Abr19

El picantón aniversario de Mae West

Publicado por

Fue una rebelde, una retadora, una tía tan ‘peligrosa’ que su frase más recordada es: “Cuando soy buena, soy buena… pero cuando soy mala, soy mejor“. Una neoyorkina, Mae West,  crecida sobre las tablas de la Gran Manzana, que revolucionó la sexualidad de un Hollywood muy puritano en los años 30. Hoy, 19 de abril, se cumplen 83 años de su arresto y condena a 10 días de prisión bajo cargos de obscenidad por su obra ‘Sex’, escrita por la propia West. Curioso, porque 325.000 personas acudieron a verla, incluidos los agentes que fueron a arrestarla… ¡y sus esposas!

Mae West, desde su tumba, tendría una frase afilada para este post...

Mae West, desde su tumba, tendría una frase afilada para este post...

La actriz de Brooklyn tenía 33 años cuando creó la obra y, ni que decir tiene, su arresto aumentó su fama por todo el país. Su debut cinematográfico fue muy tardío. Mary Jane West tenía 38 años cuando apareció por primera vez en  la gran pantalla. Fue en la comedia ‘Night after night’, dirigida por Archie Mayo, y la actriz no se contentó con aparecer en el set, sino que insistió en reescribir algunas de las escenas para sonar más picante. Algo a lo que ya estaban acostumbrados en las tablas neoyorkinas, donde se subía West desde los siete años para bordar los vodeviles. Un género que a ella le venía con una guante de seda, porque se basaba en situaciones de equívocos, segundas intenciones picantonas y números musicales.

Bajo el seudónimo de Jane Mast, escribió muchísimas obras de teatro. Pero fue su papel en ‘Sex’, la obra que ella misma había escrito, producido y dirigido, la que la lanzó a la fama. No sólo porque fuera su primera actuación como protagonista absoluta, sino por el follón policial que contamos anteriormente. La encarcelaron por “corromper los valores de la juventud”. Para entonces, el escándalo ya la había convertido en una estrella. Cumplió sólo ocho de los diez días de condena gracias a su buen comportamiento. Y ni el alcaide de la prisión de Roosevelt Island, ni su esposa, dejaron pasar la oportunidad de cenar con ella en prisión. Mae diría al salir de la cárcel: “Durante la cena llevaba mis braguitas de seda…“. Un personaje, Mae West.

Imagen de previsualización de YouTube

Precisamente sus frases fueron las que hicieron famosa a la actriz. Su mente trabajaba siempre a un nivel superior al resto, y su ingenio le daba para soltar perlas continuamente. A saber:

  • “¿Eso que llevas en el bolsillo es una pistola… o es que estás contento de verme?”
    (se lo dijo a un policía que estaba asignado para protegerla)
  • “Es dulce… pero oh, muy vicioso”
    (sobre un antiguo novio, un gangster llamado Owney Madden que la ayudó a introducirse en Hollywood)
  • Veo un hombre en tu vida…” / “¡Cómo! ¿Sólo uno?
    (de la película ‘No soy un ángel’, junto a Cary Grant)

… y por supuesto, de la misma película, la ya famosa: “Cuando soy buena, soy buena… pero cuando soy mala, soy mejor

Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre