Inicio/Tecnología/Más tecnología/Máquinas expendedoras de productos curiosos

Máquinas expendedoras de productos curiosos

4 minutos | Además de café, refrescos y snaks, las máquinas expendedoras pueden ofrecer todo aquello que quepa en su bandeja. Te mostramos los productos más extraños que se venden en este tipo de máquinas automáticas.

Seguro que alguna vez has usado una máquina de venta automática para comprar un refresco, un café calentito, un sándwich o cualquier otro producto al uso, pero ¿sabías que hay algunas que ofrecen huevos frescos o hasta lingotes de oro? No te pierdas estas máquinas expendedoras de productos curiosos que puedes encontrar por todo el mundo, porque si algo cabe en una bandeja, ¿por qué no comercializarlo en formato vending?

Máquinas expendedoras de productos curiosos

Cuando se trata de máquinas expendedoras de productos curiosos, el primer sitio en el que hay que buscar es en Japón. En el país del sol naciente no es difícil encontrar un dispensador de productos extraños entre sus cerca de veinte millones de aparatos repartidos por toda su geografía.

En ellos, uno puede encontrar huevos frescos, pan, juguetes, ropa interior, champú, entradas de cine, maquinillas de afeitar, corbatas… pero estas son las opciones más normales.

Entre los productos más raros que dispensan estas máquinas hay hasta escarabajos vivos. Los más populares son los rinocerontes, que se caracterizan por sus enormes cuernos:

Si esto te llama la atención, espera a ver la siguiente máquina. Vende nada menos que cangrejos completamente congelados, pero vivos. Una vez fuera de la máquina empiezan a recuperar el movimiento:

Si quieres completar el banquete, nada mejor que unas langostas frescas. Por 300 yenes puedes pescar con la pinza tu propia langosta en esta máquina dispensadora que recuerda mucho a aquellas de gancho de las ferias que nunca agarran lo que quieres.

En Japón, también, hay una máquina expendedora de coches. Sí, de coches. La original se encuentra en Singapur y perteneciente a la marca de compraventa de coches de lujo Autobahn Motors.

Consiste en una torre de quince plantas que alberga hasta sesenta vehículos de alta gama que pueden verse tras los cristales del edificio.

Para comprar uno de sus Lamborghini, Alfa Romeo, Ferrari, etc., solo hay que elegir el que se quiera a través de una aplicación y, tras unos minutos, el coche en cuestión llega a la planta baja mediante un sistema de elevadores.

Además de Japón y Singapur, hay otra similar en Estados Unidos.

No cabe duda de que el mercado de lujo ha encontrado una gran oportunidad de negocio en este tipo de máquinas, eso sí, en estos casos hace falta algo más que unas monedas.

En Beverly Hills, Los Ángeles, sus residentes pueden saciar sus antojos de caviar y trufas a cualquier hora del día gracias a varias máquinas instaladas en algunos centros comerciales de la ciudad. ¿Qué son las 12 de la noche y tienes la necesidad de comer caviar? Solo tienes que dirigirte a una de ellas y seleccionar entre su amplia oferta que va desde los 50 hasta los 500 dólares.

Las máquinas pertenecen a la empresa Beverly Hills Caviar, gestionada por un matrimonio procedente de una de las familias del caviar del Este de Europa que patentó la tecnología de estas máquinas, cuyos niveles de temperatura, ventilación y oxigeno son extremadamente precisos y sus medidas de seguridad son, como cabe imaginar, altísimas.

Los lingotes de oro también han llegado a las máquinas expendedoras. Otro producto de lujo que, en este caso, desconocemos su utilidad y, más aún, la necesidad de comprarlo a cualquier hora del día.

No obstante, las ventas no deben de ir tan mal cuando ya se han instalado en varias ciudades del mundo, entre ellas Madrid (la primera vio la luz en un hotel de Abu Dabi).

Para hacerse con uno de estos lingotes hay que introducir, como mínimo, 40 euros. Los precios del oro se actualizan cada diez minutos.

Máquinas de vending originales en España

Si pensabas que las máquinas expendedoras de productos curiosos solo son cosa de los países asiáticos o de Estados Unidos, estás muy equivocado: en España también tenemos algunas que no tienen nada que envidiar a aquellas.

En Asturias, concretamente en Oviedo, está la primera máquina expendedora del mundo de cachopos, esos deliciosos filetes que para los asturianos son individuales, pero que, para el resto de España, sirven para alimentar a una familia entera. La idea es de Juan José Piñeiro, un carnicero asturiano que ha bautizado su máquina como Cachopomatic.

View this post on Instagram

No lo llames Skynet, llámalo #Cachopomatic

A post shared by Albert Mialet (@albert_mialet) on

Si prefieres pescado fresco, en el barrio del Clot de Barcelona la pescadería Peixos Ricard tiene instalada una máquina que vende las 24 horas del día cualquiera de los productos que hay disponibles en su tienda.

Más al sur, en Jaén, encontramos otra máquina expendedora de productos inusuales. En este caso hay tallas de santos y vírgenes entre otros productos gourmet de la zona, como aceite de oliva y mermeladas. La máquina está en un aparcamiento público de Linares.

Como ves, en casi todos los rincones del mundo puedes toparte con una máquina expendedora que satisfaga tus antojos, sean cuales sean y a cualquier hora del día. Para que la experiencia sea inolvidable, es aconsejable contar con un seguro de viaje a tu medida, como los que te ofrece MAPFRE. Infórmate de todas sus ventajas.

9 septiembre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.