Nov20

Las mejores películas navideñas

Publicado por

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle Bookmarks

Te contamos cuáles son las mejores películas de Navidad, los míticos títulos que nos han acompañado siempre en estas fechas y que ya se han convertido en clásicos de la programación televisiva navideña.

Hombre sujetando un mando a distancia, sentado en un sofá junto a una mujer y un perro ataviados con disfraces navideños

Hay películas que han nacido para ser vistas en Navidad, y otras que sin haber buscado esa pretensión, se han convertido en la seña de identidad de estas fiestas. ¿Qué sería de la noche del 24 si en nuestras teles no emitiesen “Qué bello es vivir”? Pues de este y otros títulos míticos queremos hablaros hoy.

Qué bello es vivir

La película más navideña de todos los tiempos lo es por obra y gracia de un descuido, y es que un funcionario de la productora olvidó renovar su copyright y lo que desencadenó ya es historia: todas las cadenas de televisión se la rifaron para emitirla en Nochebuena convirtiéndola en el clásico que es hoy día. Pero, al margen de esta anécdota, lo cierto es que su temática define muy bien el espíritu que debe reinar no solo en estas fechas, sino todo el año: la alegría por vivir.

Dirigida y producida por Frank Capra en 1946, la cinta narra el dilema moral de un hombre (James Stewart) que se siente solo y decepcionado porque cree que su existencia no ha valido la pena. Cuando decide acabar con su vida en Nochebuena, aparece su ángel de la guarda, Clarence Odbody (Henry Travers), que le hará ver, a través de un viaje paralelo en el tiempo, cómo sería la vida en su pueblo si él nunca hubiera existido.

Mujercitas

Otro clásico de estas fechas, sin duda, es la historia basada en la novela de Louisa May Alcott: cuatro niñas a las que las circunstancias que les ha tocado vivir (la Guerra Civil de Estados Unidos) les hace dar el paso a la vida adulta de forma brusca y acelerada. Un baile de trajes de época evocadores, diálogos artificiosos, amor romántico y decorados de cartón piedra que cumplen muy bien su función, con una historia que aún nos hace llorar con la muerte de Beth (Margaret O’Brien) o la renuncia al primer amor de Josephine (June Allyson).

Una película cursi donde las haya, pero a la que no renunciamos cuando llega la Navidad. De todas sus versiones, nos quedamos con la de 1949, producida por la Metro y dirigida por Mervyn LeRoy que, a fin de cuentas, es la que todos tenemos en mente.

Muchas gracias, Mr. Scrooge

Cuentan que fue Charles Dickens quien inventó la Navidad “buenista” y entrañable que hoy conocemos, y lo hizo gracias a “Cuento de Navidad”, la novela de éxito que escribió con tan solo 31 años y en la que se basa “Muchas gracias, Mr. Scrooge”. Desde su publicación, allá por 1843, no podemos evitar pensar que si hay una época propicia para que los malos malísimos encuentren el buen camino, esa es sin duda la Navidad.

Ebenezer Scrooge (Albert Finney), el protagonista de esta historia, es un hombre de avanzada edad, huraño y egoísta, que hace la vida imposible a todos los que le rodean. Una Nochebuena, recibe la visita de tres fantasmas (los de las Navidades pasadas, presentes y futuras), que le irán mostrando ciertos detalles de su existencia para que finalmente aprenda que para ser feliz hay que ser generoso y compartirlo todo con los demás. A pesar de ser una de esas historias de final previsible, hay que decir que la puesta en escena y la banda sonora gozaron de un éxito total en la época, y a día de hoy ha llegado en forma de clásico navideño. Tanto, que hablar de Navidad es hacerlo de Mr. Scrooge, su camisón y su gorro de dormir con borla, y su recurrente “paparruchas”.

Sólo en casa

Macaulay Culkin llegó en los años noventa para quedarse solo en casa y ocupar un hueco insustituible en la parrilla televisiva navideña. Todo empezó cuando el pequeño de los McCallister se queda, por error, en casa mientras la familia sale de forma precipitada para coger un vuelo rumbo París, donde pasará las vacaciones de Navidad. Que nadie se diera cuenta de su ausencia hasta cruzar el charco resultó ser la mejor oportunidad para que Kevin desplegara todo su ingenio y creara una serie de mecanismos para despistar a unos ladrones de poca monta. Una historia sin pretensiones y sencilla, perfecta para pasar un buen rato, donde los malos son más cómicos que canallas y la moraleja final se huele desde el inicio de la película.

La princesa prometida

Aunque de Navidad tiene bien poco, por no decir nada, es una de las películas cuya emisión es recurrente en estas fechas. Basta con “Hola, soy Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir” para que esbocemos una pequeña sonrisa y queramos volver a verla de nuevo. Gigantes, piratas, pócimas curativas, espadachines, acertijos, bosques de los que nunca nadie ha salido jamás… pero sobre todo: amor verdadero, que bien mirado, puede ser esa la clave para que se haya convertido en un clásico navideño. Una opción que merece la pena ver y volver a ver las veces que haga falta, y es que Rob Reiner ha conseguido hacer de “La princesa prometida” un clásico que enamora generación tras generación con su brillante forma de narrar los hechos. Se convierte así en una de las historias de amor más grandes jamás contadas en el séptimo arte, conjugada a la perfección con una serie de aventuras emocionantes y siempre con un trasfondo cómico que no ha perdido ni un ápice de gracia con el paso del tiempo.

Otros títulos míticos

Pero éstas no son las únicas. Todos tenemos en la memoria decenas de títulos que nos devuelven al pasado, a las Navidades junto a la estufa o bajo el calor de una manta, mientras toda la familia disfrutaba, alrededor del televisor, de las películas más esperadas del año. Y no por su calidad –que a veces también-, sino porque era tradición visionarlas en estas fechas. “Gremlins” (1984), “Pesadilla antes de Navidad” (1993), “Eduardo Manostijeras” (1990), “Mary Poppins” (1964), “Los Goonies” (1985), “El Grinch” (2000), “La gran familia” (1962), “La jungla de Cristal” (1988), “Se armó el Belén” (1970), y un largo etcétera.

Y para ti, ¿cuál es la mejor película navideña? Si este año quieres disfrutar también de la programación navideña sin preocupaciones, recuerda que el Seguro de Hogar MAPFRE dispone de la cobertura de asistencia familiar, con la que tendrás a tu disposición personal sanitario, doméstico o docente, para ayudarte a solventar cualquier contratiempo.

Las mejores películas navideñas was last modified: noviembre 20th, 2017 by GeneraciónYoung

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx