¿Qué se puede llevar en el equipaje de mano?

Inicio/Lifestyle/Viajes/¿Qué se puede llevar en el equipaje de mano?

¿Qué se puede llevar en el equipaje de mano?

A grandes rasgos, todos tenemos claro qué se puede llevar en el equipaje de mano y qué no. Sin embargo, hay ciertos objetos que pueden llevar a confusión. Lo mismo ocurre con los límites en cuanto a medidas o peso […]

A grandes rasgos, todos tenemos claro qué se puede llevar en el equipaje de mano y qué no. Sin embargo, hay ciertos objetos que pueden llevar a confusión. Lo mismo ocurre con los límites en cuanto a medidas o peso de la maleta que se quiere subir a bordo. Antes de viajar en avión, tanto si se va a facturar como si no, es conveniente informarse en la compañía de todos estos detalles. Pero, para ahorrar tiempo, te contamos todo lo que debes saber. ¡No te lleves sorpresas!

Medidas del equipaje de mano

Las medidas y el peso del equipaje de mano varían de una compañía a otra. Por eso, no hay que confiar que la maleta cumple más o menos los estándares, porque si ésta se excede lo más mínimo en tamaño o peso, lo más seguro que es se cobre un cargo extra por ello o que haya que facturar.

Por poner algunos ejemplos, Iberia y EasyJet son las compañías aéreas más generosas en cuanto a dimensiones de equipaje. En estos casos, las medidas no pueden ser superiores a 56x45x25 centímetros (incluyendo asas y ruedas), y además se puede viajar en cabina con un accesorio extra, como un paraguas, un abrigo o una bolsa con productos comprados en el aeropuerto. En cuanto al peso, no establecen ningún límite.

Vueling y AirFrance, por su parte, cuentan con unas exigencias más reducidas: 55x40x20 centímetros (Vueling) y 55x35x25 (AirFrance). En ambos casos se puede viajar con otro objeto en cabina, siempre que el total no supere los diez kilos (o los doce para la aerolínea francesa).

Las políticas de equipaje de mano en Ryanair son de las más restrictivas. Si se decide volar con esta compañía, la maleta de mano no puede exceder de 35x20x20 centímetros, y prohíbe llevar accesorios extra, por lo que el bolso, paraguas, etc, habrá que estrujarlo dentro de la maleta. Si se desea disponer de más espacio en cabina, hay que pagar un plus.

Es conveniente tener muy en cuenta esas medidas y pesos, ya que el exceso conlleva el pago de una tarifa extra por sobrepeso o la obligación de facturar dicha maleta. A veces, esta última opción es la mejor, aunque para muchos facturar una maleta les produce cierto terror por si se pierde. Por eso, antes de emprender un vuelo, hay que contar con un buen seguro de viajes  que respalde este y otros imprevistos que puedan surgir.

Qué se puede llevar en el equipaje de mano (y qué no)

Personas con maletas y equipajes de mano caminando por el aeropuerto

https://pixabay.com/es/aeropuerto-viajeros-personas-731196/

Existen ciertas restricciones sobre el contenido del equipaje de mano que se llevan aplicando desde hace varios años, pero aun así, muchas de ellas son aún desconocidas para mucha gente. Parece lógico pensar que no se puede viajar con un cuchillo o un cúter. Sin embargo, existen otros objetos que, a simple vista no son peligrosos, pero que pueden ser requisados por las compañías aéreas, tales como palos de excursionistas, etc.

Objetos punzantes

Respecto a los objetos punzantes que suelen generar ciertas dudas, estos son los que sí se pueden llevar en el equipaje de mano: tijeras (siempre que sean pequeñas y con cuchillas de hasta seis centímetros), cuchillas de afeitar desechables, cortauñas, pinzas de depilar, agujas de tejer y de coser.

En cambio, los que no se pueden llevar nunca en la cabina son: navajas automáticas, cuchillas y navajas de afeitar abiertas, sacacorchos, cuter, cuchillos (con punta de más de seis centímetros), o tijeras grandes.

Aparatos electrónicos

Los objetos electrónicos que no se vayan a facturar deben pasar el control de seguridad en una bandeja independiente. Se consideran como tal: ordenadores portátiles, teléfonos móviles o tabletas, cámaras de vídeo, radios, grabadoras, secadores y planchas para el pelo, maquinillas de afeitar, cepillos de dientes eléctricos, juguetes a pilas, etc.

Hay que tener en cuenta que Estados Unidos y el Reino Unido prohíben llevar en cabina dispositivos electrónicos cuyas dimensiones sean superiores a las de un teléfono móvil, algo que también ocurre en algunos vuelos procedentes de Oriente Medio y África del Norte.

Líquidos

La Unión Europea limita la cantidad de líquidos que se pueden llevar en el equipaje de mano como protección contra la amenaza de los explosivos líquidos. Según estas limitaciones, se pueden transportar líquidos, siempre y cuando estén envasados en recipientes de no más de 100 mililitros. Además, todos ellos deben guardarse juntos en una bolsa transparente con sistema de autocierre y cuyo volumen no supere el litro (aproximadamente 20×20 centímetros). A su vez, esta bolsa debe colocarse de manera visible y separada del resto de equipaje de mano en la bandeja de inspección.

Pero, ¿qué se considera líquidos? Desde agua y otras bebidas, sopas, jarabes, cremas, pastas (como la pasta de dientes), lociones, aceites, perfumes, geles, champús, espumas de afeitar, desodorantes, aerosoles, y hasta botes de mermelada, salsas para untar o quesos blandos.

Medicamentos

Los medicamentos líquidos están exentos de las restricciones de líquidos, pero para poder llevarlos en cabina hay que demostrar que su uso es necesario durante el viaje.

Para pasar este tipo de objetos por el control de seguridad, hay que colocarlos fuera de la bolsa trasparente y en una bandeja independiente. Además, en la medida de lo posible, es aconsejable acompañarlos de la receta médica o justificante, ya que pueden ser requeridos en alguna ocasión.

Si se necesita llevar otro tipo de material médico o si el vuelo es fuera de la Unión Europea, hay que consultar directamente con la con la compañía las restricciones que pueda haber al respecto.

Lo que sí se puede llevar en el equipaje de mano es líquido para lentes de contacto, paquetes de gel refrigerante, medicamentos, píldoras, jarabes, jeringas hipodérmicas, inhaladores y, en algunos casos, cilindros de oxígeno. Lo que no se puede llevar son bisturíes, por ejemplo.

Comida

En general, no se puede llevar comida en el equipaje de mano, a no ser que ésta haya sido adquirida en la zona duty free del aeropuerto, una vez pasados los arcos de seguridad (siempre acompañados de los resguardos de compra).

Pero hay otras excepciones. Los alimentos dietéticos o especiales por alguna intolerancia (como los celíacos) sí están permitidos, pero en cantidades razonables como para ser consumidos por la persona que los porta durante el trayecto en avión. En el control de seguridad hay que presentar estos alimentos por separado y a ser posible con un justificante de la condición particular que obliga a su ingesta.

También se permite subir a bordo comida infantil –siempre que se viaje con niños-, como leche materna (en polvo o de vaca), agua esterilizada para el bebé (tiene que ir dentro de un biberón), potitos para bebés, etc.

5 diciembre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.