Sep12

Sextos: nos tenemos que conformar

Publicado por

Habíamos ganado a Argentina en un amistoso previo, pero esta vez perdimos. 81-86 no parece un mal resultado visto lo que ocurrió en la primera parte. Horrible juego de los de Scariolo que remendamos en el tercer cuarto. Pero había que escalar mucho en el partido. Estaba demasiado cuesta arriba.

Ricky Rubio con el balón ante Argentina (ACB.com)

Ricky Rubio con el balón ante Argentina (ACB.com)

Cuando íbamos 34-59, un claro ejemplo de que esta España no ha estado al 100% en el Mundial, tiramos de Rudy Fernández (31 puntos), San Emeterio y Llull para remontar parte del descalabro, donde Navarro tuvo uno de sus peores días. Mucho Scola, Prigioni, Delfino y Oberto para un equipo español que, a la vista de lo hecho, no daba más.

Ni siquiera vimos entonado a Ricky y hemos jugado un partido que, durante momentos, ha rayado lo ridículo. Quizá haya que hacer cambios, pero sí nos tenemos que quedar con lo bueno: hay buenos jugadores. Sin embargo, nos tenemos que ir con un aprobado justito si releemos con qué aspiraciones llegábamos.

Balance de 4-4 y con muchos jugadores a un nivel más bajo del que teníamos pensado. Eso del relevo generacional tendrá que esperar y que no hay que echar de menos a gente como Pau y Calderón también. No hay un culpable porque esto es deporte y hay que mirar al futuro. Me gustó Felipe Reyes, en algunos momentos Garbajosa y en este difícil último día hay que elogiar a Rudy. Ricky todavía tiene que coger los galones de este equipo. Hay que esperar.

Según Scariolo, hoy no es día de explicaciones: “No es momento de hacer balances. Primero hay que digerir un poco todo, pero ya tenemos una ligera idea. Ya hablaremos en los próximos días. Estoy triste porque hemos perdido, claro, y cuando se pierde se está triste. Pero no lo estoy por la actitud del equipo, por la entrega, al margen del resultado. No hemos podido llegar a la orilla”.

Y si queréis confiar en la suerte, tenéis a Navarro: “Todo el mundo aspiraba a más, pero el torneo nos ha puesto en nuestro lugar. Si no hubiese entrado el triple de Teodosic y hubiésemos tenido la suerte de cara, como en otros torneos, habríamos ido a la prórroga y quién sabe lo que habría pasado”.

Me han gustado más las palabras de Marc Gasol: “Es ahora cuando más equipo tenemos que ser. Lo verdaderamente importante es que quienes rodean al equipo siguen confiando en nosotros”.

Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp

Comentarios

  1. Fernando Martínez comentó hace 7 años

    No se puede poner “nos tenemos queconformar”. La ACB es una fuente de basket relativamente cercana a la NBA, hay muchos jugadores estadounidenses… Esa mezcla con el país del basket nos obliga a mantener un nivel alto. Por eso salen grandes jugadores de España: Pau Gasol, Calderon, Ricky o Navarro, así como pasaron por aquí grandes entrenadores de EEUU, o jugadores europeos de la talla de Drazen Petrovic o Ardyvas Sabonis. Es un verdadeero batacazo caer sextos sin Pau ni José.
    ¿Qué pasa ahora? Todo tiene parte buena, quedamos 6, por detrás de grandes equipos: Argentina, Serbia, Lituania, Turquía y USA. Visto así noestá tan mal. Y es que no somos malos, simplemente hay que ver los triples de Garbajosa y Navarro…
    Hay que resentirse, y lo único que podemos hacer es entrenar duramente para el Eurobasket. Si contamos con Pau y Jose de aquella, mejor aún. Quizás fuese culpa de Sergio Scariolo, igual que un gran ‘coach’ como Eddie Jordan no consiguió dirigir por buen camino a los Philadelphia 76ers en la NBA… Pero con Sergio o con Pepu, no cambia nada (bueno, eso no es del todo cierto). Hicimos un mal Mundial, pero seguimos siendo uno de los favoritos, y debemos aprovecharlo…
    P.S.: (para el próximo Mundial San Emeterio y Claver habrán madurado más baloncestísticamente…)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre