Inicio/Música/Festivales/Así será Kazantip 2017

Así será Kazantip 2017

Un mes de rave continua a orillas del Mar Negro. Una república que se forma una vez al año para poder llevar a cabo los sueños de los miles de asistentes que llegan a sus fronteras, principalmente desde Rusia, Ucrania y Europa. Así será Kazantip 2017.

A principios de los años noventa, por toda Europa se desarrolló el fenómeno de las raves. Música electrónica, bebidas energéticas, colores de neón y mucho más. Algunos afortunados se pudieron permitir escapar de su Rusia natal y vivir uno de los momentos más brillantes de la música electrónica.
Hay que comprender la mentalidad.

En los países que acababan de salir de la Unión Soviética, el choque cultural de jóvenes bailando, con la música atronadora y a toda pastilla, la belleza de las playas y el sol marcó un contraste que no se borraría de sus retinas, especialmente cuando tuvieron que regresar a sus fríos países.

Muchos se engancharon. Volvían tanto como sus horarios e ingresos se lo podían permitir. El tech house, el electro house y otros eran lo más diferente que habían oído nunca. No es que en Ucrania o Rusia no hubiera música electrónica; simplemente, no la había así.

Varios se mudaron permanentemente a Europa, viviendo en las capitales de sus estilos favoritos, sin importar que estuviesen en Inglaterra, Holanda, Alemania, España o Francia.

Pero, a algunos de los más emprendedores les surgió una idea: “¿Y por qué no hacemos lo mismo en nuestros hogares?”. Los noventa y principios de los 2000 vieron el desarrollo del capitalismo en los países ex-soviéticos. Y, junto a él, la expansión de las promotoras de eventos musicales y festivales.  Era el inicio de una era donde un completo calendario de festivales se convierte en uno de los reclamos más potentes de la época estival.

Algo así fue lo que ocurrió con Nikolai Karpov, presidente de la República de Kazantip, el festival de música electrónica más popular de Europa del Este. Cada año, suele congregar a unas 100.000 personas en sus fronteras, que solo tienen un único punto de acceso.

Un día en 1991, cuando volvió de fiesta en Ibiza, Karpov se sentó y escribió la constitución de Kazantip. En la carta magna, recogió las reglas del Estado fiestero perfecto: 12 artículos básicos que rigen las normas fundamentales de comportamiento y los derechos de sus ciudadanos (que adquieren la visa con la entrada al festival).

Estas normas son muy laxas, ya que el movimiento de las free parties se caracteriza por la libertad que tienen todos los asistentes, siempre que se respete a los demás.

Sin embargo, en una especie de gobierno personalista, recoge que la constitución puede cambiar en cualquier momento, si así lo decide el presidente. Actualmente, la República de Kazantip es un gobierno de ministros, con una representante elegida de forma semanal por su “belleza y encanto”.

Entre los ministros se incluyen los de “diversión y baile”, “música y luz”, “amor y relaciones” o “ilusiones y milagros”; todos enfocados en hacer del festival a orillas del mar negro una experiencia mágica.
La constitución recoge también los mayores recursos de la república, protegidos por el Gobierno: la playa, el mar, el sol, el cielo, las estrellas y las “chicas de belleza sobrecogedora”.

El vestido tradicional de Kazantip son, según este documento, los bikinis, tangas, pantalones cortos, tacones altos y gafas de sol (pingback a gafas de sol del verano).

Grande, como las tradiciones

El festival se lleva celebrando durante 26 años, y es el más grande de Europa del Este. Este año, Kazantip 2017 se celebrará en Anaklia, Georgia. Esta pequeña ciudad es un balneario, justo donde el río Enguri desemboca en el Mar Negro. En otras ocasiones se ha celebrado en centrales nucleares abandonadas en Crimea, cerca de la ciudad de Popovka.

Los billetes para entrar a la república están casi todos agotados y van desde los 175 euros para alojarse en una tienda de campaña, hasta los 400 para dormir en una suite especial; de forma similar al modelo que usa Tomorrowland. Sin embargo, se pueden adquirir pases de día, que cuestan 90 euros y otros alojamientos fuera del festival, como hoteles.

Como el festival dura un mes entero (del 14 de julio al 14 de agosto) y hay múltiples escenarios, los DJs que van son casi innumerables, muchos no son conocidos, pero sí que hay nombres grandes que tocarán en Georgia: Nina Kraviz, Four Tet o Carl Cox ya han confirmado su asistencia.

Si te has hecho con uno de los pases, seguro que estás esperando ansioso a que llegue el día de viajar al Mar Negro y disfrutar un mes (¡un mes!) de la mejor música electrónica al borde del mar. Tanto si vuelves como si es la primera vez, recuerda que vas a pasártelo bien.

Por ello, y porque los viajes a Europa del Este no son conocidos precisamente por su fiabilidad, lo más sensato es contratar el Seguro de Viajes MAPFRE. Con él, te aseguras de que todos los imprevistos de tu viaje (transporte y equipaje) quedan neutralizados y que todo sale fácil y fluido. ¡Y disfruta tu residencia en la República de la fiesta!

5 junio, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.