Inicio/Tecnología/Más tecnología/Aunque no lo creas existe: Día mundial del corrector de textos

Aunque no lo creas existe: Día mundial del corrector de textos

Los software diseñados para corregir textos están de enhorabuena: el próximo 27 de octubre celebran el Día Mundial del Corrector de Textos robándole protagonismo a los profesionales que se dedican a la tarea invisible pero necesaria de analizar y perfeccionar […]

Los software diseñados para corregir textos están de enhorabuena: el próximo 27 de octubre celebran el Día Mundial del Corrector de Textos robándole protagonismo a los profesionales que se dedican a la tarea invisible pero necesaria de analizar y perfeccionar el lenguaje escrito. 

En el calendario, hay celebraciones para todos los gustos: desde el Día Internacional del Número Pi, hasta el de la toalla, pasando por el del Yo-Yo o el de Hablar como un pirata. Y como no, el Día Internacional del Corrector de Textos, que se celebra el próximo 27 de octubre para deleite de los miles de millones de procesadores de textos que nos recuerdan nuestras lagunas escolares subrayando en verde las incorrecciones gramaticales y en un rojo acusador las faltas más graves.
Pero, claro, tal día no celebra solo a este tipo de correctores, sino también –y principalmente- a los de carne hueso. A esos que han estado y están siempre a la sombra de los escritores más refutados y de todos aquellos que hacen de la palabra escrita su medio de vida. El día del profesional que busca la perfección, los usos gramaticales correctos, aquel que con su mirada inquisidora pero flexible transforma los deslices de un texto en un conjunto de palabras sublimes al servicio de la lengua.

El corrector de textos le debe su onomástica al nacimiento de Erasmo de Rotterdam, teólogo, filósofo y humanista del siglo XVI con cierta tendencia a los viajes (de él tomó su nombre la beca Erasmus) para saciar su sed de conocimientos. Las biografías cuentan que, además, hubo un tiempo en el que se ganó la vida corrigiendo textos, justo cuando la imprenta de tipos móviles estaba en su máximo apogeo. Erasmo analizaba y garabateaba los textos clásicos que recibía de la editorial italiana más relevante del momento. Modernizaba sus contenidos adaptando las ideas para que cualquiera pudiese entender su significado y luchaba contra el encorsetamiento ideológico de las instituciones intelectuales, políticas y sociales de su época. No en vano se le atribuye el éxito de haber conseguido democratizar la cultura a partir del lenguaje.
En el fondo Erasmo era un perfeccionista de la palabra. Tanto, que prefirió trabajar en las imprentas antes que seguir en la academia. Era en los textos más importantes de las antiguas Grecia y Roma donde buscaba las claves para entender su época, adaptando y puliendo esos contenidos para que el mensaje se transmitiera de forma clara. Y lo consiguió de tal manera que el propio Martín Lutero confesó haberse inspirado en sus correcciones del Nuevo Testamento para emprender la Reforma Protestante.

La aportación de las nuevas tecnologías

Hoy en día, las nuevas tecnologías han cambiado la percepción del corrector de textos. Con Internet, el escritor tiene acceso a un importante material de referencia en el que consultar diccionarios de todo tipo. Además, existen programas de escritura que corrigen automáticamente los errores ortográficos. Eso sí, para que las nuevas tecnologías no te dejen tirado, el Seguro de Hogar MAPFRE, te ofrece su servicio de asistencia informática con el que un profesional se desplazará a tu domicilio para solventarte el problema cuando sea necesario.
Pero el autocorrector es un arma de doble filo: el software puede cambiar una palabra errónea por otra que sea correcta, pero que no sea la que queríamos escribir. No puede interpretar la intención de quien escribe, y es ahí donde entra en juego la figura del corrector como profesional. Un trabajo esencial, pero invisible que, incluso en la celebración de su onomástica se ve obligado a cederle el puesto al corrector del ordenador o el teléfono móvil. Al fin y al cabo, reconozcámoslo, ese es el que nos viene a la mente cuando pensamos en el Día Mundial del Corrector de Textos.

27 octubre, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.