Feb5

Roger Federer: confesiones

Publicado por

Tras su nuevo baño de oro en Melbourne, el número 1 del tenis mundial sigue enamorado de su raqueta. Pero también está cada vez más convencido de lo que realmente es más importante en su vida tiene que ver con su familia, sus gemelas y su esposa. “Ahora separo el tenis del resto de mi vida porque sé que es lo más importante. Me da calma”, confiesa.

Roger Federer, triunfador en Melbourne

Roger Federer, triunfador en Melbourne

Y quizá por ello reconoce que en las últimas dos semanas ha jugado “algo del mejor tenis de mi vida”. Ahora todo le va fenomenal, pero también ha tenido baches en su carrera, como cuando estuvo tiempo de baja. “Empecé a dudar de mi cuerpo, de mi situación, de si podría ser igual de exitoso. En 2007 estaba impresionado por mi nivel por mis recuperaciones, por las bolas que enviaba a las líneas con el revés. Entonces enfermé y fue decepcionante. La gente decía que ya no era el mismo”, asegura.

Pero estar perdido le sirvió para aprender: “Una de las grandes lecciones de mi carrera está en el periodo en que no tenía representante ni entrenador. Aprendí mucho”. Ahora trabaja con Severin Luthi y no cree necesitar un entrenador oficial: “Severin es un amigo y me ayuda mucho. Creo en él”.

Está listo para defender todos los puntos de su ránking porque considera que todavía tiene “cosas dentro” que darnos. De momento, su reinado parece no tener fin para esta temporada. Quizá el secreto sea disfrutar de los triunfos: “Cuando te haces mayor, disfrutas las victorias incluso más que antes, e intentas saborearlas el mayor tiempo posible porque nunca sabes cuando va a ser la última, aunque estoy seguro que aún tengo mucho en mí”, afirma el suizo.

Por cierto, no cree en un año sabático o estar varios meses fuera de las pistas y luego volver teniendo el mismo tono, como parece que les ha pasado a las belgas Kim Clijsters o Justine Henin. Y tampoco le gusta perderse torneos para descansar, pero sabe que es un mal menor. “Quiero ganar más torneos. El año pasado gané cuatro. Fueron torneos grandes, pero tengo que ser mejor. Me faltaron títulos en torneos menores. Es cierto, tuve que renunciar a algunos de ellos, por lesión o porque necesitaba descanso, y me centré en los torneos grandes, y eso no me gusta. Creo que jugar una ronda de Copa Davis equivale a quitar un Masters 1.000 de mi calendario y no estoy listo para eso”, comenta Federer.

Necesita también dormir 11 horas al día para que su espalda no le dé problemas. “Siempre espero llegar en forma a los grandes torneos. No puedes jugar un Grand Slam con problemas físicos menores. Las mujeres pueden soportar las primeras tres rondas sin curarse, pero los hombres no. Siempre hago un precalentamiento de diez minutos antes del partido, y refuerzo mi espalda casi todos los días porque tuve problemas en el pasado. Siempre creí que mi espalda no era lo suficientemente fuerte”, apunta.

Como último apunte, sigue creyendo que su verdadero rival es Nadal: “Si Nadal hubiera jugado Wimbledon y no hubiera perdido esos 2.000 puntos, ¿dónde estaría ahora? Creo que el mejor Rafa todavía está por verse”.

A mí Federer me parece uno de los tenistas que siempre nombraremos cuando se hablen de los mejores. Hay un documental buenísimo de Federer, “Spirit of a Champion” (‘Espíritu de campeón’) de hace un tiempo, pero que condensa muy bien cómo es la persona y el jugador. Os dejo las dos partes de unos diez minutos cada una.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube
Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre