Nov26

Planet 51 (o cómo el ‘bling’ siempre gana)

Publicado por

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle Bookmarks

Que falta dinero, una industria rentable y mecenas à-la-Borgia en el cine español, lleva siendo una crítica desde tiempos inmemoriales. Andar a salto de mata eleva las posibilidades de hacer un bodrio, aunque, en ocasiones, algún iluminado escribe un guión maravilloso con un par de duros. Pero es la excepción. Lo normal es que el éxito vaya del brazo con el dinero. Que se lo digan a ‘Planet 51’, la película española más cara de la historia, que se estrena este viernes. Éxito ya en EE UU y éxito previsible en España. Si fuera rapera, la industria del cine vestiría con mucho ‘bling’…

Los personajes de la superproducción española Planet 51

Los personajes de la superproducción española Planet 51

Primero, las cifras: 40 millones de euros de presupuesto para los estudios Illion Animation, 450 diseñadores y desarrolladores en tres dimensiones (con 3D Studio Max, un programa usado para elaborar videojuegos y que se ha usado por primera vez para montar una película), 3 años de ‘rodaje’, una recaudación de 12 millones de dólares (8 millones de euros) en su primer fin de semana en las carteleras estadounidenses…. y 90 minutos, que es la duración de la cinta y el tiempo que tarda en dar la vuelta al mundo la copia de ‘Planet 51’ que fue trasladada a la Estación Espación Internacional.

Después, los nombres. Y los primeros, los de Pedro Blanco -creador de ‘Commandos’, uno de los videojuegos españoles más exitosos en todo el mundo- y Javier Abad, los directores de la película. Detrás de ellos, más lujo depositado en el guionista de ‘Shrek’ Joe Stillman y, sobre todo, en figuras del stardom del celuloide que ponen su voz a los personajes, como Jessica Biel, Justin Long, Gary Oldman, John Cleese o Sean Williams Scott.

Todos ellos al servicio de esta historia sobre el capitán Chuck Baker, que llega en su aeronave a Planet 51, un lugar que pensaba deshabitado, pero que está realmente colonizado por minúsculos seres verdes organizados en urbanizaciones acomodadas. Y que temen que ese tipejo, el tal Chuck, vaya a perturbar su cómoda y aburguesada rutina diaria. O los invada. O se los coma. Como la vida misma, vaya.

Imagen de previsualización de YouTube

El público responde en taquilla, pero a la crítica le cuesta más deslumbrarse con el bling de Planet 51: “Pasable, pero muy poco original“, dice el New York Times. “Bistutería computerizada e inocua“, afirman desde el San Francisco Chronicle. “Aunque la película está dirigida a niños, los chistes están orientados a adultos y son insustanciales“, atiza por su parte el Philadelphia Inquirer. O lo que es lo mismo, el lustre del dinero, desde una redacción, brilla mucho menos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre