eléctricos en Valencia

El alquiler de patinetes eléctricos en Valencia tiene los días contados. Según el artículo 12 de la ordenanza de Espacio público, cualquier actividad que suponga una ocupación de las calles u otras vías requiere de un permiso municipal. Sin embargo, en agosto, Lime sembró la ciudad con 200 patinetes eléctricos sin solicitar dicha licencia, de los cuales la Policía Local ha confiscado más de 80 unidades y ha levantado 40 actas de denuncia. Los patinetes se encuentran en el depósito municipal, de donde se pueden retirar tras el pago de la sanción. Pero la compañía californiana aún no ha recogido ninguno.

Por ello, el consistorio valenciano redacta una nueva ordenanza municipal de Movilidad con la que –entre otros aspectos- se prohibirá que este tipo de dispositivos se puedan aparcar en la vía pública, lo que imposibilitaría el negocio.

Limitación de patinetes eléctricos en Barcelona

La batalla contra el alquiler de patinetes eléctricos en Barcelona se libró con dos empresas: Wind, de la firma germana Bike Mobilty, y Lime. A finales de agosto, Wind puso en funcionamiento un servicio de prueba sin el permiso pertinente, por lo que la Guardia Urbana requisó algunos dispositivos y el resto –casi un centenar- fue recogido por la propia compañía. Lime trató de colarse en L’Hospitalet de Llobregat, pero el Ayuntamiento le advirtió de que no tenía licencia para esa actividad y horas después la propia empresa retiró las unidades.

Este tipo de alquiler de vehículos de movilidad personal es incompatible con el último reglamento de circulación aprobado por el Ayuntamiento (que entró en vigor en julio), según el cual la actividad debe realizarse con guía y con casco.

Niño sobre un patinete en una calle de París

https://pxhere.com/es/photo/891897

El patinete eléctrico Lime en Madrid

El caso de Madrid es diferente. En la capital, el patinete eléctrico Lime campa libremente entre bicicletas y peatones, a la espera de aprobarse en el Pleno Municipal una normativa que limitará (y mucho) las calles por donde pueden circular estos aparatos.

Hasta el momento, la única regulación que existía sobre patinetes eléctricos era la Instrucción 16/V-124 de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre vehículos de movilidad personal, según la cual «la autoridad municipal podrá autorizar su circulación por aceras, zonas peatonales, parques o habilitar carriles especiales con las prohibiciones y limitaciones que considere necesarias«. Y eso es lo que hará el gobierno madrileño.

De esta manera, los patinetes eléctricos de Lime (de tipo B que no superan los 30 kilómetros hora) solo podrán circular por ciclocalles, carriles bici protegidos y pistas bici, calzadas de calles residenciales, aceras bici y sendas para bici, y calzadas de calles integradas dentro de las llamadas zona 30, aquellas en las que existe una coexistencia de vehículos y peatones.

En los parques públicos, podrán circular por los itinerarios permitidos para bicicletas. Si se trata de sendas compartidas con el peatón, se limitará la velocidad a 5 kilómetros por hora. En ningún caso podrán andar por las aceras, la calzada general o el carril-bus.

Además, se impondrá el uso obligatorio de casco para los menores de 16 años y para todos aquellos que usen el patinete para la realización de actividades económicas como rutas turísticas.

Por lo que parece, el alquiler de patinetes eléctricos tiene ciertas limitaciones de uso. Si eres de los que apuesta por un tipo de movilidad que no dañe el medio ambiente, la bicicleta puede ser otra opción. Además, con el Seguro para Bicicletas MAPFRE tendrás a tu disposición servicios y garantías innovadoras a un precio muy reducido.

2 octubre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.