Jul7

¿Te gustó ‘Borat’? Espera a ver ‘Brüno’…

Publicado por

Es posible que descubrieras al actor inglés Sacha Baron-Cohen a través de ese colega tuyo, el friki de Internet, el que te suele enviar los vídeos más delirantes. “Se llama Borat, tío, tienes que ver esto”, te comentaría tu amigo por Messenger. Y entonces alucinaste con el personaje de Cohen, un reportero kazajo, bigotudo, misógino, lenguaraz y lascivo llamado Borat, capaz de sacar de sus casillas a los defensores de los derechos de los animales, o a los amantes de los buenos modales. Después te pusiste a buscar más vídeos suyos, claro…

bruno

Y descubriste que Borat era trataba de un personaje del programa Da Alig G show, emitido en la tele británica en el año 2000, donde Cohen interpretaba dos personajes más. El primero, Ali G, el conductor del show; un rapero incorrectísimo con acento de rapero ‘gangsta’ jamaicano, que hacía guasa de los ecologistas… y hasta de la familia Beckham (“¿te tocabas mirando sus fotos antes de conocer a Victoria?”, le pregunta al futbolista). El segundo personaje era un reportero austriaco (y gay) llamado Brüno. El programa fue un éxito. ¡Hasta la reina de Inglaterra era fan!

Pues bien, aprovechando el éxito de traspasar el personaje de Borat a la gran pantalla hace tres años, Sacha Baron-Cohen vuelve a la carga este fin de semana con “Brüno“, la nueva comedia del actor británico que se estrena el viernes en nuestro país. “La película más importante protagonizada por un gay austríaco desde Terminator 2”, ha llegado a decir Cohen en referencia a Arnold Schwarzenegger.

Imagen de previsualización de YouTube

Brüno es tan infame como el resto de los personajes de Cohen. Reportero gay que trabaja para una revista de moda, el ínclito Brüno se traslada a Los Angeles para entrevistar (sin éxito) a las ‘celebrities’ americanas. Es un tipo frívolo, pesado, antisemita –Cohen es curiosamente judío creyente–, seguidor irredento de la moda y esclavo de sus tendencias. Su pasión por el glamour le lleva a querer colarse en todos los desfiles (“¿Sabes con quién estás hablando? ¡Soy como Jesús, en Austria!” le ha llegado a soltar a un asombrado guardia de seguridad). En otros desfiles, como en éste de Agatha Ruiz de la Prada que aparece en el vídeo de abajo, ha llegado a colarse en la pasarela mientras la seguridad se volvía loca por frenar al inoportuno espontáneo. Algunos dicen que estaba preparado. Otros, que Agatha no se lo tomó demasiado bien, precisamente.

Imagen de previsualización de YouTube

No esperemos maravillas. Las películas de Cohen –excepto la descacharrante “Pasado de vueltas”, donde interpreta a un piloto francés de la NASCAR, Jean Girard— son vehículos de bromas groseras, chistes incorrectos con diversos colectivos y mucha escatología (¿quién no recuerda la escena del masaje en el hotel en Borat?). Es decir, la calidad justa para saber que vas a reirte los 83 minutos de la cinta. Después, a esperar más proyectos de Cohen. Algunos, si se confirman los rumores, prometen emociones fuertes. ¿Se atreverá a protagonizar el remake estadounidense de “Torrente, el brazo tonto de la ley”? Si por incorrecto fuera, sería el actor predestinado para la tarea. Aunque le faltarían unos cuantos kilos de peso. Y su novia, la también actriz Isla Fisher (“Confesiones de una compradora compulsiva”) no quedaría demasiado contenta cambiando su adonis inglés… ¡por un rufián grasiento y seboso!

Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre