Ago25

¿Te cortarías un brazo para sobrevivir?

Publicado por

Es la pregunta que se intenta responder Danny Boyle en su última película, ‘127 horas’. Ante la cámara, James Franco, disfrazado de aventurero que debe sobrevivir esos cinco días atrapadado en un risco. La historia es real y se basa en la horrible experiencia de Aron Ralston en Moab, una zona de las Rocosas en el estado de Utah. Sólo tenía un cuchillo y una duda: morir, o prescindir de una extremidad. ¿Qué hubiérais hecho vosotros? El director de ‘Trainspotting’ y ‘Slumdog millionaire’ ha puesto en imágenes la odisea de Ralston. Os traemos el trailer que ayer se lanzó para ir abriendo boca antes de su estreno en noviembre. Como siempre, tras el salto

James Franco es guay. En serio.

James Franco es guay. En serio.

Son las cosas de la supervivencia. Imaginaos que vosotros mismo os caéis a un risco, que una roca os atrapa el brazo y sabéis que, por mucho que gritéis, nadie podrá venir a ayudaros. ¿Tendríais el valor de amputaros el brazo? ¿Sí? ¿No? El festival de Toronto va a estrenar la peli en su 35ª edición, que comienza el 9 de septiembre. Pero aquí va el trailer para que os vayáis poniendo en situación…

Imagen de previsualización de YouTube

Ralston lo tuvo claro. Sopesó las circunstancias. Miró hacia arriba y reflexionó. Porque no sólo se trataba de librarse de la roca. No. También debía escalar -sólo con un brazo y lo que quedaba del otro chorreando sangre- una pared vertical de 20 metros y caminar 13 kilómetros hacia algún lugar civilizado. Hasta Boyle se lo hizo pasar mal a Franco para que se metiera en el personaje: “Nos las apañamos para que James no pudiera mover la rosa. ‘¡Y vaya si lo intentaba pasadas unas horas! Intentaba cómo loco despegarse de la roca del set, así que pusimos a dos cámaras cada día, vigilantes, y los cambiábamos por turnos”, recuerda el británico.

Si no conocéis los detalles de este historión -GQ y Vanity Fair nombraron a Ralston ‘el hombre del año’ en 2003- os recomendamos el siguiente videoreportaje del New York Times. No os perdáis las caras de los niños cuando escuchan su odisea. Y mucho menos las fotografías REALES de su brazo atrapado entre las rocas que el montañero tomó con su cámara digital. “Tuve una epifánía de cómo liberarme: primero rompería los huesos de mi brazo y después lo amputaría“, admite. La mitad de su miembro quedó en aquellas montañas. Y por supuesto, para estómagos insensibles, también hay una foto de la extremidad sangrante en la roca. Puro gore.

Lo dicho, no os perdáis este vídeo…

Imagen de previsualización de YouTube
Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre