Nov14

Amazon cambia su política de devoluciones

Publicado por

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle Bookmarks

Desde el pasado 2 de octubre, en Estados Unidos, un cliente no tiene que ponerse en contacto con el vendedor para devolver el producto. Todos los artículos están automáticamente autorizados para su devolución. Así es la nueva política de Amazon.

Logotipo de Amazon de color negro en una caja

Amazon es la compañía líder en comercio electrónico a nivel mundial y todas las decisiones que toma tienen una repercusión que no deja a nadie indiferente. Cada una de estas puede despertar filias y fobias, pero para esta compañía estadounidense hay una cosa obvia: el cliente es más importante y siempre tiene la razón.

En el pasado mes de agosto salió a la luz que este transatlántico del ecommerce cambiaría su política de devoluciones con el objetivo de beneficiar aún más a sus millones de clientes en todo el mundo para, según muchas voces críticas, perjudicar a las empresas que suministran productos a éstos a través de Amazon.

Esta nueva política de devoluciones, implantada desde el pasado 2 de octubre consiste en que todas las ventas que haga esta compañía están automáticamente autorizadas para su devolución. Y, ¿qué quiere decir esto? Pues que los clientes tendrán la opción de devolver el producto siempre y cuando lo deseen. Sólo tendrán que imprimir un recibo de devolución de la web y su compra podrá ser rembolsada sin ningún tipo de problema.

En los productos distribuidos por la misma Amazon, esta práctica ya estaba implantada, pero en las pymes que trabajan para esta empresa y que tenían su propia logística hasta ahora en Estados Unidos, tenían la capacidad para llevar a cabo su propia política de devoluciones. Pero ahora no. La empresa norteamericana ha vuelto a demostrar que, para ellos, el cliente es lo más importante y estas pymes no tendrán ni voz ni voto en lo que a devoluciones se refiere. No importan las razones o circunstancias, si el cliente quiere devolver algo, tendrá la oportunidad de hacerlo.

Y si esta idea funciona, todo hace indicar que en un futuro se extienda a España y al resto de empresas de la competencia. Hasta ahora nadie se había atrevido a tomar esta decisión que beneficia de forma clara a los consumidores y deja un poco en peor lugar a las empresas que trabajan para Amazon. En el caso de que funcione esta práctica podría ser seguida por sus principales rivales.

Tienes 30 días para devolver tu compra

Amazon siempre ha mirado por el cliente en lo que respecta a su política de devoluciones, pero estos también tienen que cumplir ciertos requerimientos para poder ejercer este derecho. El primero y más importante de todos es que tendrá un plazo máximo de 30 días para poder devolver la compra. Si lo haces un mes después no tendrás opción al rembolso.

Además, los productos deben ser devueltos en el mismo estado en el que el cliente los recibió. Por lo tanto, los productos nuevos deben ser devueltos nuevos, sin usar y completos. Por su parte, los de segunda mano, no deben presentar daños ni signos de uso adicionales.

35.700 millones en ventas en sólo un trimestre

El boom de Internet y el auge de las nuevas tecnologías encabezada por la aparición de los teléfonos móviles de última generación, ha hecho que el comercio electrónico suba como la espuma en los últimos años. Con el paso del tiempo, cada vez es mayor el número de personas que realiza transacciones a través de la red y esto hace indicar que este tipo de comercio aumente con el paso de los años. Principalmente porque comprar un producto hoy en día no puede ser más sencillo: lo puedes hacer mientras paseas a tu perro, en menos de un minuto, con tu teléfono móvil.

Esa sencillez de comprar y la rapidez a la hora de recibir el producto en tu hogar (se puede recibir en menos de 24 horas) han hecho que las compras se sucedan y los beneficios se multipliquen de forma exponencial. En su primer trimestre fiscal de 2017, la empresa estadounidense anunció unos sobresalientes resultados que aumentaron un 23% con respecto al año anterior con unos ingresos por ventas de 35.700 millones de dólares. En el primer trimestre de 2016 se produjeron unos ingresos de 29.100 dólares.

Para encontrar los beneficios obtenidos en un ejercicio anual, hay que retroceder a 2016. Y es que, este gigante del comercio electrónico dio un nuevo golpe de autoridad en el sector al divulgar un beneficio neto de 2.371 millones de dólares, cuatro veces más que las ganancias registradas el año anterior. La compañía liderada por Jeff Bezos obtuvo en 2015 un beneficio neto de 596 millones con el que revirtió los números rojos de 2014, un año en el que Amazon obtuvo pérdidas por valor de 241 millones.

Las ventas de la empresa tecnológica con sede en Seattle (EE.UU.) crecieron un 27,1 % interanual en 2016, hasta situarse en los 135.987 millones, en contraposición con los 107.006 millones del año anterior.

Respecto a su distribución por áreas de negocio, Norteamérica aportó 79.785 millones de las ventas de Amazon en 2016 (un 25 % más) y el resto del mundo supuso 43.983 de ingresos para la compañía (un 24 % más). El pasado 12 de enero, Amazon anunció que en los próximos 18 meses creará un total de 100.000 nuevos puestos de trabajo a tiempo completo en Estados Unidos, con los que espera alcanzar en 2.018 una plantilla de 280.000 trabajadores.

Si eres un asiduo a las compras a través de Internet, deberás tener cuidado y asegurar tus pedidos con el seguro de Hogar MAPFRE que cubrirán el artículo si una vez en casa sufre algún accidente.

Amazon cambia su política de devoluciones was last modified: noviembre 13th, 2017 by GeneraciónYoung

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx